Sharkoon Shark Force Pro, análisis y experiencia de uso

Analizamos la reedición de Sharkoon Shark Force

Sharkoon es una firma que se caracteriza por ofrecer un amplio catálogo de productos a un precio asequible, aunque no por ello renunciando a la calidad. Entre ellos encontraremos numerosos teclados, ratones, headsets, alfombrillas y otros accesorios gaming pensados para aquellos que no deseen invertir una gran cantidad de dinero en su setup gaming. En esta ocasión, analizaremos el Sharkoon Shark Force Pro, un ratón que se presenta como la reedición del exitoso Sharkoon Shark Force, así como la alfombrilla Skiller SGP1, el complemento perfecto para él.

Antes de empezar el análisis propiamente dicho, queremos agradecer a la marca la confianza depositada en nuestro medio.

Especificaciones técnicas

Como es habitual en Game It, vamos a dejar que sea el propio fabricante quien nos muestre las bondades de su producto:

Como vemos, estamos ante un ratón con sensor óptico que nos ofrece un rango de DPI de entre 400 y 3200, con una tasa máxima de sondeo de 1.000 Hz y una aceleración máxima de 30g, unas especificaciones que, si bien son un tanto comedidas para el mercado actual, se encuentran totalmente justificadas por su precio, que ronda los 20 euros. Por otro lado, dispone de un cable de textil trenzado de 180 cm con conector bañado en oro y cuenta con 6 botones con una vida útil de hasta 3 millones de clicks. Por último, queremos destacar que se trata de un ratón que dispone de iluminación, pero que en este caso no es RGB; en su lugar, la firma comercializa este dispositivo en varias opciones de color: Negro (con iluminación en azul), blanco, verde, rojo y naranja.

Unboxing

El Sharkoon Shark Force Pro se comercializa en una sencilla caja de cartón en color negro, que dispone de una ventana que deja ver el producto en su interior. Además, en el frontal también se muestran el nombre del modelo y sus principales características. La parte trasera muestra un listado un poco más detallado de las especificaciones en varios idiomas, mientras que en los laterales se muestra el detalle completo de las mismas en inglés, junto con el nombre del modelo.

Una vez abrimos la caja, nos encontraremos con el ratón protegido por una capa de plástico y una de cartón, junto con un sencillo manual de instrucciones y dos pares de surfers de repuesto, todo un detalle por parte de la marca.

Como vemos, se trata de un empaquetado sin grandes lujos innecesarios, pero que cumple con su cometido.

Sharkoon Shark Force Pro

El Sharkoon Shark Force Pro es un ratón con un diseño sencillo pero elegante. Tal y comentábamos al inicio de este análisis, el ratón se comercializa en varios colores, siendo el negro el modelo del que disponemos en Game It. Así, este ratón cuenta con una línea central en el color elegido, negro brillante en nuestro caso, que contrasta a la perfección con el color negro mate que predomina en este dispositivo.

Este ratón tiene unas dimensiones de 124.5 x 66.5 x 38.7mm y un peso de 97 gramos, lo que lo convierte en un ratón de dimensiones reducidas, pero que no por ello deja de ser cómodo en la mano. Este ratón se completa con un cable trenzado de 180 cm con recubrimiento textil y conector chapado en oro, dos pequeños detalles enfocados a aumentar la durabilidad del dispositivo, y que, siendo honestos, nos sorprende encontrar en un ratón de este precio.

En lo que a botonería se refiere, estamos ante un ratón que dispone de un total de 6 botones (2 botones principales, 2 laterales, scroll y botón de regulación de DPI). En este caso, los dos botones principales cuentan con interruptores Omron, que siempre son una garantía de calidad. En lo que a regulación de DPI se refiere, podemos configurar un valor a nuestra elección, de entre las siguientes opciones: 400, 1200, 2400 y 3200.

Si le damos la vuelta al ratón, nos encontraremos con una base en la que predominan dos grandes superficies antideslizantes, junto con una tira LED en el color elegido. La base se completa con un sensor óptico PixArt PAW3307DL-THST. La iluminación de este dispositivo cubre el contorno de la base, ofreciendo una iluminación uniforme, y con un brillo máximo adecuado. Por otro lado, el logotipo situado en la franja central se iluminará en color blanco. Tal y como hemos indicado ya en varias ocasiones, no estamos ante un sistema de iluminación RGB, ya que el color del LED de la base va ligado al modelo de ratón que hayamos adquirido. Por otro lado, la construcción del ratón hace que la luz de la base se vea a través de la rueda de scroll, un pequeño detalle que nos anuncia a simple vista la gama a la que pertenece este dispositivo.

El Sharkoon Shark Force Pro es un ratón muy cómodo en la mano, con una correcta ubicación de sus botones. El tacto de los botones es bastante correcto, aunque quizás los interruptores principales se nos hagan un poco cortos y duros, especialmente en comparación con los botones laterales, y el scroll ofrezca demasiada resistencia.

Skiller SGP1, la compañera perfecta para el Sharkoon Shark Force Pro

Junto con el Sharkoon Shark Force Pro, también hemos tenido la ocasión de probar la alfombrilla Sharkoon Skiller SGP1, una alfombrilla de tela que se comercializa en diferentes tamaños y que promete facilitar nuestros movimientos con ligereza y precisión. En nuestro caso, disponemos de la Skiller SGP1 en formato L, que cuenta con unas dimensiones de 355 x 255 x 2.5 mm.

La superficie de esta alfombrilla está fabricada en tela con un bajo grado de fricción y reflexión, lo que favorece el desplazamiento, a la par que no perjudica en términos de precisión. En cuanto a la base de la misma, está fabricada en goma, para facilitar la adherencia a la mesa o superficie de uso. Como es habitual en alfombrillas de cierta calidad, el borde está cubierto de un bordado de hilo, que ayuda a su preservación.

El frontal de la alfombrilla cuenta con el logotipo de Skiller serigrafiado en la esquina superior derecha, acompañado por una etiqueta en color azul con el logotipo de Sharkoon. La etiqueta está cosida al interior del borde de la alfombrilla, lo que hace que podamos tropezar con ella al utilizar el ratón. Quizás hubiese sido mejor optar por un serigrafiado, o coserlo al exterior del borde, para que no moleste en el uso.

La alfombrilla Skiller SGP1 en su formato XL se puede adquirir por unos 15 euros, un precio más que asequible para una alfombrilla de estas características.

Conclusiones

El Sharkoon Shark Force Pro es un ratón versátil que se puede adquirir por unos 20 euros, un precio muy asequible para un dispositivo que cumple a la perfección con las exigencias de un usuario con un perfil gaming ocasional poco exigente, o un usuario doméstico que realice tareas de ofimática y navegación. Por todo ello, desde Game It queremos otorgarle nuestros galardones de Recomendado y Calidad/Precio.

Sharkoon Shark Force Pro
Sharkoon Shark Force Pro
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxing

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

    RELACIONADO