Red faction guerrilla portada game it

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered. Análisis en Xbox One

A pico y pala

THQ Nordic ha decidido desempolvar sus licencias para darles un lavado de cara y volver a colocarlas en el mercado. Sin entrar a valorar esta estrategia, este es el tercer título que analizo en estas circunstancias, tras The Raven Remastered y de Blob 2. Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered es un caso especial a mí entender, por inesperado y porque la franquicia sí ha gozado de un reconocimiento mayor años atrás. La saga ambientada en Marte se ganó el corazón de los “peceros” en su primera aparición en 2001, pero diez años después, Volition, creadores de Saints Row, buscaron acomodar la saga a un estilo que estuviera de moda y pasaron del shooter en primera persona al mundo abierto en tercera, claro; es que un año y pico antes lo estaba “petando” GTA IV de Rockstar. 

Red faction infografía game it

Así se veía y así se ve la roca de Marte

En pocas palabras, Red Faction es un GTA de la “oldgen” ambientado en Marte donde la trama nos lleva a un conflicto civil por el poder del planeta rojo. Nuestro protagonista (Alec Mason), bastante genérico y falto de carisma, dirigirá la revolución sociomilitar. Como os podéis imaginar, tendremos que reconquistar territorios (de hecho cinco sectores: Parker, Dust, Badlans, Oasis y EOS) a la vez que avanzamos en la trama principal, para continuar tendremos que haber reducido la influencia del EDF en dicho territorio para así pasar al siguiente, vaya lo normal en estos casos. La evolución de nuestro personaje viene a partir de las piezas; estas desbloquearán nuevo armamento y mejoras. Podremos equiparnos con tres armas, siendo la cuarta nuestro mejor compañero de viajes: el martillo. Pero, ¿qué hace diferente e incluso divertido y original, a fin de cuentas, este Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered? Pues un motor gráfico, el Geo-Mod 2.0 que nos permitirá destruir de manera más o menos realista, y sorprendente si pensamos que el juego es de 2009, toda edificación que veamos. En pocas palabras, Mason es “el tío del martillo”, o si lo preferís “Demolition Man”. Existe algo mágico, poético y desestresante en destruir a pico y pala los campamentos enemigos, es sin lugar a dudas lo mejor del juego. Reventar paredes…

¿Qué ha cambiado en esta Re-Mars-tered? la verdad no demasiado, mejoras en la luz, sombras y texturas, una resolución 4K para las consolas más potentes (Xbox One X y Ps4 Pro) y poco más. A pesar del esfuerzo, esta puesta al día sigue arrastrando lo peor de la generación pasada, el popping, el clipping y unas físicas en los coches y en momentos puntuales ridículas hoy en día. Pero lo curioso de todo esto es que gracias al concepto destructivo, a su progresión bien medida y a la ambientación (hay pocos juegos localizados en Marte), consiguen que la diversión no se vea afectada por estos detalles técnicos.

Esta re-edición puede ser también catalogada como una “Complete Edition”, pues trae consigo la expansión “Demonios de Badlands”, donde cambiamos de personaje protagonista y sirve de precuela, bastante interesante por cierto; E incluye un modo online poco concurrido pero más entretenido de lo esperado, sobre todo gracias a los jetpacks exclusivos que podremos encontrar solo en este modo. Sí, poco profundo pero como digo entretenido para echar unas horas extras, en el caso de querer exprimir un poco más el juego, que ya de por sí da para bastantes horas.

Red faction guerrilla experiencia game it

Conclusiones de Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered

Inesperada actualización de uno de los juegos olvidados de su época (2009), quizás de manera bastante injusta. Destaca principalmente por su poder destructivo/demoledor, para que os hagáis una idea rápida es como un Just Cause pero menos frenético, como mundo abierto su propuesta sigue vigente aunque limitada, y a pesar de notarse los años del juego base pues es una remasterización a medio gas, sigue siendo en sus más de quince horas de su aventura principal realmente entretenido. Si quieres esto será sólo el principio, eventos que dejasteis en la primera vuelta y nuevos modos de dificultad, e incluso un DLC “Demonios de Badlands” y un modo online que como bonus resulta ameno. Pensando que es un juego que sale a precio reducido en consolas (30 euros), en Steam es gratuito para los que tuvieran el original, es una oportunidad de adentrarte en la saga y si ya lo jugaste, decirte que la decisión será mucho más controvertida, pues no existes grandes mejoras, aunque sigue siendo tremendamente divertido. Imagino que la editora busca sondear un posible nuevo Red Faction, que estaría bien, para qué engañarnos, pero la pregunta es: ¿Qué tipo de juego sería? Mientras se lo piensan, “el tío del martillo” está de vuelta,…Ah y ¿Cuál será el próximo juego remasterizado, THQ Nordic?  

Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered
6
Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered
The Good
  • El poder del martillo y las demoliciones en general.
  • La progresión.
  • La ambientación (sandbox en Marte).
  • Da para muchas horas...(20 mínimo).
  • El añadido de Demonios de Badlands.
The Bad
  • Forzosa remasterización, se nota que es un juego de 2009.
  • Protagonista poco carismático.
  • Pantallas de carga lentas para un juego actualizado.
  • Cinemáticas técnicamente horrorosas.
  • Interesante
    6
Categorías
AnálisisGame ItMicrosoftPCPlayStation 4SonyUncategorizedXbox One

RELACIONADO