Samsung Galaxy Tab S4, análisis y experiencia de uso

Analizamos una de las tablets más potentes del mercado

Hace ya unos meses que en Game It iniciamos una colaboración son Samsung, uno de los grandes referentes en lo que a smartphones, wearables y tablets se refiere. Después de haber analizado el Samsung Galaxy S9+ y el Samsung Galaxy Watch, hoy es el turno de probar una de las tablets más potentes de la marca, la Samsung Galaxy Tab S4 4G.

Especificaciones técnicas

Como es habitual en Game It, empezaremos haciendo un repaso de las especificaciones técnicas de este dispositivo, tal y como se reflejan en la web del fabricante.

Como vemos, se trata de una tablet de 10.5″ de lo más completo, que cuenta con un procesador de 8 núcleos con 4GB de RAM y 64 GB de memoria interna que podremos ampliar mediante microSD. Además, tiene soporte para tarjetas SIM.

Unboxing

La Samsung Galaxy Tab S4 se comercializa en una sencilla caja de color negro, en cuyo frontal no encontraremos más que el nombre del dispositivo y una brevísima lista de sus especificaciones más relevantes, lista que será ampliada tanto en contenido como en detalle en la parte posterior de la caja.

Una vez retirada la tapa, lo primero que nos encontramos es la propia tablet envuelta en una fina bolsa que la protegerá de arañazos. Debajo de la tablet, encontraremos un manual de instrucciones, una púa para abrir la bandeja de la SIM, el bolígrafo S Pen, y un cargador junto con un cable. Como vemos, Samsung no ha escatimado en lo que a accesorios se refiere, incluyendo el S Pen de serie, un accesorio que su competencia suele comercializar aparte.

Samsung Galaxy Tab S4

La Samsung Galaxy Tab S4 es una tablet con un diseño sencillo pero cuidado. El frontal está presidido por una gran pantalla AMOLED de 10.5 pulgadas con un marco de aproximadamente medio centímetro, que puede parecer elevado en comparación al estándar actual en móviles, pero que no lo es para nada en el mercado de tablets. Además, la parte superior del frontal alberga una cámara frontal, un elemento imprescindible en cualquier tablet para su uso en videollamadas, así como un sensor de iris que será utilizado para reforzar el desbloqueo facial. Sin embargo, sorprende que Samsung se haya decantado por el lado corto para la cámara frontal, ya que este elemento suele utilizarse con la tablet en posición horizontal, especialmente si hacemos uso de una funda plegable o un teclado.

En el lateral derecho encontraremos los botones de volumen, de una sola pieza, debajo de los cuales se sitúa el botón de bloqueo. En la zona inferior del marco lateral derecho encontraremos también la bandeja de SIM y tarjeta microSD. Por otra parte, el lateral izquierdo cuenta con varios conectores e imanes destinados a acoplarle una base o teclado, accesorios que se comercializan por separado.

La parte superior cuenta con dos altavoces, uno en cada extremo, junto con un micrófono de cancelación de ruido. Además, la parte inferior cuenta con otra pareja de altavoces y un conector de carga y transferencia de datos de tipo USB-C. El hecho de contar con un total de 4 altavoces repartidos en dos marcos diferentes nos garantiza una buena experiencia de sonido, sea cual sea la posición en la que utilicemos esta Samsung Galaxy Tab S4.

Por último, la parte trasera está cubierta por una capa de cristal, que le da un toque premium, y cuenta con una cámara de 13 megapíxeles con flash en formato cuadrado. Además del logotipo de la marca, en la parte trasera también encontraremos la inscripción “Tuned by AKG”, otro detalle que augura buenas noticias en lo que a sonido se refiere.

Pantalla SuperAMOLED compatible con S Pen: Una combinación que te encantará

La Samsung Galaxy Tab S4 cuenta con una pantalla de 10.5 pulgadas, lo que la sitúa en el segmento de tablets de gran tamaño, ideales para consumir multimedia o para labores de ofimática. Cuenta con un panel de tipo SuperAMOLED, lo que permite una representación fidedigna de los colores al tiempo que minimiza el consumo de energía. Por otro lado, cuenta con una resolución de 2560 x 1600 píxeles, que nos permitirán apreciar con claridad todo tipo de detalles. Además, es compatible con el S Pen, el bolígrafo de Samsung que nos permitirá sacarle el máximo partido a esta tablet, logrando una precisión muy cercana a la escritura en papel.

Software, rendimiento y autonomía: Perfecto equilibrio

La Samsung Galaxy Tab S4 funciona con Android 8.1 bajo la capa de personalización Samsung Experience 9.5. Lo cierto es que el hecho de que una tablet de gama alta que tan solo lleva 6 meses en el mercado todavía no haya sido actualizada a Android Pie resulta una pequeña decepción. Samsung Experience es una de las capas de personalización con más recorrido en el ecosistema Android, y cuya influencia se nota a primera vista nada más encender la tablet, pues la apariencia de las pantallas de inicio, ajustes o la cortina de notificaciones cuentan con un diseño propio.

Además, cuenta con un modo propio para juego, llamado Game Tools, que nos ayudará a sacarle el máximo partido a nuestra tablet, optimizando el rendimiento por un lado, y bloqueando las distracciones por otro, para así lograr potenciar la experiencia de juego. Por otro lado, también permite bloquear las teclas de navegación para evitar que salgamos accidentalmente del juego, bloquear la pantalla táctil en caso de que utilicemos un mando, o incluso grabar la pantalla para compartir nuestras partidas.

Esta tablet es una de las más potentes del mercado, algo que se comprende viendo que cuenta en su interior con un procesador Qualcomm Snapdragon 835, acompañado por 4GB de memoria RAM y una GPU Adreno 540. Este conjunto nos asegura un rendimiento excelente, que no nos defraudará en ningún tipo de situación, desde el uso de aplicaciones ofimáticas hasta en juegos de lo más exigente.

A continuación os dejamos los resultados de diversos tests sintéticos a los que hemos sometido a esta Samsung Galaxy Tab S4:

La Samsung Galaxy Tab S4 cuenta con una batería de 7300 mAh, que promete hasta 10h de tiempo de uso de Wi-Fi o 4G y hasta 16 horas de reproducción de vídeo, unas cifras que no están nada mal para una tablet, cuya autonomía suele estar muy por encima de la de un teléfono móvil estándar. En nuestro caso, después de una intensiva sesión de consumo de contenido multimedia en streaming y juegos, hemos observado un descenso de batería del 20% con 2h 30 minutos de pantalla, lo que promete unas 12 horas de pantalla, cifra compatible con lo anunciado por el fabricante.

Así, estamos ante una tablet con una autonomía más que correcta, que nos permitirá utilizarla en viajes, clases o reuniones sin miedo a quedarnos sin batería.

Reconocimiento facial y escaneo de iris: Una buena idea que no termina de convencer

Mientras que la telefonía móvil suele optar por el uso de escáneres de huellas dactilares, el gran tamaño de las tablets hace que sea más práctico utilizar otros sistemas de desbloqueo como el reconocimiento facial o el escaneo de iris, dos tecnologías que utiliza esta Samsung Galaxy Tab S4.

Sin embargo, al igual que sucedía en el Samsung Galaxy S9+, el reconocimiento facial y el escáner de iris tienen un rendimiento mucho menor al que esperábamos en un dispositivo de estas características, y es que además de tener un funcionamiento bastante lento, el dispositivo no es capaz de reconocernos en la mayoría de las situaciones, incluso estando en la misma estancia donde se hizo la configuración inicial y con todas las luces encendidas. Así, en la mayoría de las ocasiones nos vemos obligados a desbloquear la tablet empleando un método más tradicional, como patrón, PIN o contraseña.

Cámara

La Samsung Galaxy Tab S4 cuenta con una cámara frontal de 8 megapíxeles, una resolución más que suficiente para su uso en aplicaciones de mensajería. Sin embargo, la cámara está situada en el lado corto de la tablet, lo que nos obligará a utilizarla en posición vertical si no queremos que se nos vea descentrados en pantalla. Desde nuestro punto de vista, hubiese sido más acertado colocarla en el lado largo, lo que nos permitiría utilizarla cómodamente en conferencias mientras está conectada al teclado original de Samsung, o sobre una funda plegable.

Por otro lado, el sensor principal es de 13 megapíxeles con auto focus y flash, dos añadidos que raramente encontramos en una tablet, cuya cámara trasera suele tener un papel más bien testimonial, que no suele ir más allá de escanear documentos o sacarnos de un apuro.

Experiencia de uso y conclusiones

La Samsung Galaxy Tab S4 logra un perfecto equilibrio entre rendimiento y autonomía, que la hace perfecta tanto para tomar apuntes y realizar labores de ofimática, como para su uso en tareas exigentes que requieran una elevada potencia de cálculo. Sin embargo, puede que no sea la opción más acertada para aquellos que hagan un uso excesivo de la cámara frontal, debido a la ubicación de la misma. Por otro lado, se trata de una excelente opción para aquellos que buscan una tablet para poder trabajar desde cualquier parte, pues dispone de conectividad 4G.

En el momento de escribir estas líneas, la Samsung Galaxy Tab S4 puede ser adquirida en la web oficial de Samsung por 709 euros.

Por todo ello, desde Game It queremos otorgarle nuestro triple galardón:

 

 

Categorías
Análisis HardwareAndroidHardware

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

    RELACIONADO