Razer Huntsman, review y unboxing del teclado opto-mecánico de Razer

Analizamos el teclado Razer Huntsman, el primer teclado Razer con su nuevo switch opto-mecánico

Razer es una empresa que destaca por su continua innovación para perfeccionar, cada vez más, sus periféricos y ofrecer así productos a la altura de los jugadores más exigentes. Precisamente por eso la empresa comenzó a fabricar y desarrollar sus propios switches para sus teclados mecánicos, alejándose así de la competencia, y buscando una clara diferenciación del resto. Hoy vamos a presentaros un teclado que es fruto de esta continua búsqueda e innovación, ya que éste es la punta de lanza del nuevo switch de la marca, el teclado opto-mecánico Razer Huntsman

Unboxing

Como siempre comenzamos por el embalaje del teclado, tan sumamente cuidado como en todos los productos Razer. El Razer Huntsman nos llega en un embalaje de cartón negro, con los laterales en el verde corporativo de la marca, cuya carátula está presidida por una imagen del producto y presenta una apertura para que podamos probar el nuevo switch Razer antes de adquirir el teclado. En la trasera podemos ver las especificaciones más destacables del teclado y del nuevo switch opto-mecánico Razer.

Una vez abierta la solapa superior de la caja vemos un pequeño “bolsillito” en la parte interior de la misma que alberga la carta de presentación del producto y la documentación del mismo. Volviendo a la caja vemos el teclado perfectamente sujeto por soportes cartón y bajo una cubierta de plástico rígido transparente que podremos aprovechar para cubrir nuestro teclado cuando no lo estemos utilizando.

Especificaciones técnicas

Veamos la tabla de especificaciones técnicas del producto, extraída de la web oficial del mismo.

Razer Huntsman
Como podéis ver estamos ante un teclado en formato completo que cuenta con unas dimensiones de 448 x 140 x36 mm y un peso de 1.223 g. Como veis, lo más reseñable del mismo es la inclusión del nuevo switch opto-mecánico de Razer del que hablaremos más detalladamente en su correspondiente apartado. El Razer Huntsman es compatible con la plataforma de software de Synapse 3 Beta y la iluminación Chroma (obviamente), pudiendo gestionarse la carga de diferentes perfiles desde dicho software y almacenar hasta 5 en el propio teclado. El Razer Huntsman cuenta con un antighosting de 10 teclas que nos garantiza que no se pierda ninguna pulsación de teclado y la opción de activar el modo gaming (desactivar la tecla windows) además de contar con una frecuencia de respuesta de 1000 Hz.

El Switch Optomecánico de Razer

Antes de meternos de lleno en el teclado propiamente dicho hemos pensado que es mejor desgranar qué es capaz de ofrecernos este nuevo Switch frente al resto de la marca y de otros fabricantes. Antes de nada hay que diferenciar entre los switches mecánicos tradicionales y los opto-mecánicos puesto que los primeros estaban dotados de un mecanismo que incidía en la placa de circuitería del teclado, transmitiendo así la señal. Para evitar que el teclado detectara falsas dobles pulsaciones se daba un margen de tiempo mínimo, de unos 20 milisegundos, para que se considerara el contacto como una nueva pulsación de teclado. En los switches opto-mecánicos cambia el sistema de transmisión de la señal puesto que, a pesar de que seguimos accionando un interruptor mecánico que nos transmite las mismas sensaciones que un switch tradicional, el switch no incide directamente sobre la placa de circuitería del teclado sino que traspasa un sensor láser activando así la señal de pulsación. Con este nuevo mecanismo no solo evitamos el retraso de 20 milisegundos sino que, además, al no entrar en contacto directo con la placa de circuitería no se produce degradación de la misma y aseguramos una mayor longevidad del conjunto.


El switch opto-mecánico de Razer cuenta con una fuerza de actuación de 45g, una distancia de actuación de 1.5 mm y un recorrido total de 3.5 mm, asegurando una vida útil de 100 millones de pulsaciones. Pese a que tiene un recorrido totalmente lineal, se nota tanto al tacto como en el sonido que hemos alcanzado el punto de activación (muy similar a los switches blue), lo que nos permitirá ganar más velocidad durante la escritura o nuestras partidas. Además, el switch incluye una barra estabilizadora que evita el cabeceo de la tecla durante la pulsación.

Sabemos que las comparaciones son odiosas pero viendo las características de este switch es inevitable compararlo con el Cherry MX Speed ya que ambos cuentan con una fuerza de actuación idéntica (45 g) y una distancia de actuación sumamente reducida, aunque el Cherry MX Speed se activa algo más rápido que el de Razer (1.2 mm el cherry y 1.5 mm el Razer) y cuentan con un recorrido total muy similar (3.4 mm Cherry vs 3.5 mm Razer). No obstante a esto hay que sumarle el tacto similar al blue del Razer que permite que, una vez nos hemos adaptado, no hagamos la pulsación completa al notar el punto de activación y ganemos algo de velocidad por no hablar del delay típico de los mecánicos convencionales frente a los opto-mecánicos. Obviamente hablamos de tiempos relativamente ridículos que a la gran mayoría de usuarios nos reportan más bien poco, pero teniendo en cuenta que se busca satisfacer las necesidades de los usuarios más exigentes (como competitivo) hay que entender que cada milisegundo puede ser crucial.

El Razer Huntsman

Volviendo al teclado propiamente dicho y dejando a un lado el nuevo switch de Razer estamos ante un teclado de formato completo en el que se ha cuidado al máximo tanto la estética como la durabilidad del mismo. Para ello se ha utilizado metal para la cubierta del mismo consiguiendo así que el Razer Huntsman sea bonito, agradable al tacto y sumamente robusto conservando un peso contenido para que podamos llevarlo a campeonatos o lan partys sin agregar demasiado peso a nuestro equipaje.

Reforzando este aspecto, el de llevarnos el Razer Huntsman a campeonatos, surge la idea de incorporar una memoria al teclado que permite almacenar hasta cinco perfiles distintos y la posibilidad de usarlos sin tener que instalar ningún tipo de software. Así podremos usar nuestras configuraciones preferidas en cualquier lugar y cualquier equipo sin la necesidad de instalar Synapse 3 ni loguearnos con nuestra cuenta, bastará con conectar el teclado y cambiar de perfil mediante la utilización de las teclas destinadas a tal efecto. Otro aspecto que nos ha llamado la atención es que también podremos ajustar el brillo de las teclas mediante combinaciones de teclado (aunque no cambiar los efectos), de manera que podremos ajustar el brillo sin tener que abandonar la partida para dirigirnos a Synapse 3.

Razer Huntsman
Con respecto a la iluminación creemos que llegados a este punto poco podemos hablar de los efectos de iluminación del ecosistema Chroma de Razer. Como pequeña pega decir que, a pesar de que todas las teclas gozan de su iluminación independiente (como de costumbre), encontramos algunos símbolos que son totalmente opacos y que, por ende, no gozan de la retroiluminación. Estos símbolos son los que acompañan a las teclas numéricas y los que acompañan a las teclas del F9 al F12 (grabación de macros y gestión del brillo de la iluminación)

Otro aspecto que nos ha gustado bastante, y que añade un toque de distinción a este teclado es que los leds de estado del teclado (grabación de macros, activación del teclado numérico, etc) se encuentran sobre las flechas, dejando su posición habitual para una discreta serigrafía de la marca.  Dejando la zona posterior del teclado, y viendo la trasera del mismo, encontramos patas elevadoras de doble altura que permitirán inclinar el la zona posterior del teclado en dos ángulos distintos, además de plano, para ajustarlo al máximo a nuestro gusto. También encontramos multitud de zonas engomadas para asegurar la adherencia del mismo a nuestro escritorio.

Software

Razer continúa apostando por su plataforma de software Synapse 3 y, por tanto, añadiendo cada vez más periféricos y productos a este software. Ya vimos la inclusión de las bombillas HUE de Philips a este software y esperamos con ansia la suma de otras marcas a dicho software. Para todos aquellos que no lo conozcáis os dejamos la videoreview que hicimos en su debido momento.

Conclusiones

A pesar de que estamos analizando un teclado, el Razer Huntsman, está claro que uno de los puntos más llamativos de este teclado es la inclusión del nuevo switch opto-mecánico de Razer por lo que vamos a valorarlo por separado. El switch ofrece muy buenas sensaciones de uso, con las bondades para escritura del switch MX Blue y su tacto “clicky” y la velocidad de actuación superior que se asemeja a un MX speed (salvando las distancias). Gracias a esto tenemos un interruptor totalmente polivalente, tanto para escritura como para juegos, que nos garantiza una vida útil superior al no incidir sobre la circuitería y un tiempo de respuesta inferior. Los 45 g de actuación son suficientes para evitar pulsaciones involuntarias, aunque como siempre esto es algo bastante subjetivo ya que depende de gustos personales.

El Razer Huntsman es un teclado que viene a reafirmar lo que ya todos sabemos de los productos Razer, ofreciendo una estética cuidada, materiales de primerísima calidad y los beneficios de Synapse 3 y el ecosistema de iluminación Chroma. Consideramos un “pequeño fallito” el que no se iluminen los símbolos de las teclas que hemos mencionado anteriormente aunque, la verdad sea dicha, no lo consideramos algo excesivamente importante. Otro aspecto a tener en cuenta es que podamos almacenar hasta cinco perfiles en el propio Razer Huntsman y la posibilidad de cambiar de perfil sin necesidad de instalar el software, algo muy útil para poder utilizarlo en otro equipo sin necesidad de tener internet o realizar la instalación de software.

Por todo esto otorgamos los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Razer Huntsman.

Razer Huntsman
Razer Huntsman
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxingVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO