Razer Viper, review y unboxing

Analizamos el Razer Viper, el ratón más rápido y duradero del mercado
Razer Viper

Como bien sabéis, Razer es una marca que se caracteriza por desmarcarse de la competencia e innovar en aquellos ámbitos donde la competencia se estanca ofreciendo así mejoras imbatibles aplicadas en sus periféricos más emblemáticos. Hoy tenemos en nuestras manos la revisión de un ratón extremadamente emblemático de la marca, que llevaba muchos años sin una versión nueva, que implementa dos novedades extremadamente importantes en el mercado: el Razer Viper

Unboxing del Razer Viper

El Razer Viper nos llega en el embalaje estándar de los ratones de la marca de las tres serpientes, presidido por los colores negro y verde y la imagen del ratón en la portada de la caja, dejando la trasera de la misma para las especificaciones técnicas del mismo. Una vez abierta la solapa superior accedemos a una doble bandeja de cartón que alberga al Viper bajo una cubierta de plástico protectora, la documentación, carta de presentación del periférico y el set de pegatinas que Razer incluye siempre con sus productos.

 

El Razer Viper

El Razer Viper es un ratón que recupera el comodísimo diseño ambidiestro de su predecesor aunque cambia radicalmente su estética, que anteriormente era transparente para dejar ver la iluminación de las entrañas del ratón, y sus prestaciones por unas mucho más modernas y llenas de innovaciones firmadas por Razer. Pero antes de entrar en materia veamos las especificaciones técnicas del Razer Viper

  • Sensor óptico Razer 5G de 16000 DPI
  • Hasta 450 pps (IPS)/ aceleración de 50 G
  • 1000 Hz Ultrapolling
  • 69g de peso
  • Diseño ambidiestro
  • Switches ópticos Razer con durabilidad de 70 millones de clicks
  • Razer Speedflex cable
  • Almacenamiento de 5 niveles de DPI
  • Rueda de desplazamiento con tacto gaming
  • Iluminación Razer Chroma RGB de 16’8 millones de colores
  • Compatible con Synapse 3
  • 8 botones programables con Hyperesponse
  • Dimensiones: 126.73 mm X 66.2 mm X 37.81 mm
  • Cable: 2.1 m

Visto esto, está claro que Razer ha sacado la artillería pesada en lo que a prestaciones se refiere, con un sensor de alta resolución que ofrece unas prestaciones simplemente brutales y dignas de un ratón de gama alta. Pero no es esto lo que llama nuestra atención porque, siendo honestos, no es el primer ratón de Razer que vemos con este sensor y queremos ir «al meollo» de las innovaciones que trae este Razer Viper bajo el brazo.

La primera de ellas, la más importante, es que Razer ha sustituido los interruptores mecánicos propios por unos ópticos (también fabricados por Razer). No sabemos si recordaréis la review de alguno de los teclados Razer Huntsman que han pasado por nuestro banco de pruebas, ya que este teclado sustituye los switches mecánicos por ópticos, pero os refrescamos la memoria. Normalmente cuando pulsamos un botón un switch, o interruptor, actúa de forma mecánica sobre una placa de circuitería cerrando un circuito para que se envíe la señal. Para evitar que se detecten falsas dobles pulsaciones se daba un margen de tiempo mínimo, de unos 0’6 milisegundos, para que se considerara el contacto como una nueva pulsación de botón. En los switches ópticos cambia el sistema de transmisión de la señal puesto que el switch no incide directamente sobre la placa de circuitería del ratón sino que traspasa un sensor láser activando así la señal de pulsación. Con este nuevo mecanismo no solo evitamos el retraso de 0’6 milisegundos sino que, además, al no entrar en contacto directo con la placa de circuitería no se produce degradación de la misma y aseguramos una mayor longevidad del conjunto llegando a los 70 millones de clicks de durabilidad frente a los 40 millones de clicks de un ratón de gama alta, una auténtica maravilla

Pero la incorporación de los nuevos switches ópticos al Razer Viper no es la única novedad que incorpora, y es que también vemos un nuevo tipo de cableado, más liviano y flexible, denominado Razer Speedflex. Este cable, que goza de un precioso y resistente mallado en nylon que lo protege del rozamiento, es tan liviano y flexible que da la sensación de que la funda de nylon estuviera totalmente hueca (y no lo está). Y muchos os preguntaréis ¿Y esto, para qué? La respuesta es bien sencilla, al ser tan sumamente liviano y flexible el speedflex de Razer nos dará una libertad de movimientos que se acerca muchísimo a la de un ratón wireless pero sin sus puntos negativos que serían el aumento de peso (por la batería) y de precio. Por tanto, poco podemos añadir en este sentido salvo un «chapó».

Una vez hemos visto las dos puntas de lanza del Razer Viper vamos a ver el ratón propiamente dicho. Tal y como comentábamos estamos ante un ratón de diseño ambidiestro cuya cubierta está fabricada en plástico negro brillante de gran calidad. Pese a ser ambidiestro, el Razer Viper es muy ergonómico y francamente cómodo sea cual sea nuestro tipo de agarre. Algo que nos ha llamado la atención, pese a que es un detalle mínimo y sin importancia, es que no podemos ver la silueta del logo en la parte trasera del ratón si la iluminación está apagada consiguiendo así un acabado uniforme y discreto para aquellos que quieran llevar su ratón preferido a la oficina.

La botonera también es totalmente ambidiestra ya que cuenta con dos pares de botones laterales (un par en cada lateral) para que tanto zurdos como diestros puedan utilizar dos botones laterales con total comodidad. Encontramos pues, 8 botones programables que serían: la botonera principal, los 2 pares de botones laterales y el click de la rueda selectora. Sabemos que ahora mismo no os cuadran las cuentas, ya que solo hemos mencionado 7 botones, y se debe a que el octavo se encuentra situado en la base del ratón junto a un LED de estado. Este botón también es programable pero, siendo honestos, no se nos ocurre otro uso útil que no sea el que tiene predeterminado: el cambio de DPI al vuelo. Con este botón podremos ir alternando entre 5 perfiles de DPI que podemos personalizar desde Synapse 3 y que tendrán un código de colores que se mostrará en el LED del ratón, por lo que podremos cambiar de DPI sin necesidad de acceder al software (hay que abandonar e la partida) ni asignar un botón de la cubierta del ratón para tal fin (así evitamos pulsaciones accidentales).

Conclusiones

El Razer Viper es el resultado del encomiable trabajo de desarrollo que hay tras el incesante afán de innovación que tanto nos gusta de Razer, y es que mientras la competencia se afana por copiar el diseño de rejilla para conseguir ratones extra ligeros, Razer ha apostado por innovar por una vía paralela. El resultado es un ratón con un cableado más ligero y flexible que no renuncia a la durabilidad y switches ópticos para que el ratón tenga una vida útil brutal y un rendimiento digno de competición. A esto hemos de sumarle la calidad y el diseño que desprenden todos los productos de la marca, con unos acabados exquisitos y una tabla de especificaciones técnicas que da auténtico vértigo. Ahora solo nos queda esperar ver en qué otros modelos de la marca podremos ver el cableado Speedflex y los interruptores ópticos.

En lo referente al precio, podemos adquirir el Razer Viper por 89.99€ en la Store de Razer

Por todo esto, otorgamos al Razer Viper los galardones de Diseño, Producto Premium y Producto Recomendado

Razer Viper
Razer Viper
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxingUncategorized

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO