Saints Row IV: Re-elected. Análisis PS4

Los Saints llegan por primera vez a la nueva generación de consolas en la enésima remasterización que se lanza desde la generación de Playstation 3 y Xbox 360. En...

Los Saints llegan por primera vez a la nueva generación de consolas en la enésima remasterización que se lanza desde la generación de Playstation 3 y Xbox 360. En esta ocasión, el juego trae todos los DLC disponibles hasta el momento, incluyendo la expansión Gat out of Hell que podremos jugar sin la necesidad de tener Saints Row 4, título que analizamos en su momento y dejó el listón bien alto.

Una historia de otro mundo

Para los que no hayan probado las entregas anteriores de Saints Row, los Saints comenzaron siendo una pequeña banda de pandilleros que, tras tres juegos, fueron ganando poder en Estados Unidos. En este último capítulo comenzamos con un componente de los Saints que, tras un acto heroico, es nombrado presidente de los Estados Unidos de América.

Tras asentarnos en la casa blanca y resolver algún dilema, como elegir entre curar el cáncer o acabar con el hambre en el mundo, comienza una invasión alienígena que supone el inicio de una campaña llena de momentos surrealistas en la que trataremos de parar el ataque extraterrestre con armas tan innovadoras como la dubstepadora, que obligará a bailar a nuestros objetivos antes de fulminarlos.

saints-row-iv-re-elected-screenshot-10-1920x1080

El principal reclamo de esta edición Re-elected es la expansión Gat out of Hell, un contenido independiente al juego que nos situará en una sesión de Ouija realizada por la pandilla y que acabará con Jonnhy y Kinzie visitando al mismísimo Satán. Esto, junto al conjunto de DLCs que ya pudimos disfrutar en Playstation 3 y Xbox 360, completan esta reedición de lo último de Saints Row.

Una banda sonora presidencial

El aspecto sonoro del juego es de gran nivel con temas de Aerosmith, OutKast o Blur, entre otros, que realza mucho la interpretación chulesca de los personajes durante las cinemáticas. Por otro lado, mientras estamos conduciendo, tenemos un sistema de radio muy similar al que podemos encontrar en los Grand Theft Auto, en el que continúan los grandes temas musicales que hacen muy entretenidos los paseos de punta a punta de la ciudad.

maxresdefault

Si la banda sonora del juego es la cara de este juego, en la cruz nos encontramos con los aspectos gráficos, y es que nos encontramos ante una ciudad con una gran cantidad de detalles pero no están debidamente cuidados. Si es cierto que ya con la versión para la pasada generación echamos en falta más perfección en las texturas, esto no cambia demasiado con la versión Re-elected, que no cumple las expectativas en este aspecto de lo que cabe esperar para un juego de la nueva generación de consolas.

A pesar de esto, no podemos pasar por alto la gran cantidad de opciones que tenemos a la hora de personalizar a nuestro protagonista, tanto en su aspecto como en alguno de sus movimientos que están muy logrados.

Por otro lado, una de las características que le daba un plus al juego, como son los comandos de voz, solo pueden utilizarse si tenemos la consola configurada en inglés, lo que convierte esta función en algo prácticamente inútil.

El poder del presidente

Durante la campaña de Saints Row IV, al contrario que en las entregas anteriores, nuestro protagonista irá adquiriendo poderes especiales, como supervelocidad o la capacidad de planear durante una caída. A esto le añadimos divertidas armas, como la dubstepadora que ya hemos mencionado antes, o una variedad de armas alienígenas que provocan situaciones desternillantes a lo largo del juego.

El tono cómico del título logra en muchas ocasiones suplir sin problemas las deficiencias técnicas que podemos encontrar en el juego y este aspecto va creciendo cuanto más nos adentramos en la aventura, sobre todo en el contenido de los diferentes DLCs.

Gat out of Hell

Si nos centramos en la expansión independiente del juego, podemos decir que se ha convertido en el principal motivo por el cual comprar esta remasterización. Este DLC nos ofrece nuevas misiones que ocuparán alrededor de 5 horas si nos dedicamos a completar las misiones principales y bastante más si queremos completar todos los objetivos secundarios.

img32858

A pesar de que el juego agradece esas nuevas misiones en el infierno, igual que tenemos una nueva dosis de diversión, nos volvemos a encontrar con los mismos problemas, sobre todo a nivel gráfico, que ya hemos mencionado antes.

En definitiva, esta expansión está a la par en casi todos los aspectos con el conjunto del título, siendo una gran opción para tener más horas de diversión a todos aquellos que disfruten con el humor gamberro que nos ofrecen los chicos de Volition.

Conclusiones

Saints Row IV continúa con la línea que marcaron sus predecesores, aunque cada vez se aleja más del estilo de sandbox clásico con el que lanzaron la primera entrega que buscaba seguir la estela de Grand Theft Auto.

En los aspectos técnicos, el juego quizá no está a la altura de la nueva generación, pero esto se ve compensado, sobre todo para los seguidores más fieles, con la historia tan gamberra y el humor ácido que suda el juego.

La cantidad de horas de juego extra que nos traen los DLCs que vienen incluidos en la versión Re-elected, especialmente con Gat out of Hell, son un buen motivo de compra, y más para aquellos seguidores que no pudieron disfrutar del juego en su versión para Playstation 3 y Xbox 360.

En definitiva, un juego que nos ofrece horas de diversión aunque no vaya a pasar a la historia por su calidad gráfica.

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=lUbJz1kQ1sw’]

Lo mejor

  • Horas y horas de juego gracias a todo el contenido añadido en esta nueva versión.
  • El tono cómico del juego lo convierte en algo único.
  • Los superpoderes dan una vuelta de tuerca al género.

Lo peor

  • El apartado gráfico está lejos de lo esperado en la nueva generación.
  • Los comandos de voz son una opción estéril en España.
Categorías
AnálisisArtículosPlayStation 4UncategorizedXbox One

RELACIONADO