Serious Sam Collection – Análisis Xbox One. Los disparos vuelven a ser divertidos

Analizamos la versión de Xbox One de Serious Sam Collection, la colección de los tres primeros juegos de la saga de acción y sus dos expansiones...
Serious Sam Collection

Sam “Serio” vuelve a las consolas actuales con todas sus aventuras por parajes emblemáticos con la misión de salvar el mundo de la invasión de Mental. Os contamos que nos ha parecido esta nueva versión de Serious Sam Collection que nos ha hecho recordar una época en la que los shooters eran mucho más sencillos.

Un viaje al futuro pasado

Desde que el pasado mes de octubre se anunció la compra de Croteam por parte de Devolver Digital se esperaba que Serious Sam Collection hiciese su aparición en las consolas actuales, y de manera indirecta en las que están llegando a las tiendas estas semanas. Pues ya lo tenemos aquí y lo cierto es que nos deja algunas sensaciones encontradas.

Vamos a comenzar hablando sobre el contenido de esta nueva versión que nos trae todo lo que se ha hecho con la licencia hasta el momento, a la espera de la cuarta entrega que continúa en desarrollo. The First Enconuter, The Second Encounter y BFE son los juegos principales incluidos en esta Serious Sam Collection además de los DLCs “The Legend of teh Beast” y “Jewel of the Nile”. Lo cierto es que con sus luces y sombras no podemos negar que llega con un buen puñado de horas de juego bajo el brazo. La parte negativa la encontramos en que no trae ningún contenido nuevo, ninguna excusa para que aquellos que ya tienen o han disfrutado de este contenido se acerquen una vez más a la saga.

Teniendo esto último en cuenta, vamos a hablar de tres juegos que posiblemente muchos ya conozcáis, pero que nos ha traído muy buenos recuerdos. Y es que Serious Sam Collection es fiel a la esencia de los shooters de los años 90 como Doom en los que la historia que nos cuenta es bastante superficial y no es más que una burda excusa para poner diferentes armas en nuestras manos con las que acabar con algunos de los enemigos más extraños del género.

Aquí no hay una trama compleja de engaños e información confidencial, ni se tratan los sentimientos de los soldados que viven en las trincheras. Un viaje en el tiempo, una invasión alienígena y muchos enemigos. Y aunque esto pueda parecer un paso atrás en el género lo cierto es que resulta exageradamente divertido, sobre todo si lo disfrutamos como ya apenas nos permiten los títulos modernos, en pantalla dividida.

Dadme más balas

Hemos perdido la cuenta de los tipos de enemigos que aparecen, pero conforme avanzamos siempre hay uno nuevo que nos va a sorprender tanto por sus mecánicas como por su composición bastante loca. Hombres bomba sin cabeza, escorpiones con cabeza humana o musculados cuerpos con cabeza de calabaza que te persiguen con una motosierra.

Para hacer frente a este amplio elenco de enemigos no podía faltar un buen arsenal. En cada una de las entregas de Serious Sam Collection arrancamos con un arma diferente, pero no tardaremos demasiado en conseguir pistolas duales, lanzallamas, escopetas e incluso rifles de francotirador. Cada arma es eficiente contra un enemigo en concreto por lo que tendremos que dominar también el selector de armas para cambiar entre ellas de manera ágil y que no se nos echen encima estos malditos alienígenas.

En cuanto a los controles que nos propone el juego son tan sencillos como su argumento, la movilidad es algo tosca, pero los escenarios están diseñados para que movernos por ellos no sea un problema, el selector de armas está bien pensado para acceder de manera rápida y hay muy pocas armas que nos permitan usar una mira con zoom por lo que tampoco tendremos que pensar demasiado en los controles.

¿Así se veían los videojuegos?

Como ya hemos comentado Serious Sam Collection trae de vuelta una de las partes que más divertidas nos parecen de los shooters, pero esta colección sin retoques también ha traído de vuelta otros detalles que no lucen tan bien en la actualidad. Nos referimos evidentemente al apartado técnico que tampoco ha sido remozado para este lanzamiento en consolas actuales.

Al tratarse de tres juegos diferentes podemos ver la progresión gráfica, haciéndose palpable sobre todo en la tercera entrega. A pesar de que no es demasiado complicado acostumbrarnos a jugar con esta calidad de imagen, lo cierto es que el primer impacto es llamativo y automáticamente nos hace agradecer el avance de la tecnología.

En el apartado sonoro queremos destacar los efectos de sonido de algunos enemigos que son “gags” cómicos en sí mismos. La banda sonora no pasará a la historia como otras mucho más memorables dentro del género, pero acompaña de manera correcta a la acción sabiendo hacerse a un lado cuando el mapa se llena de enemigos y escucharlos puede ser la diferencia entre ser hecho trizas o sobrevivir.

Conclusiones de Serious Sam Collection

Si, Serious Sam nos trae de vuelta tres juegos antiguos, que se manejan como juegos antiguos y se ven como juegos antiguos. Pero en lugar de tratar de modernizarse ha preferido sacarle partido a aquellas cosas buenas que han ido desapareciendo de los juegos como la pantalla dividida o la ausencia de argumento para recordarnos que a veces jugar a matar alienígenas formados por píxeles muy grandes puede ser muy divertido.

Conociendo a Devolver Digital y la obra de Croteam parece que puede ser una unión muy fructífera.

Nota: 7.5

Lo mejor

  • Vuelva la pantalla partida
  • Disparar sin más preocupaciones
  • Los efectos de sonido

Lo peor

  • El aspecto gráfico
  • Llega sin nuevo contenido

Política de notas de GameIt

Categories
AnálisisXbox OneXbox Series X
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY