Razer Stand Perifericos Game It

Razer expone su nueva tecnología en Madrid Games Week 2019

La empresa tecnológica ha añadido un set de PlayStation a su stand habitual y ha presentado un nuevo micrófono interactivo

Una de las ferias de videojuegos más grande y multitudinaria de España, Madrid Games Week, llegó los días 3, 4, 5 y 6 de octubre para presentar la última tecnología gaming, exponer los nuevos videojuegos que se lanzarán pronto al mercado y reunir a una gran cantidad de jugadores dentro de sus cuatro grandes pabellones. Una de las visitas que no podía faltar, como ya sucedió en la pasada Gamergy 2019, es la del stand de Razer, la famosa marca tecnológica fabricante de varios de los periféricos más exitosos del mercado y del famoso ecosistema de iluminación Razer Chroma RGB.

Una larga fila se agolpa frente al puesto de la marca, adornado con sus característico logotipo y rótulo de Élite. Muchos de los asistentes quieren probar los conocidos productos que ya tiene Razer en el mercado y que funcionan a la perfección dentro de la cultura gaming. Uno de los preferidos es el teclado Blackwidow Élite, completamente customizable a gusto del usuario y con un panel de luces adaptado a la tecnología Chroma. Este dispositivo, junto al nuevo ratón DeathAdder Elite, se encuentran en el primer sector del stand, listos para ser probados.

Razer Stand ratonyteclado Game-It

Al tacto, el DeathAdder es suave y muy ligero, su forma y tamaño se adaptan a cualquier tipo de palma y no resulta excesivamente alzado en su parte trasera. Este periférico cuenta con el sensor óptico más avanzado en la actualidad y un cable recubierto de fibra sintética para facilitar el movimiento y evitar roturas. Está diseñado para jugadores de e-sports y cuenta con una selección de presets totalmente independiente de software. Para cambiar los parámetros del ratón, basta con presionar su parte inferior y elegir las opciones que más cómodas resulten al usuario.

En el segundo sector, Razer ha incorporado una zona exclusiva de PlayStation que no estuvo presente en Gamergy 2019. En esta zona, además de la consola de Sony, podían probarse periféricos perfectamente compatibles y con licencia oficial, como un mando mucho más robusto que los estándar DualShock 4 y con dos gatillos extra en la parte trasera completamente customizables.

También estaba presente el micrófono Seiren Élite con los tonos azules característicos de PlayStation y una apariencia sencilla, pero práctica. Poco después se emitiría una pequeña demostración de la versión actualizada de este dispositivo, el Seiren Emote, con el mismo acabado, pero en color negro y la capacidad de proyectar lumínicamente diferentes emoticonos dependiendo de los deseos del usuario. Este adorno adaptativo resulta llamativo para quienes prefieran emitir sus streamings o grabar sus vídeos sin necesidad de ocultar el micrófono y con el añadido de darle un toque divertido a sus planos.

Razer Stand Micro Game It

En el último espacio del stand, además de los periféricos habituales de Razer, podían probarse los cascos Kraken X, una versión simplificada de su producto de gama alta y accesible a cualquier tipo de usuario. Aunque no ofrezcan opción inalámbrica, su estructura sea mucho más sencilla y la articulación del micrófono limitada, la calidad interna no tiene nada que envidiar a otros dispositivos de la gama y son bastante más económicos que la mayoría – en torno a los 50 euros -.

Finalmente, se podía volver a admirar todo el sistema lumínico ofrecido por la tecnología Razer Chroma en conjunto con Phillips. Un despliegue de luces, tanto externas como en los propios periféricos, controlables con un sencillo software y completamente adaptativas a videojuegos, música o el deseo del usuario. Un añadido de color al stand que resultó ser,  como habitualmente, una de las visitas más interesantes dentro de Madrid Games Week 2019.

Categorías
ArtículosGame ItHardwareMadrid Games WeekNoticias

Periodista, ilustradora, diseñadora y marketing manager. Amo las buenas historias por lo que disfruto jugando, leyendo o simplemente escuchando. Crecí en un cibercafé siendo la única chica que comandaba un equipo en Counter Strike y en soledad, recorriendo las costas de Monkey Island y el mundo de Baldur's Gate.

RELACIONADO