Samurai Shodown. Análisis Xbox One

La lucha más clásica regresa 26 años después
Samurai Shodown

El buen hacer de Netherrealm Studios en los últimos años ha provocado un renacer de los juegos de lucha y aunque no todas las sagas traen títulos nuevos, no hay estudio que haya creado algo para este género que no quiera su parte del pastel. Hoy os traemos el ejemplo de Samurai Shodown.

El primer título de la saga de SNK vuelve a lanzarse, esta vez para las consolas actuales, con ciertos cambios para adaptar su aspecto y su jugabilidad a las posibilidades de las nuevas consolas. Os contamos qué tal le han sentado al juego los 26 años que han pasado desde su lanzamiento original.

Samurai Shodown

Un variado espejismo

Como no podía ser de otra manera, lo primero que hemos hecho tras iniciar Samurai Shodown es lanzarnos a probar su modo historia. Tras superarla por primera vez quisimos probar con otro personaje y aquí llegó el chasco al ver que toda la narrativa es igual en un 90%, la principal diferencia es el final de cada personaje. Tras ver esto, optamos por saltarnos la historia personal de algunos de los personajes jugables.

En total podemos elegir entre 16 luchadores que. a pesar de ejecutar ataques diferentes. la base de todos es la misma, pero ya entraremos en esto más adelante. Más allá del modo historia, uno de los puntos fuertes que ofrece Samurai Shodown son las diferentes propuestas que nos ofrece. Como cualquier juego de lucha que se precie cuenta con un modo en línea que no ha mostrado grandes problemas más allá de la dificultad de encontrar rivales en estas fechas previas al lanzamiento del juego, como es lógico.

A esto hay que sumarle un interesante modo fantasma. Este innovador modo se basa en jugar en línea contra jugadores que no están presentes. Esto es posible gracias a que el juego aprende los patrones de cada jugador para mostrar fantasmas controlados por la CPU que siguen dichos patrones. Cuanto mayor es el número de partidas que hemos jugado con cada personaje, más fiel es el comportamiento del fantasma con respecto al nuestro. Además, también es posible enfrentarnos a nuestros propios fantasmas.

Uno de los modos de juego que aprovecha a estos fantasmas en Samurai Shodown nos propone el periplo de combatir sin caer derrotados con hasta 100 fantasmas. El problema es que sin demasiados jugadores todavía en línea solo hemos peleado contra fantasmas preprogramados por SNK.

Samurai Shodown

Por último, Samurai Shodown nos da la opción de juego multijugador en local y un modo entrenamiento en el que podemos aprender a dominar los movimientos más complejos del juego.

Buscando una mayor profundidad

Evidentemente cada uno de los 16 luchadores que conforman el elenco de Samurai Shodown cuentan con sus movimientos específicos que los diferencian del resto, el problema es que son demasiado pocos. Los movimientos básicos son muy similares para cada personaje y mientras algunos de los competidores cuentan con una buena lista de movimientos, hay otros que cuentan con apenas un par de ellos. Esta diferencia hace que si logramos dominar a ciertos luchadores obtengamos una leve ventaja clara sobre el resto. Golpe débil, golpe medio y golpe fuerte además de la patada son los movimientos básicos de cada personaje. A estos hay que añadirle un golpe a distancia para tener la lista de golpes comunes a todos los personajes.

Samurai Shodown nos obliga a prestar especial atención a la defensa ya que es posible agotar la barra de vida de un personaje con apenas 3 golpes. Por este motivo priman dos cosas en cada combate, las defensas y esquivas y el no fallar los golpes. En primer lugar, la defensa es esencial, recibir un golpe nos puede costar más de media barra de vida en algunos casos por lo que solo tenemos que bajar la guardia en momentos muy concretos. A la defensa se le suma la posibilidad de esquivar movimientos enemigos con un efecto en 2.5 dimensiones, algo que muy pocos juegos de lucha permiten. Por otra parte, es vital no fallar golpes. El tiempo de reacción de los personajes tras cada golpe es muy largo, por lo que no acertar el objetivo cuando atacamos nos supondrá quedarnos indefensos durante más de un segundo.

Samurai Shodown

Para terminar con este repaso a lo que nos ofrece Samurai Shodown 26 años después hay que hablar de su parte técnica. En lo jugable, seguramente se deba a una decisión del equipo de desarrollo, pero el tiempo que tardan los luchadores en recuperarse tras asestar un golpe hace que estemos ante uno de los juegos del género más lentos que hemos visto.

Por otro lado, Samurai Shodown cuenta con más de una docena de escenarios, unos más trabajados que otros. Todos cuentan con cierto dinamismo, pero en el aspecto visual los hemos encontrado bastante desfasados. En cuanto a la sangre y efectos del juego, la decisión es nuestra, nada más comenzar a jugar se nos muestra un mensaje que nos permite elegir entre una versión descafeinada de estos efectos o disfrutarlos con todas sus consecuencias. Esto genera momentos muy espectaculares en los combates.

Conclusiones de Samurai Shodown

Actualmente el género de lucha cuenta con grandes representantes que han demostrado la calidad que pueden alcanzar sus juegos. Samurai Shodown no entra dentro de estos y quizá tampoco lo pretenda. Estamos ante un título clásico que mantiene su esencia gracias a su lento ritmo y que ha acompañado esta renovación con una mejora visual sin dejar de mostrar que estamos jugando a un título de la década de los 90.

Política de notas

Samurai Shodown
6.5
Samurai Shodown
The Good
  • Los fantasmas que aprenden
  • La espectacularidad de los combates sangrientos
  • Un elenco generoso
The Bad
  • Los escenarios están algo desfasados
  • Movimientos genéricos en todos los luchadores
  • Historia muy similar para todos los luchadores
  • Interesante
    6.5
Categorías
AnálisisVídeos

RELACIONADO