Sharkoon Skiller SGH3, análisis y experiencia de uso

Analizamos el Sharkoon Skiller SGH3, un headset cableado con diadema autoajustable, pensado para funcionar con todo tipo de plataformas...

Hace unas semanas analizábamos en Game It el ratón Sharkoon Shark Force Pro, un ratón que nos dejó muy buenas sensaciones. Hoy es el turno de otro de los nuevos lanzamientos de la marca, el headset Sharkoon Skiller SGH3, pensado para funcionar en todo tipo de equipos.

Antes de meternos de lleno en el análisis de este headset, queremos agradecerle a Sharkoon la confianza depositada en nuestro medio.

Especificaciones técnicas

Como es habitual en Game It, veamos las especificaciones técnicas de este modelo, tal y como se recogen en la web del fabricante.

Como vemos, se trata de un headset cableado de tipo circumaural, con altavoces de 53mm e impedancia de 32 Ω , acompañado por un micrófono omnidireccional con impedancia de 2.2 kΩ y sensibilidad de -38 dB ± 3 dB. Además, cuenta con un cable de 110 cm, que puede ser ampliado hasta los 260 cm.

Unboxing

El Sharkoon Skiller SGH3 se comercializa en una caja de cartón duro, en cuyo frontal predomina un render a todo color del dispositivo, junto con el nombre del producto. Además, se indican algunas de las principales características de este headset, como su compatibilidad con PC, PS4 y Xbox One.

Por su parte, la trasera de la caja incorpora un pequeño render del producto, junto con una descripción de características en varios idiomas.

En lo que a los laterales de la caja se refiere, el fabricante ha decidido aprovecharlos al máximo para incorporar información tanto acerca del propio headset, como de la tarjeta de sonido USB que viene incorporada.

Una vez abierta la caja nos encontramos con el propio headset, junto con el micrófono desmontable, un cable con controles inline y la tarjetade sonido dentro de una capa de gomaespuma pensada para proteger el dispositivo al máximo

Sharkoon Skiller SGH3

El Sharkoon Skiller SGH3 es un headset donde predomina el color negro sin iluminación de ningún tipo. Llama la atención el gran arco metálico que se sitúa por encima de la diadema, así como el logotipo de la serie Skiller en ambos laterales. Este headset destaca a primera vista por sus dimensiones, ya que cuenta con unas almohadillas de gran tamaño, que esconden drivers de neodimio de 53 mm.

En lo que a experiencia de uso se refiere, se trata de un headset muy cómodo, con almohadillas redondas de gran tamaño en cuero sintético, que cubren las orejas a la perfección, logrando un buen aislamiento del exterior y un muy buen ajuste, incluso llevando gafas o pendientes.

La diadema de este modelo es autoajustable a la cabeza del usuario, por lo que no tendremos que perder el tiempo en ajustarla manualmente. De este modo, podremos lograr un ajuste perfecto. El fabricante ha optado también por el uso de cuero sintético en la diadema, incluyendo una serigrafía con el nombre de la serie Skiller.

El auricular izquierdo cuenta también con una entrada de audio jack que nos permite enchufar el micrófono. La entrada está cubierta por una pequeña pieza de goma, que no se queda sujeta al auricular a la hora de enchufar el micrófono, lo hace que la tapa de goma sea muy fácil de perder.

Este headset incluye un micrófono flexible de tipo omnidireccional y recubierto de espuma, que captará nuestra voz con total naturalidad, de modo que nuestros interlocutores nos podrán escuchar sin ningún tipo de problema.

Si tenemos que sacarle un pero a este modelo, es sin duda a nivel estético, ya que los cables no quedan ocultos dentro de la estructura del headset, lo que lo hace más vulnerable al transporte y al paso del tiempo.

En lo que a calidad de sonido se refiere, este headset nos ha sorprendido gratamente, ofreciendo un volumen máximo adecuado, sin apenas distorsión, y con unos bajos bastante marcados.

Por otro lado, tal y como indicamos al principio de este análisis, el Sharkoon Skiller SGH3 incluye una tarjeta de sonido USB que nos permitirá sacarle un mayor partido a este headset, gracias a la presencia de un ecualizador hardware, que ofrece ocho modos preconfigurados con diferentes configuraciones de altos y bajos, así como efectos envolventes virtuales. Por supuesto el headset puede utilizarse sin necesidad de hacerlo a través de este accesorio.

Esta tarjeta de sonido, denominada Sharkoon SB1 puede adquirirse por separado para su uso con cualquier auricular con jacks estéreo de 3,5 mm o jack estéreo TRRS de 3,5 mm convencionales, en un auricular USB. Además, este dispositivo permite graduar el volumen rápidamente, o incluso silenciar el micrófono conectado cuando sea necesario. Para aquellos que deseen calibrar el sonido por completo lo pueden hacer simplemente pulsando un botón, con el ecualizador de hardware integrado. Para estas funciones, el SB1 no requiere de driver, y se puede manejar con Windows, Linux, Mac OS y PlayStation 4. Por otro lado, la marca ofrece software para Windows para hacer uso de las configuraciones de sonido envolvente, perfectas para su uso con videojuegos o películas.

Conclusiones

El headset Sharkoon Skiller SGH3 es un headset de calidad, que nos ha sorprendido muy gratamente, tanto por su comodidad, como por su calidad de sonido, especialmente en conjunto con la tarjeta de sonido incorporada.

Por todo ello, queremos otorgarle nuestros galardones de Recomendado y Calidad/Precio.

El Sharkoon Skiller SGH3 se puede adquirir en Amazon por 59.90 euros, un precio nada disparatado para todo lo que este headset tiene que ofrecer. Por otro lado, la tarjeta de sonido SB1 se puede adquirir por 14.73.

Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareTecnologíaUnboxingUncategorized

Desarrolladora de aplicaciones móviles de lunes a viernes y analista de todo tipo de cacharros en mis ratos libres

    RELACIONADO