Ryse Son of Rome. Análisis PC

A pesar de que Ryse Son of Rome se anunció a bombo y platillo como uno de los grandes títulos de lanzamiento con los que contaría Xbox One, asegurándose...

A pesar de que Ryse Son of Rome se anunció a bombo y platillo como uno de los grandes títulos de lanzamiento con los que contaría Xbox One, asegurándose que sería un juego exclusivo de la consola de nueva generación de Microsoft, poco menos de un año es lo que ha tardado Crytek en lanzar una versión para PC que muy pocas novedades nos ha aportado.

Ante todo queremos aseguraros que afrontamos este análisis desconociendo la versión de Xbox One ya que, particularmente, nunca he jugado a ella, por lo que este no será un ejercicio de comparaciones, aunque es algo que a veces se torna francamente complicado porque son muy pocas las novedades que se pueden apreciar. Ryse Son of Rome llega a PC este mismo 10 de octubre.

Un imperio romano envenenado

En Ryse Son of rome nos encontramos con una historia de lo más típica en cuanto al imperio romano, donde nuestro protagonista, Marius, nos contará la historia de su vida mientras charla con el emperador Nerón. Lo cierto es que estamos ante una fábula de lo más predecible en la que se puede saber cuál es el final desde la primera cinemática si prestamos algo de atención, con toques mitológicos romanos como son los dioses y el más que famoso Damocles, que en esta ocasión no presentará su espada habitual.

ryse son of rome

Con esto no queremos decir que la historia en sí no este bien ni mucho menos, pero últimamente parece que Roma solo da para historias de venganzas, imperios corrompidos y las arenas del circo, algo que tampoco se ha obviado en este caso (aunque se ha abusado de él mucho menos de lo esperado). Nuestro cometido será ver las aventuras del protagonista desde sus propios ojos, viviendo todas sus desdichas y participando involuntariamente en todo un circo de acontecimientos.

La parte más negativa de la historia sin embargo está en su duración, ya que a pesar de que tiene numerosas cinemáticas no hemos llegado mucho más allá de las cinco horas para ponerle fin, algo que se nos ha antojado un poco corto. Si a esto le añadimos que estamos ante un título totalmente pasillero, donde no habrá prácticamente nada de exploración y solo deberemos encontrar antiguos escudos para desbloquear vistas o registrar cadáveres, su rejugabilidada es prácticamente nula.

Agota, ensarta y repite, así de sencillo

Reconozco que afronté el reto de analizar Ryse Son of Rome desde la perspectiva de alguien que nunca había jugado al título y que, no yendo mucho más allá de ver algún vídeo gameplay o demostración en vivo de su jugabilidad, no esperaba grandes cambios en este sentido: mi sorpresa sin embargo ha sido mayúscula al ver que ni mucho ni poco, nada. Estamos ante un título donde el baile de muerte y sangre que suele llevar esta clase de juegos de acción, y más en esta época, se rompe constantemente por unas ejecuciones llevadas a cabo mediante QTE en donde tan solo se nos pedirá el uso de dos botones, y en base a lo bien que lo hagamos se nos premiará con mayor o menor puntuación, siendo el resultado de una mala actuación nada más que una simple anécdota en la inmensa mayoría de los casos.

ryse son of rome

Los escenarios que visitaremos serán meros tránsitos de un punto a otro, donde como ya decimos la exploración no será una opción, teniendo que lidiar continuamente con los mismos enemigos una y otra vez (y decimos los mismos porque incluso su apariencia se repite hasta la saciedad). En cuanto comenzamos el juego y pasamos del tutorial, nuestro primer combate será el 90% de la experiencia que tendremos en Ryse Son of Rome, donde solo en algunos momentos tendremos que realizar formaciones con nuestros legionarios (la formación de tortuga es particularmente fiel a la experiencia, aunque volvemos a repetir la posibilidad de usar solo dos teclas), dar órdenes simples como que nuestros arqueros nos cubran (otra vez una tecla) o lanzar nuestros pylums ensartando a los enemigos de Roma.

A lo largo de la historia nos encontraremos con distintos jefes o enemigos más poderosos, que lo único que harán es que tengamos que rodar de vez en cuando como mucho. Como se suele decir en la variedad está el gusto, y en Ryse Son of Rome nos hemos encontrado un combate anodino que no dejará a nadie indiferente.

A la falta de rejugabilidad tenemos que hablar de un multijugador que no pasará a la historia pero que por lo menos otorga algo de variedad. En él tendremos que enfrentarnos a los distintos enemigos de la campaña, pero con algunos extras como cumplir objetivos por esquivar flechas o destruir objetos. Todo esto servirá para mejorar todavía más a nuestro personaje (aquí vemos que podemos hacerlo con micropagos), algo que podremos hacer en tres modalidades distintas: Solo, Ronda a Ronda y Arena. En el primero de los casos, como es lógico, será una aventura en solitario mientras que en los otros dos casos podremos gozar de un compañero en cooperativo.

Roma como nunca antes la habíamos visto

Sin duda estamos ante el gran punto fuerte del título de Crytek y es que el acabo gráfico de Ryse Son of Rome no ha dejado de maravillarnos durante un solo instante. Si Xbox One fue altamente criticado porque el juego llegó a 900p (algo que seguimos sin tender demasiado porque las diferencias son mínimas) en esta ocasión contamos con el potencial que un PC puede ofrecer, llegando en full hd y sus 1080p e, incluso para los más exigentes, 4K.

ryse son of rome

Los escenarios están recreados a la perfección, con parajes que parecen de lo más naturales. Los personajes que nos encontramos, e incluso el propio Marius, dan la sensación de estar vivos por momento, especialmente en las cinemáticas, con un refinamiento de los gestos faciales muy buenos y un detalle en el pelaje increíble. También vemos cómo las animaciones han sufrido un pequeño retoque y están mucho más pulidas, dejándonos escenas más creíbles y suaves. El sonido por su parte acompaña a la perfección a un juego que llega doblado y traducido a nuestro idioma, por lo que los que tengáis algún problema con el inglés lo tendréis muy fácil.

En conjunto Ryse Son of Rome presenta una de las mejores experiencias visuales que hemos visto hasta la fecha, recreando una Roma antigua a la perfección y una época en la que los romanos y sus legiones eran los que derramaban la sangre de medio mundo.

Conclusiones de Ryse Son of Rome

Casi un año después de que el título llegara a Xbox One como uno de los juegos revolucionarios de la nueva generación, lo cierto es que nos hemos sentido bastante defraudados por su paso al PC. Si lo que estáis buscando es una experiencia visual única y ver una historia típica de romanos estáis ante una muy buena opción, aunque tendréis que lidiar con las escenas jugables que no son más que un medio para un fin: disfrutar de unas cinemáticas soberbias.

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=si-9tMh8UlI&list=UU9HxZRmRFoJo-gP8RbFSWhQ’]

Lo mejor

  • Gráficamente de lo mejor que hemos visto hasta la fecha.
  • Las animaciones suavizan la acción y las hace más creíbles…

Lo peor

  • …aunque por desgracia la monotonía del combate se encarga de enterrarlas.
  • Historia demasiado corta, con 5 horas más un multijugador que tampoco pasará a la historia.
  • Falta total de libertad y de exploración.
  • Rejugabilidad prácticamente nula.
Categories
AnálisisPC

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.
    One Comment
  • Wisak
    9 octubre 2014 at 17:50
    Leave a Reply

    Me espero a la versión de Super Nintendo.

  • Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY