Razer Blackwidow V3, review y unboxing en español

Analizamos el último teclado de Razer, el Razer Blackwidow V3...

La mayor duda que nos surgió al hincarle el diente al Razer Blackwidow V3 Pro fue ¿y la versión normal? pues ha llegado el día, tenemos en nuestras manos el Razer Blackwidow V3. Y sí, lo malo de presentar primero los modelos más Pro de una misma familia hacen que echemos en falta ciertos detallitos en la versión más estándar, puesto que no se han limitado a downgradear la conexión inalámbrica. Así que vamos a dejar de andar por las ramas, y pasamos a la review.

Videoreview y unboxing

Como de costumbre, hacemos gala de nuestro cada vez más grande canal de Youtube para mostraros de primera mano el teclado y su embalaje, esperamos que os guste.

El Razer Blackwidow V3

Llega el momento de hincar el diente al teclado, comenzando por sus especificaciones técnicas. El Razer Blackwidow V3 cuenta con unas generosas dimensiones de 450.7 x 154.8 x 42.1 mm y un peso de 1038g sin el reposamuñecas llegando a los 450.7 x 245.1 x 42.1 mm y 1244gr con él . El teclado llega al mercado con los switches verdes y amarillos de Razer, que ofrecen una vida útil de hasta 80 millones de pulsaciones con un tacto y accionamiento exquisitos. Como bien sabéis, los switches verdes de Razer ofrecen un accionamiento táctil sonoro mientras que el amarillo es más suave, sin respuesta táctil y sumamente silencioso. Además, ambos switches cuentan con una carcasa transparente que permite exprimir al máximo la iluminación Razer Chroma del teclado, con su ingente cantidad de efectos en integración con un enorme catálogo de títulos.

El switch se integra en un armazón metálico que, al igual que los switches Razer, ofrece una mayor durabilidad y aporta su granito de arena a la hora de hablar de iluminación. Y es que, como bien sabéis si sois lectores habituales de la web, el armazón metálico de un teclado ofrece mucho más de lo que parece. En primer lugar, y es lo más obvio, durabilidad ya que es un material bastante más robusto que el ABS y aguantará tanto nuestras frenéticas pulsaciones en el fragor de la partida como más de una frustración al perder. Continuamos con el magnífico tacto que nos ofrece el aluminio, algo que nunca está de más tratándose de un periférico Premium y, por último, refleja la iluminación proporcionada por los switches para conseguir una estética superior.

Sobre los switches encontramos keycaps de ABS de doble inyección que ofrecen una durabilidad superior evitando el desgaste o pulido por el uso y manteniendo la serigrafía intacta sin importar cuánto usemos el teclado.

En la esquina superior derecha encontramos un dial multifunción en forma de ruletita y una tecla multimedia que ejercerá una función u otra dependiendo de las pulsaciones seguidas que le hagamos o si es una pulsación mantenida (similar a los taps de los auriculares true wireless). En esta ocasión el dial multifunción tiene un accionamiento impecable, aunque el tacto es plástico en lugar de aluminio. Gracias a este dial podremos ajustar de forma precisamente valores como el volumen o la intensidad de la iluminación pudiéndose configurar su uso desde Razer Synapse. Como sabréis, nos encanta gestionar el volumen desde el teclado ya que es muy cómodo en intuitivo, uno de esos detalles que te parece imprescindible una vez te acostumbras y si puedes otorgar más usos al dial, pues mejor aún.

Encontramos otro pequeño cambio en este teclado vs su versión Pro, y es que se ha sustituido el magnífico reposamuñecas acolchado de su hermano mayor por uno con acabado plástico. Ojo, que cumple a la perfección con su cometido y es bastante cómodo pero nada que ver si lo comparamos con el del Pro. Si optamos por utilizar el teclado sin él, encontramos el clásico diseño del perfil inferior de los clásicos Blackwidow, logotipo retroiluminado incluido.

En lo referente a conectividad en esta ocasión la conexión se hace mediante un cable USB rematado en nylon para asegurar su longevidad. Además, podremos enrutarlo por la trasera del teclado para gestionar mejor el cableado. Por último, y ya que hablamos de la trasera, encontramos un sistema de doble pata para regular la inclinación del teclado y varias zonas engomadas para que se adhiera a la perfección a nuestro escritorio.

Experiencia de uso y conclusiones

El Razer Blackwidow V3 es un magnífico teclado que aúna una gran cantidad de funciones que lo colocan en el top 10 de teclados gaming del mercado, como una cubierta superior en aluminio, los magníficos switches Razer o las teclas de doble inyección, por no hablar de su iluminación mejorada y todo el soporte de Synapse 3 y Razer Chroma RGB. Es cierto que nos hubiera gustado que incluyera el reposamuñecas acolchado pero, la verdad, no es algo por lo que podamos penalizar a esta preciosidad.

Por tanto, la experiencia de uso es sublime por sus switches, materiales, software, iluminación y la polivalencia de su dial multifunción (aunque esperamos que para la próxima sea de aluminio).

En lo referente al precio, podéis adquirirlo por 170€ en Amazon

Por todo esto, otorgamos los galardones de Diseño, Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Razer Blackwidow V3

Categories
Análisis HardwareGame ItGame It TVTecnologíavideoVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY