Razer Goliathus Chroma, análisis y experiencia de uso

Analizamos la nueva alfombrilla textil de Razer con iluminación RGB

Hace apenas un mes os anunciábamos en Game It la salida al mercado de la Razer Goliathus Chroma, una reedición de la conocida alfombrilla Razer Goliathus que incorpora, como todos los productos de la serie Chroma, iluminación RGB. Esta alfombrilla, que por el momento sólo se comercializa en tamaño mediano, dispone de una superficie textil y, al contrario de lo que sucede con la Razer Firefly, la otra alfombrilla RGB de Razer, es flexible.

Como es habitual, antes de comenzar esta review, queremos agradecer a Razer la confianza depositada en nuestro medio.

Especificaciones técnicas

Antes de meternos de lleno en la review, vamos a repasar las especificaciones de esta Razer Goliathus Chroma, tal y como se reflejan en la web del fabricante:

Como vemos, se trata de una alfombrilla de tamaño medio, con unas dimensiones de 255 x 355 x 3mm, que la convierten en una alfombrilla de tamaño medio en formato 4:3. Además, cuenta con superficie microtexturizada ajustada para una mejor velocidad y control, así como base de goma antideslizante y sistema de sujeción de cables. Por otro lado, cuenta con sistema de iluminación Razer Chroma con 16.8 millones de colores personalizables, cuya configuración podremos gestionar a través de Razer Synapse 3.

Unboxing

Como es habitual en la marca, la Razer Goliathus Chroma se comercializa en una caja en colores negro y verde, en cuyo frontal destaca un render a todo color del dispositivo, junto con el nombre el modelo. Además, en la parte derecha del frontal se aprecia un pequeño círculo que da acceso a la propia alfombrilla, de forma que podemos apreciar su tacto antes de comprarla, si así lo deseamos.  Por otro lado, la parte trasera de la caja incluye un render en el que se destacan las diferentes partes del producto, así como una breve descripción del mismo.

En cuanto a la caja, a diferencia de otros productos de gama alta de la marca, está fabricada en cartón blando, aunque esto no quiere decir que el producto no venga adecuadamente protegido, pues se encuentra encajado en una base de plástico negro y protegido por una capa de plástico transparente en la parte superior.

Una vez retirado el plástico protector, nos encontraremos con la propia alfombrilla, debajo de la cual se encuentra, como es habitual, el manual de instrucciones. El cable de la misma se encuentra debajo de la bandeja de plástico, protegida por una pieza de cartulina negra.

Razer Goliathus Chroma

Tal y como decíamos al inicio de este análisis, la Razer Goliathus Chroma es una reedición de la conocida alfombrilla Razer Goliathus, un producto que combina velocidad y control para ofrecer una gran experiencia con todo tipo de juegos y sensores. Además, al igual que el modelo original, es flexible, lo que facilita su transporte. Así, el elemento diferenciador de esta alfombrilla es la tira RGB que recorre todo su perímetro, unida a la propia alfombrilla por costuras en color negro. Al contrario de lo que sucede en otros modelos como la Razer Firefly, el sistema de sujeción de la tira LED a la alfombrilla resulta claramente visible para el usuario, aunque este hecho se justifica si tenemos en cuenta que se trata de una alfombrilla flexible, que necesita de un robusto sistema de fijación. Por otro lado, hemos de decir que la costura que mantiene la tira LED unida a la alfombrilla parece de gran calidad.

En la parte superior izquierda de la alfombrilla encontraremos el cable USB que conecta la alfombrilla con el ratón y permite la alimentación del sistema de retroiluminación, junto con un sencillo pero efectivo sistema de sujeción de cables, que nos permitirá tener controlado el cable del ratón para que no nos moleste durante nuestras partidas.

Además, como es habitual, la Razer Goliathus Chroma dispone de una base de goma antideslizante, que evitará que la alfombrilla se mueva de nuestra mesa, proporcionando así una mejor experiencia de juego.

Iluminación

Como todo producto de la serie Chroma de Razer, la Razer Goliathus Chroma cuenta con sistema de retroiluminación con hasta 16.8 millones de colores, cuya configuración podremos gestionar a través de Razer Synapse 3, pudiendo incluso crear efectos que se sincronicen entre todos nuestros periféricos Razer.

Tal y como indicábamos en el apartado anterior, la Razer Goliathus Chroma cuenta con una tira LED que recorre todo el perímetro de la alfombrilla, permitiendo así que se ilumine en el color o colores que hayamos elegido. Además, a pesar de contar con costuras a lo largo de todo su perímetro, el hilo utilizado es bastante fino, por lo que no entorpece los efectos de iluminación, algo que es de agradecer.

Software de configuración

Al igual que sucede con los nuevos lanzamientos de la marca, la Razer Goliathus Chroma puede configurarse a través de Razer Synapse 3, el software de configuración de la marca, que nos permitirá gestionar cualquier periférico Razer. A continuación, os dejamos nuestra review y tutorial de Razer Synapse, para que podáis descubrir todos los entresijos de esta herramienta:

Conclusiones

La Razer Goliathus Chroma es una alfombrilla RGB sencilla pero funcional, con una iluminación de calidad que podremos personalizar a través del software de gestión Razer Synapse 3. Además, dispone de acabado textil flexible, lo que nos permitirá transportarla con facilidad, y dispone de soporte para el cable del ratón, para así lograr una mayor comodidad en nuestras partidas. Por ello, desde Game It queremos otorgar a la Razer Goliathus Chroma nuestros galardones de Recomendado y Calidad/Precio.

Podéis encontrar la Razer Goliathus Chroma en Game por 39.95 euros.

Categorías
Análisis HardwareHardware

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

    RELACIONADO