Shovel Knight. Análisis PC

En pleno 2014 nos encontramos ante el esplendor de los juegos indie, títulos con mecánicas sencillas y gráficos simples que nos retrotraen a principios de los años 90, pero sobre...

En pleno 2014 nos encontramos ante el esplendor de los juegos indie, títulos con mecánicas sencillas y gráficos simples que nos retrotraen a principios de los años 90, pero sobre todo realmente adictivos y con altas dosis de diversión. Shovel Knight, del estudio Yacht Club Games, tiene presente estas premisas y desembarca en Steam, 3DS y WII U a partir de este 26 de junio, aunque si eres europeo tendrás que esperar un poco más por las versiones de Nintendo.

Shovel Knight nos adentra en un mundo en 2D que homenajea a los 8-bits de antaño con un juego que mezcla las plataformas con la acción y con un toque de rol que le añade cierta complejidad y atractivo. En esta aventura encarnaremos a un valiente caballero que tendrá que derrotar a la malvada Hechicera y salvar a su amada. Por supuesto no solo con la valentía se mata a los enemigos, y para este cometido contaremos con nuestra pala multiusos (Shovel Blade) que nos acompañará durante todo nuestro camino.

Nada más empezar realizaremos el tutorial que nos enseñará cómo usar nuestras habilidades, que en un principio se resumen en saltar y dar palazos, y objetos para lo cual solo tendremos que utilizar siete teclas. Esto indica un manejo muy sencillo, sin embargo esto no implica que vaya a ser ni mucho menos fácil avanzar durante nuestra aventura. Una vez hayamos aprendido las mecánicas básicas se nos dejará continuar libremente hasta terminar el primer nivel. Cuando hayamos finalizado este, nos mostrarán el mapa, muy similar al de Super Mario Bros, en el que deberemos de escoger nuestro camino, no sin antes pasar por el pueblo, uno de los lugares principales del juego ya que ahí será donde adquiramos nuestras nuevas habilidades que irán desde lanzar hechizos hasta pescar y mejoraremos nuestros atributos de vida y magia.

SK

Nuestro caballero además de matar a todo lo que se le pone por delante deberá de recoger oro y frascos, los cuales aparecerán tanto a lo largo del escenario como al acabar con los enemigos. El primero lo utilizaremos para comprar precisamente las habilidades antes mencionadas, los segundos restablecerán nuestro nivel de magia.

En Shovel Knight es innegable la influencia de otros títulos, con la inconfundible presencia de la saga Megaman tanto en el diseño de  los enemigos como el de los niveles . Antes mencionábamos a Super Mario Bros y las similitudes con su mapa, aunque tampoco pasan desapercibidos los  guiños al magnifico Dark Souls que van desde el diseño de nuestro protagonista (evidentemente estamos hablando de un 8-bits en 2D frente a un triple A en 3D), pasando por los puntos de guardado con lámparas que se encienden hasta que cada vez que morimos debemos de volver al mismo punto para poder recoger el oro que se nos ha quitado.

Artísticamente, si bien no nos ha dejado con la boca abierta, sí nos deleita con ese aire retro en HD que tan de moda se ha puesto. Tenemos tanto escenarios llenos de colorido como algunos más lúgubres en los que se jugará con la iluminación para ponernos las cosas más difíciles. Respecto al apartado sonoro, como no podía ser de otra forma, nos encontraremos con los típicos sintetizadores de los años 80. En resumen, no estamos ante una belleza visual sin parangón pero sí consigue de una forma bastante correcta el transportarnos a aquellos juegos de antaño esta vez en alta definición.

Shovel Knight nos ofrece una larga duración (algo más de 10 horas) y cierta rejugabilidad para conseguir tanto los logros como las partituras distribuidas a lo largo de todos los niveles que, si bien tienen mecánicas similares entre sí, son lo suficientemente diferentes como para engancharnos. A todo esto se le añade la profundidad que le da ese toque rolero que lo lleva un paso más allá del clásico plataformas. Además cuenta con el modo «Desafío» que nos propondrá que finalicemos el juego sin morir ni una sola vez. En cuanto a la dificultad decir que es moderadamente alta y esta se incrementa según avanzamos en el juego, aunque nunca llega a ser frustrante.  Cabe destacar que como en la gran mayoría de este tipo de títulos nos encontramos con enemigos con patrones de movimiento totalmente marcados y que una vez nos los aprendamos nos será muy cómodo avanzar. Shovel Knight llegará traducido según ha informado la desarrolladora, aunque la versión que hemos podido probar estaba íntegramente en inglés, y lo podremos adquirir desde un precio de 14,99€.

SK Captura

En conclusión, Shovel Knight merece una buena cantidad de alabanzas y que, si bien no se puede considerar un AAA, es un juego muy a tener en cuenta si nos gusta el aire retro que desborda y los retos que nos supondrá dentro de la mecánica sencilla de las plataformas Un título indispensable para los amantes del género por la cantidad de horas de entretenimiento que nos proporcionará a un precio relativamente bajo. Gracias a todas estas virtudes estamos ante uno de los abanderados de esta nueva hornada independiente.

Lo mejor:

  • Entretenimiento a raudales.
  • Un plataformas que va más allá gracias a la combinación de rol y acción
  • Larga duración y precio relativamente bajo
  • Ambientación retro que encantará a los más nostálgicos…

Lo peor:

  • …pero disgustará a aquellos fans de los gráficos más actuales
  • Dificultad creciente, aunque se pueda ver limitada por los patrones de movimientos de los enemigos
Categorías
AnálisisNintendo 3DSPCWii U

RELACIONADO