Razer Tartarus V2, review y unboxing del nuevo keypad meca-membrana de Razer

Analizamos el Razer Tartarus V2, el nuevo keypad de Razer con mecanismos meca-membrana

Está claro que Razer ofrece un amplio abanico de posibilidades a la hora de escoger nuestro setup, y más aún si nos centramos en la multitud de variantes que tienen algunos de sus periféricos. Hoy vamos a analizar la evolución de uno de sus productos, enfocado al gaming, con un público bastante especializado pero que cuenta con cada vez más adeptos, el keypad Razer Tartarus V2.
Antes de comenzar agradecer a Razer la cesión del producto para su review.

Características técnicas

Comenzamos con la tabla de características técnicas, extraídas de la web del producto
Como podéis ver se trata de un mini-teclado gaming que pone a nuestra disposición 32 teclas totalmente configurables y con full anti-ghosting para que podamos realizar cualquier acción, utilizando únicamente una mano y con total comodidad. El periférico cuenta, como es de esperar, con un diseño ergonómico para que su uso sea mucho más cómodo que el de un teclado normal y, además, incluye más posibilidades como un pequeño stick analógico en el lateral izquierdo y una rueda de scroll para obtener ese plus gaming que buscan los usuarios de este tipo de dispositivos. Los switches escogidos para este Razer Tartarus V2 son los nuevos interruptores meca-membrana de Razer, situando a este Tartarus V2 a medio camino entre el Tartarus y el Orbweaver. Por último la posibilidad de tener ilimitadas macros y perfiles de juego que podremos gestionar, junto al resto de ajustes, desde Synapse 3 (PC) o Synapse 2 (MAC)

Unboxing

Razer mantiene el embalaje estándar que hemos visto en otros periféricos de este tipo, con un predominante color negro en la portada y la trasera y el verde corporativo para los laterales. Como viene siendo habitual en la portada del embalaje vemos una imagen del producto con la iluminación chroma encendida dejando las características principales para la parte trasera de la caja. Una vez abrimos el frontal de la caja encontramos, perfectamente encajado en un marco de espuma, el Razer Tartarus V2. Bajo esta capa de espuma encontramos el cableado del periférico, la carta de presentación de Razer y la documentación del mismo (incluyendo el típico juego de pegatinas con el logo Razer)

El Razer Tartarus V2

Comenzamos con las posibilidades que ofrece este Razer Tartarus V2 y la experiencia de uso del mismo. Tal y como comentábamos al inicio del post estamos ante un producto con un target muy definido, los jugadores más pro que necesitan periféricos especialmente diseñados para el juego y que, además, necesitan un plus de comodidad puesto que tienen sesiones de juego maratonianas.

Tal y como comentábamos en la review de su predecesor, este tipo de periféricos tienen cierta curva de aprendizaje, puesto que todos estamos acostumbrados a un teclado normal con limitadas opciones de configuración, y este tipo de dispositivos no solo ponen ante nosotros muchísimas más opciones sino que también se salen del formato estándar poniendo en una única mano 32 teclas, un stick analógico, una rueda de scroll y la posibilidad de configurar todo esto con diferentes perfiles, macros y un largo etcétera.

Como suele ocurrir con todo este tipo de dispositivos, una vez nos hemos hecho a él y lo hemos configurado a nuestro gusto y acorde a las necesidades que cada tipo de juego nos plantea, es obvio que ofrece una gran ventaja a la hora de jugar ya que podemos tener cualquier acción que queramos en el botón que mejor nos convenga.

Dejando a un lado la multitud de opciones que nos ofrece este tipo de dispositivos, el Razer Tartarus V2 mantiene las mismas premisas que sus predecesores dentro de la marca, una ergonomía muy cuidada que facilita el acceso a todas y cada una de sus teclas con total comodidad. También encontramos un reposamuñecas retirable sumamente cómodo, rematado en piel sintética, muy similar al que hemos encontrado en los últimos teclados Razer y que tan buen resultado da. Este reposamuñecas cuenta con dos posiciones de ajuste para que se adapte perfectamente a la morfología de nuestra mano o nuestro ángulo de agarre, haciéndolo aún más cómodo.

En la zona izquierda del Razer Tartarus V2, y pensado para ser usado con el dedo pulgar, encontramos el stick analógico de ocho direcciones, un botón con forma de palanca que hace las funciones de barra espaciadora y en la zona superior el sustituto de la tecla alt. También encontramos tres indicadores led que nos indicarán la configuración seleccionada mediante un código luminoso que podremos configurar vía software. En las teclas centrales encontramos la serigrafía en relieve de las flechas de dirección, para poder localizarlas mediante el tacto y hacer el uso del Razer Tartarus V2 más intiutivo aunque todo esto, obviamente, es meramente orientativo ya que a través del software correspondiente podemos cambiar la configuración de todas y cada una de las teclas del Razer Tartarus V2.

En lo que a iluminación se refiere encontramos todas las posibilidades que Chroma nos ofrece, con un total de 8 efectos predefinidos y que podremos aplicar a todo el espectro RGB y todos los que podremos crear o descargar desde la propia web Razer, obteniendo así configuraciones ilimitadas.

En lo que a software se refiere os dejamos la review que hemos hecho recientemente del software Synapse 3, utilizando este mismo periférico entre otros, para que veáis la multitud de opciones que pone a nuestro alcance usando una interfaz bastante cuidada e intuitiva.

Experiencia de uso

Tal y como adelantábamos al inicio este tipo de dispositivos tienen una curva de aprendizaje bastante elevada, pero una vez te has acostumbrado te cuesta volver a jugar sin uno de éstos por la gran cantidad de posibilidades que ofrece y lo cómodo que es. El joystick integrado es bastante útil aunque no ofrece la sensibilidad necesaria como para ser utilizado para el movimiento de nuestro personaje, siendo útil en algunos géneros como los shooters para ser utilizado como rueda selectora de armas. La rueda de scroll ofrece un desplazamiento por puntos bastante preciso y, la verdad sea dicha, para todos aquellos que estamos acostumbrados a tener una rueda selectora de volumen en nuestro teclado tradicional nos viene realmente bien trasladar esta función al keypad aunque sus opciones de uso van mucho más allá. El resto es algo que, como vimos en Orbweaver y Tartarus, ofrece un plus de personalización y ergonomía para el ámbito gamer (aunque también podemos llevarlo a otro tipo de usos) gracias a la accesibilidad, ergonomía y opciones de personalización que ofrece.

Teniendo en cuenta que tiene un precio de unos 89.99€ en la razersotre creemos que Razer ha ajustado bastante los precios, teniendo en cuenta los materiales de fabricación y el target de mercado tan relativamente reducido al que va destinado.

Por todo esto otorgamos al Razer Tartarus V2 los galardones de Calidad Precio, producto recomendado y producto premium.

Razer Tartarus V2
Razer Tartarus V2
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareMacPCTecnologíaUnboxing

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO