Remnant: From the Ashes

Remnant: From the Ashes. Análisis Xbox One

El nuevo sucesor espiritual de la saga "Souls" desarrollado por el estudio Gunfire Games.

La distribuidora Perfect World Entertainment junto al equipo de desarrollo Gunfire Games, creadores de Darksiders III, nos traen Remnant: From the Ashes una nueva propuesta del género «Souls». Podríamos calificar a este título como el «Frankestein» de los videojuegos del 2019 porque no solo toma referencias de la obra de FromSoftware sino que también coge elementos de otros estilos del mercado. Pero no os dejéis asustar por eso porque Remnant junta todos estos alicientes en un juego realmente sorprendente.

Algo más que Dark Souls

La trama principal de Remnant: From the Ashes nos sitúa a finales de la década de 1960 cuando la humanidad se ve azotada por la aparición de unas criaturas malignas procedentes de otra dimensión. Tal es su poder que casi consiguen extinguir a los humanos y ahora 80 años después bajo el papel del elegido/a y trabajando para el Refugio 13, debemos explorar diferentes dimensiones para darles caza y conseguir recursos para sobrevivir. Todo ello para reconstruir el legado de la humanidad. Este refugio nos servirá como base principal en el que podemos conocer algo más del lore de la historia a través de los diferentes NPCS de la zona, así como comprar y mejorar nuestro equipamiento, conseguir potenciadores de armas o simplemente utensilios que podemos utilizar en combate. A su vez también funcionará como punto de partida para los diferentes mapeados a los que podemos acceder gracias a una enorme piedra roja.

Bajo este pretexto salimos a explorar una serie de escenarios repletos de enemigos a cuál más temible y abrumador, que se irán expandiendo a medida que avancemos en la historia del juego. Esta se estructura acorde avancemos en los acontecimientos por las distintas dimensiones dando caza a un sin fin de criaturas, todas ellas con diseños únicos evitando ser repetitivo en este sentido. En Remnant: From the Ashes todo está generado aleatoriamente, es decir, desde el momento en que empezamos la partida tanto la organización del mapa como los enemigos son aleatorios. Lo mismo ocurre con los objetos y utensilios que podemos encontrar explorando. Pero el encanto de este sistema no acaba aquí. Porque incluso los jefes finales se ven afectados por esta mecánica que, en su conjunto, ofrece un sin fin de horas de juego si queremos descubrir todos los secretos que el estudio nos tiene escondidos y enfrentar a los más de 20 jefes. Convirtiéndose en una obra rejugable que por más que la empieces nunca vivirás los mismos sucesos ocurridos de la partida anterior.

Remnant: From the Ashes

El sistema saca provecho de la novedosa mecánica implantada de la aleatoriedad, haciendo que muchos de los enemigos aparezcan de la nada o se reinicien al descansar en una de las piedras rojas. Estas rocas permiten que nuestro personaje recupere salud y munición, además de servir como punto de control y transporte entre las diferentes zonas importantes. El equipo de Gunfire Games coge referencias directamente de las obras de Miyazaki como en la movilidad del personaje o la forma en la que tiene de ejecutar comandos, asemejándose un poco más a lo visto en sus entregas Bloodborne y el reciente Sekiro. Remnant: From the Ashes mezcla estos conceptos más característicos de FromSoftware y los pule hasta llegar a su gusto para crear un combate completo en todos sus sentidos. En esta ocasión contamos con elementos clásicos del género como la barra de resistencia: la que nos permite tanto correr como esquivar los golpes con la tradicional voltereta o paso atrás; utensilios para recuperar algún estado alterado o simplemente para recuperar una parte de nuestra salud. Y al igual que ocurre con Sekiro, en Remnant también tenemos un objeto especial de X usos que nos recupera por completo la barra de vida.

Aunque su influencia más clara sea la saga Souls, prefiere renunciar sus elementos característicos enfocando toda la acción de su combate al shooter en tercera persona sin perder ningún ápice de su jugabilidad. Esta decisión por parte del estudio nos deja con una mecánica la mar de completa compuesta por tres armas: una principal corta, una secundaria de largo alcance que va desde escopetas y fusiles de caza hasta francotiradores, y una tercera arma cuerpo a cuerpo perfecta para ayudarnos a rematar todo aquello que se acerque demasiado a nosotros. De esta manera y juntando la obligación de ser habilidosos ante el control, se crea un conjunto armónico la mar de dinámico y rápido, pero exigente por partes iguales. Sobre todo cuando tenemos en cuenta tanto las curaciones como la munición son escasas en este mundo, sabiendo controlarnos en situaciones de acorralamiento y tener un buen control de nuestra resistencia.

Remnant: From the Ashes se adentra un poco más en la jugabilidad ofreciendo al jugador la posibilidad de personalizar al personaje con tres clases diferentes: Cazador, Exseguidor de secta y Chatarrero. Cada una de ellas se basa en un estilo de lucha diferente, en el caso del Exseguidor destaca en el apoyo y el combate a media distancia; el Cazador es experto en los enfrentamientos a larga distancia y Chatarrero en el combate directo cuerpo a cuerpo. A su vez el título cuenta también con la opción de desbloquear nuevo equipamiento a medida que avanzamos en la trama. De esta manera podemos comprar mejores prendas de protección y armas, o simplemente mejorar los que ya tenemos para conseguir estadísticas mayores.

Remnant: From the Ashes

Completando el conjunto encontramos elementos tan interesantes e importantes como los utensilios. Objetos que encontraremos con un poco de exploración escondidos por el escenario y que nos permitirán obtener ciertas bonificaciones durante la partida como anillos o collares. Por otro lado tenemos los modificadores de arma, que nos permiten conseguir habilidades especiales por tiempo limitado como disparar balas con daño de fuego o crear una armadura de raíz. Estos potenciadores se equipan en la propia arma y si queremos utilizar uno concreto simplemente debemos tener equipada dicha arma para ello. Y si os parece poco las posibilidades que nos ofrece Remnant en cuanto al personaje, deciros que a medida que juguemos y derrotemos enemigos iremos consiguiendo una serie de puntos que sirven para mejorar los atributos del propio protagonista. De esta manera podemos aumentar la vida del mismo, el aguante a los golpes, la defensa contra la podredumbre entre otros beneficios.

Darksiders From the Ashes

Desde el primer momento en que nos ponemos bajo los controles de Remnant: From the Ashes se nota la espina que tiene Gunfire Games clavada desde el desarrollo de Darksiders 3. Quedando reflejado en el apartado gráfico y sobre todo artístico del título, que bebe mucho del diseño que pudimos ver en la entrega de la Jinete Ira. En esta ocasión y para el mapa principal, tenemos una ciudad devastada y engullida completamente por la raíz, destacando los tonos grises, oscuros y pobres así como los rojizos más pronunciados de las raíces de la podredumbre. Pero este no es el único escenario que visitaremos, ya que en Remnant tenemos una gran variedad de entornos que lucen con una calidad gráfica de sobresaliente.

El estilo cel shading-cartoon es una técnica que cada vez vemos más y en diferentes acabados, pero en esta ocasión confieso que al título de Gunfire Games le sienta realmente genial dejándonos zonas muy diversas y bonitas visualmente: desde mazmorras en forma de alcantarillas hasta terrenos con una gran cantidad de vegetación a su alrededor y colores más llamativos. Y es que el uso de Unreal Engine 4 se nota desde el primer momento luciendo uno de los campos artísticos más potentes del año, bien sea en la distribución de escenarios así como en el propio diseño de personajes, enemigos y sobre todo los impresionantes jefes finales. Lástima que, a pesar de funcionar casi perfectamente en su conjunto, Remnant: From the Ashes tenga algunos problemas en su carga de texturas tanto en la propia jugabilidad explorando y en donde más llama la atención, las cinemáticas.

Remnant: From the Ashes

Por su parte, Remnant ofrece un buen acabado en la variedad de efectos de sonido para todas las criaturas presentes, movimientos de personajes y armas disponibles. Incluso si estamos un poco atentos durante la partida, el propio juego nos avisa segundos antes de la aparición de un enemigo fuerte para prepararnos para lo peor. La obra nos llega completamente traducida y doblada al castellano, con un reparto de actores potente además de fuerte con un nivel de localización alto y agradable. Gesto que se agradece mucho para adentrarnos aún más en el lore de la trama y sobre todo, enterarnos de algunos comentarios en plena acción de la batalla.

Conclusión Remnant: From the Ashes

Gunfire Games no revoluciona el género «Souls» ni tampoco lo pretende. Sin embargo, sí consigue hacerlo propio con nuevas ideas interesantes y llevándolo a su propio terreno con gran acierto. Remnant: From the Ashes es un desafío para todos los amantes del género que encontrarán matices importantes como su rejugabilidad basada en la aleatoriedad o su amplio contenido. La dificultad en ocasiones no llega a ser muy alta, pero en momentos clave esta aumenta haciendo de la experiencia un dulce pastel para los más exigentes. Es cierto que la historia si fuera tratada con más importancia tendríamos un título redondo en todos sus aspectos. Aun así su maravillosa jugabilidad, entornos y sistema de combate lo convierten en uno de los pelotazos del año.

Política notas Game It

Remnant: From the Ashes
8
Remnant: From the Ashes
The Good
  • Rejugabilidad interesante basado en la aleatoriedad.
  • Más de 20 jefes finales.
  • Ambientación y diseño artístico.
  • Sistema de combate y jugabilidad.
The Bad
  • Problemas en cargas de texturas.
  • Historia interesante, pero se desinfla rápidamente.
  • Muy bueno
    8
Categorías
AnálisisMicrosoftPCPlayStation 4SonyVídeosXbox One

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:

RELACIONADO