Razer Tomahawk Mini-ITX, review y unboxing en español

Analizamos el Razer Tomahawk Mini-ITX, un chasis sumamente premium y gaming en formato reducido que hará las delicias de los fans de la marca...

Continuamos analizando los chasis que Razer ha lanzado recientemente con la review del pequeño de la familia, el Razer Tomahawk Mini-ITX. Estamos pues, ante un chasis de formato reducido que ha pasado de tener un reducido nicho en el mercado a ser un top ventas por su reducido espacio y la posibilidad de ser usado como consola o centro multimedia en nuestra sala de estar o despacho. Razer ha visto el tirón de este formato compacto y, además de este chasis, ha lanzado un equipo compacto (con o sin RTX incluida) para aprovechar el tirón y poder subirse a ese tren a tiempo. Pero volvamos a centrarnos en lo que tenemos entre manos, el Razer Tomahawk Mini-ITX es un chasis de formato compacto que cuenta con una estética muy similar a la de su hermano mayor pero con notables diferencias, de tamaño sobre todo, que lo hacen una muy buena opción para montar nuestro PC de alto rendimiento y reducido tamaño.

Antes de comenzar, como de costumbre, agradecemos a Razer el préstamo de la unidad para la realización de la review

Videoreview

Volvemos a hacer gala de nuestro canal de YouTube para mostraros en detalle y de forma gráfica todas las bondades de esta preciosidad. Esperamos que os guste


El Razer Tomahawk Mini-ITX

Comenzamos la review con las especificaciones y compatibilidades del Razer Tomahawk Mini-ITX, un chasis que cuenta con unas medidas de tan solo 321.5 x 206.2 x 367.2 mm y un peso de 5.8 Kgs. En estas reducidas dimensiones podremos instalar placas base Mini-ITX y Mini-DTX junto con fuentes de alimentación en formato SFX y SFX-L, disipadores de hasta 165 mm y gráficas de hasta 320 mm, lo cual es indicativo de lo bien que se ha aprovechado cada rinconcito del chasis para dar cabida a hardware de alto rendimiento y opciones de refrigeración capaces de mantenerlo en condiciones óptimas de funcionamiento.

Si pasamos a ver el chasis propiamente dicho vemos que se ha fabricado con una robusta estructura de acero de 0.8 mm de espesor y dos paneles de vidrio templados en sus laterales. Al igual que en su hermano mayor encontramos un panel liso fabricado en acero y rematado en negro mate sobre el que destaca el logotipo de la triple serpiente de Razer retroiluminado en el verde corporativo de la marca. Este panel está flanqueado por dos rejillas de ventilación, con perforaciones cuadrangulares y sus respectivos filtros antipolvo. Al retirar el panel vemos que encontramos con un anclaje para la instalación de un ventilador de 120 mm para el intake de aire en el chasis y que, nuevamente, cuenta con un filtro antipolvo preinstalado (a pesar de que las tomas de aire del panel cuentan con el suyo propio).

Si pasamos al panel izquierdo vemos un panel vidrio templado que cuenta con un sistema de bisagras que permite que el vidrio se abra cual puerta y se afiance al chasis mediante un sistema de imanes, sin poder retirar completamente el panel. En la cámara principal encontramos un pequeño hueco para instalar nuestra fuente de alimentación, en la zona superior frontal del chasis y dejando espacio suficiente para la instalación de un radiador y ventiladores, y un cable para enrutar la alimentación de la fuente hasta la trasera del chasis. Justo debajo de este montaje encontramos perforaciones para la instalación de una unidad de almacenamiento de 3,5/2,5”.

El panel superior cuenta, al igual que el resto del chasis, con una fabricación en acero de primerísima calidad y un patrón de perforación cuadrangular. Tras retirar el panel podemos acceder a la bandeja, también extraíble y desplazable hacia delante o atrás para acomodarla a nuestra distribución, en la que instalaremos la refrigeración superior pudiendo instalar dos ventiladores de 120 mm o un radiador de hasta 240 mm. Además, en dicho panel está incluido el panel de puertos frontal que consta de dos puertos USB 3.0, botones de encendido y reinicio, jacks de audio y un USB Type C.

Si pasamos a la zona inferior del chasis encontramos una bandeja totalmente despejada y perforada que permitirá la instalación de dos unidades de almacenamiento o dos ventiladores de 120 mm para mejorar notablemente la refrigeración de nuestra gráfica en particular y del conjunto en general, dado el poco airflow de entrada que ofrece un único ventilador de 120 mm en el frontal con un panel sólido y dos filtros de aire (recomendamos encarecidamente retirar, al menos, uno de ellos). No obstante, y para nuestra sorpresa, este panel carece de filtro alguno por lo que todo este intake de aire arrastraría suciedad hacia el interior de nuestro equipo. Si continuamos con la zona inferior del chasis vemos, además, que encontramos dos tiras LED y sus correspondientes difusores para ofrecer una iluminación underglow controlada por Synapse 3 y con las bondades del ecosistema Razer Chroma RGB, una aunténtica delicia estética.

Si pasamos al lateral derecho vemos, al igual que en el izquierdo, un panel de vidrio con un tinte relativamente oscuro que disimula nuestra gestión de cableado a la par que ofrece una estética sublime al conjunto. El panel, al igual que su opuesto, cuenta con sistema de apertura con imanes. En esta zona encontramos suficiente espacio para la gestión de cableado y conseguir un montaje bastante limpio sin mucho quebradero de cabeza, con suficientes puntos de anclaje y un abultado hueco para el cableado sobrante así que chapó por este sentido en el Razer Tomahawk Mini-ITX.

Por último, en la trasera del chasis encontramos la posibilidad de instalar otro ventilador de 120 mm para el exhaust del aire caliente del chasis y con tres ranuras Pci-E.

Conclusiones

El Razer Tomahawk Mini-ITX es un chasis de reducido tamaño y fabricación en acero que goza de una estructura robusta y una gestión del cableado excelente, contando con materiales Premium y las bondades de la retroiluminación Razer Chroma RGB. Entre sus especificaciones más llamativas encontramos la posibilidad de instalar refrigeración líquida de hasta 240 mm o, si optamos por el aire, disipadores de hasta 165 mm, gráficas de gran formato y suficientes bahías para la instalación de unidades de almacenamiento (3 x 3,5/2,5”). En lo referente al rendimiento térmico y, pese a no haber podido hacer pruebas, encontramos alguna que otra contradicción como la inclusión de un doble filtro en el frontal (uno en cada una de las rejillas laterales y otro dedicado en el ventilador) y ninguno en el panel inferior, aunque siempre podremos retirar los del frontal.

En lo referente al precio, podéis encontrar el Razer Tomahawk Mini-ITX en Coolmod, Amazon o PcComponentes con un PVPR de 199.95€

Por todo esto, otorgamos los galardones de Diseño, Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Razer Tomahawk Mini-ITX

Categories
Análisis HardwareGame ItGame It TVPCTecnologíaUnboxingVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY