Song of Horror, análisis de los tres primeros episodios

Cuando en Protocol Games, estudio afincado en Madrid, vieron claro qué es lo que querían desarrollar, no han dejado de intentarlo una y otra vez, realizando varios intentos en...
song of horror game it

Cuando en Protocol Games, estudio afincado en Madrid, vieron claro qué es lo que querían desarrollar, no han dejado de intentarlo una y otra vez, realizando varios intentos en Kickstarter que finalmente no llegaron a buen puerto. Una vez descartaron este camino, y teniendo en cuenta que la autofinanciación era la única posibilidad, han invertido todo para conseguir llegar a buen puerto y lograr que Song of Horror esté presente entre los títulos favoritos de los fans al terror.

El juego, el cual llega en formato episódico, ha desvelado por ahora sus tres primeras entregas de las cinco que constará, y vamos a hablar de qué es lo que nos han dado hasta ahora.

Una historia inspirada en muchos relatos de terror

A pesar de que estamos ante un juego de terror, Song of Horror no va a tener un protagonista claro, al menos no en términos jugables. Nos encontramos que el afamado escritor Sebastian P. Husher, ha desaparecido y su editor está comenzando a ponerse nervioso ya que no va a cumplir sus plazos esperados para la entrega de su nueva obra.

Tras enviar a un ayudante y que tampoco haya vuelto a saber nada, decidió que iba siendo hora de saber más sobre estas desapariciones y saber qué es lo que está pasando. Song of Horror nos permite escoger entre varios personajes para desentrañar este y otros misterios, para los cuales contaremos con hasta 16 individuos, cada uno con sus propios intereses e historias, con un sistema de muerte permanemente que hace que cada esquina que doblemos o puerta que abramos puedan ser las últimas.

song of horror game it

El primer episodio de Song of Horror asienta las bases de lo que está por llegar, y con los siguientes vamos a ir descubriendo que hay algo oscuro y maldito en la desaparición de Husher, metiendo a más personajes por el medio y ofreciendo distintos puntos de vista.

Un homenaje a los títulos más clásicos

Hoy en día a todos nos suenan títulos como Resident Evil o Silent Hill, pero si ahondamos un poco más en la historia de los survival horror, encontramos que su aspecto antaño era muy distinto al que lucen hoy en día o en sus últimas entregas. Alone in the Dark también podría ser otro buen ejemplo, especialmente en sus primeros juegos, y es que Song of Horror va a beber directamente de esta clase de juegos.

Buena muestra de esto es el punto de vista y es que son cámaras fijas que nos ofrecerán perspectivas sesgadas de los escenarios que visitaremos y en los que tendremos que realizar multitud de investigaciones para poder desentrañar este misterio que es Song of Horror.

Sin embargo, de estos títulos solo vamos a ver el punto de vista y los escenarios tétricos y terroríficos, ya que la acción está muy dejada de lado, dándonos como resultado una aventura narrativa de horror donde investigar, conocer los hechos y sobrevivir es lo más importante, algo que le sienta de maravilla si hemos de ser sinceros.

song of horror game it

Uno de los aspectos más interesantes, y por los que Protocol Games ha necesitado tanto tiempo para el desarrollo de Song of Horror, es que tenemos ante nosotros un enemigo llamado «la presencia», la cual está preparada para reaccionar a nuestra decisiones, haciendo que cada partida pueda realizar distintos eventos y darnos distintos sustos dependiendo de qué es lo que hayamos hecho.

Para que os hagáis una idea de cómo de interesante puede llegar a ser esta presencia y la multitud de variables que ofrece, la IA del juego tomará datos como cuántas veces hemos abierto una puerta, cuántos segundos nos hemos pasado en una habitación, y las habilidades que tenga el personaje que estemos usando y es que cada uno de ellos tendrá virtudes y debilidades que influirán directamente en el devenir del juego. Esto solo es un ejemplo ya que hay infinidad de variables, lo que ofrece una cantidad inmensa de posibles acciones por parte de nuestro enemigo.

Para dar un poco más de juego a nuestros miedos durante la aventura, no solamente tendremos que lidiar con un misterio por resolver y sombras que nos acechan y que, sí, pueden acabar con la vida de nuestro personaje si tomamos la decisión equivocada (meter la mano en una bañera con líquido oscuro nunca es buena idea, por mucho que en Resident Evil nos saliera bien la jugada), sino que también tendremos que enfrentarnos a situaciones en las que un pulso firme o no hacer ruido será importante. Así, localizar los lugares en los que podremos escondernos si nos persiguen, o escuchar detrás de las puertas antes de entrar pueden salvarnos la vida más de una vez.

Por si os estáis preguntando qué es eso de muerte permanente, Song of Horror nos ofrece este sistema para hacer que la sensación de terror sea un poco más profunda, y es que en más de una ocasión nos encontraremos con la sensación de que si no tomamos la decisión correcta acabaremos muertos, y un personaje menos es un paso más cerca de terminar el juego. Una vez nos quedamos sin ningún personaje vivo deberemos volver a comenzar la aventura, por lo que debemos tener cuidado de qué es lo que hacemos y con quién (y antes de que lo intentéis, si una decisión acaba con nuestro personaje, lo primero que hace el juego antes de mostrarnos el resultado es grabar la partida, por lo que en ningún caso podremos evitarlo).

song of horror game it

En resumidas cuentas, Song of Horror lleva su jugabilidad por unos caminos poco habituales, y es que es raro ver un título en el que la acción está puesta a cuentagotas pero que pueda sacarnos tanta sensación de terror, lo que unido a puntos que nos pondrán los pelos de punta por lo que vemos en pantalla, nos da una magnífica sensación de angustia.

Nos moveremos con los personajes también de manera clásica y es que el personaje andará hacia a donde le estemos diciendo con el teclado o el mando, pudiendo simplemente mirar hacia adelante, arriba o abajo para buscar pistas e interactuar con los objetos que nos señale. En este aspecto, y teniendo en cuenta que es algo que no se veía desde los primeros Alone in the Dark o Resident Evil, puede que nos cueste un poco acostumbrarnos ya que los cambios de cámara puede hacer que nos despistemos. Por nuestra parte no hemos tenido mayores problemas y es que somos perros viejos en este sentido y para nosotros ha sido como volver a nuestra infancia.

Visiones terroríficas con pocas limitaciones

Teniendo en cuenta las limitaciones que han tenido durante el desarrollo de Song of Horror, Protocol Games ha realizado un gran trabajo con el apartado técnico de su juego, y es que gráficamente no hay demasiados peros que podamos ponerle.

Los escenarios tienen personalidad propia y es que en la mayor parte de las veces jugarán un papel fundamental en hacernos sentir incómodos, como si algo nos estuviera acechando y pudiera acabar con nuestro personaje en cualquier momento. El único pero se lo podríamos poner a las animaciones de los personajes y es que es uno de los puntos que más trabajo requeriría para mejorar. No es que vaya a ser un problema para disfrutar del título, pero sí que afea un poco el resultado final.

song of horror game it

El apartado sonoro es bastante potente, desde su banda sonora hasta sus sonidos, que nos darán más de un susto, llegando doblado al inglés y estando traducido al español, inglés, alemán y francés. De su duración no podemos hablar más de los tres episodios que hemos probado hasta ahora, pero por ahora rondan las 2-3 horas por cada uno, por lo que teniendo en cuenta que llegaremos hasta 5 entregas, lo cierto es que es más que interesante para el precio que tiene (7,99€ cada episodio o 21,99€ el pack completo).

Conclusiones de los tres primeros episodios de Song of Horror

Protocol Games no ha reinventado la fórmula del survival horror, pero es que tampoco lo ha pretendido y nos trae un claro homenaje a los títulos antiguos que nos hicieron enamorarnos del género, juegos como Alone in the Dark o los primeros Resident Evil o Silent Hill. La acción no está demasiado presente, pero sí tiene una más que interesante narrativa detrás de él, con una historia muy bien llevada hasta ahora y con los suficientes elementos en su jugabilidad y sus escenarios que nos pondrán la piel de gallina más de una vez.

También debemos añadir un buen apartado gráfico con algunos problemillas como las animaciones de los personajes, pero que en general crean una experiencia que hacía tiempo que no veíamos en un videojuego. Song of Horror es una experiencia que cualquier amante del género disfrutará, con tintes de Poe, Stephen King o Lovecraft entre sus claras referencias, todo salpicado con una IA que no nos dará un momento de respiro.

Política de notas

Categories
AnálisisPCvideo

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY