Razer Phone, probamos el smartphone para gamers de Razer

Un dispositivo que no dejará a nadie indiferente.

Razer es una de esas marcas que no necesita presentación en el mundo de los periféricos gaming, reconocida mundialmente por jugadores amateur y profesionales. En esta ocasión, en Game It vamos a analizar el Razer Phone, el smartphone para gamers que fue anunciado en noviembre de 2017, y que promete ofrecer una experiencia multimedia apta para los más exigentes.

Antes de entrar de lleno en la review, queremos dar las gracias a Razer por darnos la oportunidad de analizar este terminal.

Especificaciones técnicas

A continuación, veamos las especificaciones técnicas de este Razer Phone, extraídas de la web del fabricante.

Como podemos ver, se trata de un smartphone de lo más completo, con especificaciones de gama alta, pensado para satisfacer las necesidades de los usuarios más exigentes.

Unboxing

Razer es una de esas marcas que se caracerizan por cuidar hasta el más mínimo detalle, incluso el packaging. Así, este Razer Phone se comercializa en una caja negra de textura rugosa, con el logotipo de la marca en la parte frontal y una descripción del contenido en la parte trasera. Una vez abierta la caja, a través del cierre con imán, lo primero que vemos es la clásica carta de bienvenida de Razer, debajo de la cual encontramos el propio Razer Phone envuelto en plástico fino. Además, en el interior de la caja también encontraremos un manual de instrucciones, una púa para acceder a la bandeja de SIM, un adaptador de corriente, un cable USB y un adaptador de Type-C a conector de audio jack. Lo primero que llama la atención acerca de estos accesorios es su calidad, pues ambos cables están recubiertos de textil trenzado para aumentar así su durabilidad.

Razer Phone

El Razer Phone es un dispositivo de grandes dimensiones que llama la atención a primera vista, ya que presenta un diseño muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en el mercado actual, con un panel frontal con altavoces encima y debajo de la pantalla, estratégicamente ubicados para ofrecer una gran experiencia multimedia.

En la parte frontal, encontraremos una pantalla de 5.7 pulgadas con resolución QHD acompañada por altavoces superior e inferior, una cámara frontal, sensor de proximidad, y un LED de notificaciones perfectamente integrado en el altavoz superior, pero con un tamaño quizás algo escaso. En este caso, los controles de navegación están integrados en la pantalla para un mejor aprovechamiento del frontal.

Por su parte, la trasera es metálica está presidida por el logotipo de Razer, acompañado por una doble cámara con flash situada en la parte superior izquierda. La parte trasera de este terminal tiene un tacto muy agradable, que no resulta resbaladizo, pero en el que las huellas se marcan con facilidad. Por otro lado, las bandas de la antena se encuentran bastante disimuladas en los bordes superior e inferior.

Como habréis podido observar, hasta ahora no hemos hablado de la ubicación del sensor de huellas dactilares, y es que Razer ha optado por colocarlo en el botón de bloqueo, ubicado en el lateral derecho, una ubicación quizás algo inusual, pero que ya hemos visto en otros teléfonos con anterioridad. Este botón no sobresale del cuerpo del terminal y está ubicado en la zona media del lateral, por lo que en ocasiones resulta difícil de ubicar. Un poco más arriba encontraremos la bandeja de SIM y tarjeta de memoria que, en este caso, sólo nos permitirá utilizar una única nanoSIM.

Por otro lado, los botones de volumen están ubicados en el lateral izquierdo del terminal, y tienen una inusual forma redonda, con un buen feedback pero un tacto quizás un poco duro.

En la parte inferior del dispositivo encontraremos el puerto USB Type-C de carga y transferencia de datos, que también nos servirá para conectar los auriculares, ya que este Razer Phone, al igual que muchos dispositivos actuales de gama alta, no dispone de puerto de audio jack. Junto a este puerto USB también encontraremos un micrófono de cancelación de ruido.

En cuando a peso y dimensiones, estamos ante un terminal con un peso de 197 gramos, quizás un poco elevado, y unas dimensiones de 158.5 x 77.7 x 8 mm, que se justifican por la superficie abarcada por los altavoces.

Autonomía

El Razer Phone cuenta con una batería de 4.000 mAh, una capacidad superior a las tendencias del mercado actual e incorpora tecnología de carga rápida Qualcomm Quick Charge 4.0+, que nos permitirá cargar la mitad de la batería en 25 minutos y la carga completa en algo menos de una hora utilizando el cargador de serie.

Esta capacidad de batería parece augurar una experiencia muy superior a lo que estamos acostumbrados a ver en phablets actuales, pero la realidad es que obtendremos unos resultados similares, con unas 5 horas de pantalla en un día o día y medio de uso con juegos, redes sociales, aplicaciones de mensajería y correo electrónico, etc.

En lo que a temperatura se refiere, Razer ha hecho bien los deberes, pues el terminal suele mantenerse bastante frío incluso en largas sesiones de juego, donde lógicamente la temperatura aumenta ligeramente, pero se mantiene en niveles completamente normales.

Software y rendimiento

El Razer Phone monta un procesador Qualcomm Snapdragon 835 con 8 GB de memoria RAM, un conjunto que promete hacer las delicias incluso de los usuarios más exigentes. Este procesador cuenta con cuatro núcleos Qualcomm Kryo 280 a 2,45 GHz y cuatro a 1,9 GHz, siendo el más potente del mercado. Por su parte, en lo que a almacenamiento se refiere, dispone de 64GB de memoria interna, una cifra quizás un poco baja para un terminal de gama alta, pero que se puede compensar fácilmente mediante una tarjeta microSD de hasta 2TB.

Como es de suponer, se trata de un terminal que responde perfectamente a cualquier tipo de exigencia en el uso diario, ofreciendo una navegación muy fluida en todo tipo de aplicaciones, incluyendo el uso de todo tipo de juegos.

El Razer Phone se comercializa con Android 7.1.1 con vistas a una futura actualización a Oreo en el primer trimestre de este año, y ofrece una experiencia pura, sin más personalización que un Nova Launcher Prime customizado por la marca.

Además, el fabricante incorpora algunas aplicaciones propias, como el Game Booster, que nos permitirá gestionar los ajustes de potencia y ahorro de energía en función de la aplicación o juego en uso.

A continuación, veamos cómo se comporta este Razer Phone si lo sometemos a tests sintéticos.

Pantalla

El Razer Phone cuenta con una pantalla de 5.7 pulgadas y resolución QHD. Sin embargo, lo más importante de esta pantalla no es su tamaño ni resolución, sino su frecuencia de actualización de 120Hz, posibles gracias a la tecnología IZGO, que no pasa desapercibida al ojo humano, no sólo a la hora de jugar, sino también dando una increíble sensación de fluidez añadida en las transiciones entre aplicaciones.

Este ajuste de fps es dinámico, lo que nos permitirá disfrutar de un acertado equilibrio entre una gran experiencia de usuario y una buena autonomía. Además, el fabricante ha optado por la incorporación de ajustes relacionados con la pantalla, permitiendo así al usuario cambiar la frecuencia de refresco de la pantalla a 60, 90 o 120Hz, así como la resolución de pantalla entre 1440p, 1080p o 720.

Por otro lado, se trata de una pantalla que ofrece un buen color y contraste, que nos permitirá disfrutar de todo tipo de contenido, pero con un brillo máximo de 300 nits, una cifra quizás un poco baja para un terminal de gama alta. Sin embargo, la experiencia es muy buena en interior, y cumple en exterior.

Cámara

El Razer Phone incorpora dos cámaras de 12 megapíxeles con grabación de vídeo 4K y flash de doble tono, un conjunto que de entrada parece augurar una calidad de imagen propia de la gama alta. Sin embargo, este conjunto no parece ir acompañado por un buen trabajo a nivel de software, lo que hace que los resultados se sitúen por debajo de las expectativas.

Así, la doble cámara tiene un papel testimonial, que sobre el papel nos permitirá realizar un zoom óptico 2X que en la práctica no otorga buenos resultados, y no dispone de modo retrato.

Uno de los mayores inconvenientes de la cámara de este Razer Phone, es que el disparo es bastante lento, especialmente si hacemos uso del modo HDR, lo que hace que sea muy fácil sacar fotografías borrosas si no hacemos uso de un trípode, un escenario poco habitual. Pese a todo, es posible realizar fotografías decentes en presencia de luz diaria, pero el ruido es notable en escenas de poca luz.

A continuación, os dejamos una muestra de fotografías tomadas con este Razer Phone.

 

Sonido

Tal y como anunciamos al inicio de este análisis, el Razer Phone monta altavoces en el marco superior e inferior y dispone de certificación Dolby con soporte Dolby Atmos, con el objetivo de ofrecer una gran experiencia multimedia. Así, el volumen máximo es realmente elevado pero sin que ello implique una pérdida de calidad.

Algo que sorprende en un terminal con el grosor de este Razer Phone, es que no se haya mantenido el puerto de audio jack, obligando al usuario a utilizar auriculares inalámbricos, Type-C, o hacer uso de un adaptador que el fabricante, eso sí, incluye de serie. Además, el adaptador dispone de certificación THX, lo que lo convierte en un valioso accesorio.

Conclusiones

El Razer Phone es un dispositivo que ofrece un excelente rendimiento, lo que, en conjunto con su gran pantalla y la ubicación y calidad de los altavoces, permitirá disfrutar de una experiencia gaming y multimedia de gran calidad incluso a los usuarios más exigentes, cubriendo un nicho de mercado hasta ahora inexplorado. Sin embargo, este excelente conjunto se ve empañado por una cámara que no termina de convencer en un terminal de gama alta.

Este Razer Phone puede adquirirse Amazon.es por un precio de 739,78€, más que acertado para todo lo que este Razer Phone tiene que ofrecer, y muy por debajo de otros terminales de gama alta con inferior potencia.

Por todo lo expuesto anteriormente, desde Game It queremos otorgar a este Razer Phone nuestro triple galardón.

Categorías
Análisis HardwareAndroid

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

    RELACIONADO