Silverstone Hydrogon D120 ARGB. Análisis y pruebas de rendimiento

hydrogon d120 argb

Volvemos a la carga con el análisis de un nuevo disipador, en este caso el Hydrogon D120 ARGB de Silverstone, una marca en la que siempre tenemos confianzas depositadas y que no suele fallarnos. Como empieza a ser común últimamente, estamos ante un disipador que ya nos trae de base un doble ventilador, creando un efecto push and pull que favorece una corriente más potente entre sus aletas y mejora así la disipación. El Hydrogon D120 ARGB nos llega con todo lo necesario para poder utilizarlo sin necesidad de que tengamos herramientas por casa, y es que además de todas las piezas para sus distintas compatibilidades, incluye un destornillador alargado que nos va a hacer falta para poder atornillarlo a la base. Pero mejor vamos por partes.

Antes de comenzar, agradecer la confianza de la merca depositada en nosotros para realizar este análisis.

Especificaciones técnicas

Veamos cuáles son las principales características que nos aporta el fabricante.

Estamos ante un disipador dual, lo que quiere decir que está dividido en dos partes para albergar sus dos ventiladores de 120 mm., con una base de cobre y seis tubos que favorecen la transmisión del calor a las aletas fabricadas en aluminio. Sus ventiladores PWM, además de contar con iluminación ARGB, tienen 9 aspas y son de alto rendimiento pensados para la disipación de calor específicamente, llegando hasta los 1.850 RPM con un flujo de aire de 56,23 CFM y una presión de aire de 1,98 mm. de columna de agua. Su compatibilidad es bastante amplia, pudiendo instalarse en los Intel LGA 2066/2011/1200/115x/1366/775 y AMD AM4/AM3/AM2/FM2/FM1.

Unboxing

Silverstone nos trae un empaquetado bastante tipo en el disipador Hydrogon D120 ARGB, contando con absolutamente todo lo necesario para poder realizar su instalación sin que tengamos herramientas por casa. El color azul es el predominante en toda la caja, trayéndonos una imagen del disipador por su parte delantera, con la compatibilidad con los distintos programas de iluminación. Por detrás encontramos toda la información técnica.

Una vez lo tenemos abierto, nos encontramos todo lo necesario, tanto las instrucciones que nos explican como instalarlo, como una jeringuilla con pasta térmica que nos permitirá varias aplicaciones.

Si queréis conocer con más detalle cómo es el Hydrogon D120 ARGB, os dejamos a continuación con nuestro vídeo análisis donde, además, veréis la iluminación en pleno funcionamiento.

Silverstone Hydrogon D120 ARGB

Una de las principales novedades es que estamos ante un disipador en forma de U, lo cual favorece que no haya problemas con los sockets de memoria en los LGA 1200 y los 1150 creando un pequeño efecto grada. En el resto del diseño podemos ver lo esperado en un disipador de estas características, aunque hay que reconocer que la inclusión de un ventilador dentro de las aletas, añade un pequeño plus ya que el ventilador interno más que crear un vacío para favorecer la corriente, impulsa una vez más el aire hacia la otra fila de aletas, creando algo así como un doble push.

Si os hace falta quitarlos su instalación es muy sencilla, aunque hay que reconocer que el ventilador interno puede resistírsenos algo más dado que es más complicado de colocarlo en su sitio, pero nada que no podamos solucionar con algo de paciencia. Su tamaño, de hasta 153 mm. no es excesivamente grande, como lo tampoco lo es su peso de 885gr., lo que ya nos da una idea de que estamos ante un buen disipador pero sin un tamaño exagerado, situándose en un punto intermedio.

Para poder darle uso vamos a tener que aplicarle la pasta térmica nosotros mismos, ya que no viene con una capa puesta de base. Esto pueden ser buenas o malas noticias dependiendo de las preferencias de cada uno, pero para nosotros siempre es mejor así ya que con una jeringuilla la pasta siempre se mantiene mucho mejor que preaplicada, que se seca con el tiempo, por no hablar de que vamos a tener para varias aplicaciones. Su instalación es bastante sencilla siguiendo las instrucciones que nos trae, aunque sí que se nos ha resistido un poquito a la hora de instalarlo en nuestra placa base con socket LGA 1200 por culpa de que los tornillos tienen varias posiciones y si no están perfectamente alineados no van a encajar bien al atornillarlos. De nuevo es simplemente un poco de paciencia y, solventado este punto, la instalación es sumamente sencilla de realizar.

Una vez instalado podemos trabajar con él gracias a los softwares de gestión que tengamos en nuestro PC y es que uno de los puntos que menos nos ha gustado es que no goza de un sistema de gestión propio, por lo que vamos a depender de los de nuestra placa base. Esto también se aplica a su iluminación, siendo compatible con Asrock Polychrome Sync, Aura Sync, Mystic Light, RGB Fusion 2.0 y Biostar RGB Sync.

En cuanto a la iluminación, si bien es cierto que los ventiladores son bastante bonitos y cuentan, cada uno, con 8 leds ARGB, pudiendo darnos efectos interesantes y que siempre dependerán de nuestras placas base o de los controladores que usemos, pierde algo de impacto si nos fijamos en el ventilador interno, y es que la iluminación de este prácticamente no se ve y pasa totalmente desapercibida. Además, al depender de los fabricantes de nuestra placa base, vamos a estar más o menos limitados en función de los modos que este permita utilizar.

Pruebas de rendimiento

Para realizar las pruebas de rendimiento hemos utilizado el siguiente equipo:

Como podemos ver en las temperaturas en idle o reposo, tenemos cifras bastante prometedoras, con un pequeño pico de 30 grados pero por algún proceso que inició Windows, manteniéndose la mayor parte del tiempo en los 20 bajos e incluso llegando a los 19.

Una vez lo hemos puesto a funcionar de verdad, con un periodo de 15 minutos y al 100%, algo que no deberíamos alcanzar nunca a no ser que realicemos tareas muy específicas para la cpu como el renderizado, vemos que se ha mantenido bastante estable llegando a un máximo de 55 grados y fluctuando entre este y los 53 la mayor parte del tiempo, una muy buena temperatura contando con que la habitación tiene una temperatura ambiental de 25 grados. A esto debemos añadirle que tenemos una sonoridad máxima de 30,5 dBA, haciendo que no se escuche demasiado hasta que los ponemos al 100% y hasta entonces tampoco son de los más ruidosos.

Conclusiones

El Silverstone Hydrogon D120 ARGB es un disipador de un tamaño y peso medios, no siendo precisamente de los más pequeños pero para nada de los más grandes que han pasado por aquí. Esto hace que tengamos la sensación de que puede que sea un poco menos eficaz que sus competidores más grandes pero para nada es el caso. A tenor de las pruebas que le hemos realizado su eficacia está más que demostrada. Obviamente el I7 8.700K es un procesador con un TDP relativamente bajo de 95W, pero podría refrigerar sin demasiados problemas procesadores con valores más altos como el I7 10700KF con un TDP de 125W. Esto hace que tengamos ante nosotros un disipador que vamos a poder amoldar en un buen número de cajas, con una instalación bastante sencilla y sin tener que complicarnos en el cableado ya que ambos ventiladores vienen interconectados entre sí para ahorrarnos conexiones a la placa base, tanto en el controlador como en la iluminación. A esto debemos sumarle un precio bastante comedido y es que tener un disipador de estas características a un precio algo inferior de 69€ hace que no tengamos que plantearnos demasiado su recomendación.

Por todo esto y lo anteriormente mencionado, le otorgamos los galardones de recomendado, diseño, prestaciones y calidad/precio. Podéis encontrar el Hydrogon D120 ARGB en Amazon.es a 66.69€ a la hora de realizar este análisis

Salir de la versión móvil