Stunt Kite Party. Análisis Nintendo Switch

Las cometas toman los cielos en Nintendo Switch

Seguimos con la racha de análisis indies para nuestra querida Nintendo Switch. Hoy en Game It os traemos Stunt Kite Party, un título desarrollado por los chicos de Handy Games que, como su propio nombre indica, nos pondrá una cometa en la mano.

Esta curiosa propuesta nos ofrece una serie de minijuegos con el mítico objeto como protagonista y, por supuesto, destinados fundamentalmente a que nos sentemos en un sofá con otros tres amigos y que nos piquemos para conseguir la mejor puntuación.

Una historia que vuela por los aires

No deja de ser curioso por qué ciertos desarrolladores deciden añadir ciertos elementos a su juego que carecen de sentido. Este es el caso del modo historia de este Stunt Kite Party, un sinsentido en toda regla, y que carece de todo tipo de valor más allá de funcionar como un largo tutorial.

Básicamente iremos probando todos los minijuegos de los que se compone el título mientras se nos cuenta que somos un joven que pretende convertirse en el mejor volador de cometas del mundo. En nuestro camino iremos encontrándonos a otros fanáticos y expertos en cometas, una disciplina con miles de profesionales alrededor del mundo según parece.

Todo está pensado con la idea de parecer guay y moderno, sin embargo, desprende un aire bastante rancio, como de señor mayor que intenta hacerse el joven, y que no acaba de convencer. Lenguaje “juvenil” de hace una década y un DAB cada vez que ganamos una prueba no son los mejores ingredientes para darle credibilidad.

Diversión con amigos

Olvidándonos ya de su infame modo historia, entramos en el apartado multijugador, que es básicamente el eje central de un título hecho por ir y para pasar un rato entretenido muy al estilo WII.

El problema viene cuando nos damos cuenta que apenas contamos con una decena de minijuegos muy similares entre sí, y es que estallamos globos, huimos de cohetes, cazamos fantasmas o luchamos contra aliens. Todo esto que suena super variado, se acaba volviendo repetitivo tras 3 o 4 partidas a cada juego.

Imaginaos un Mario Party con un único minijuego con alguna que otra variación menor, pues exactamente eso es Stunt Kite Party, divertido y competitivo para un par de horas, pero sin más profundidad ni variedad para volverlo a iniciar una segunda vez con la misma gente.

Eso sí, el sistema de control es sencillo y permite involucrar a jugadores de cualquier edad, y es que a la segunda partida ya sabes perfectamente cómo funciona y como competir mínimamente con tus colegas o familiares.

El título de Handy Games se queda corto por todos los lados, y es que ni siquiera aprovecha ningún tipo de control por movimiento, ni ofrece mecánicas adaptadas a los mandos de Nintendo Switch. Solo minijuegos sencillos, simples e iguales entre sí.

Mucho color en los cielos

Si algo bueno tiene este Stunt Kite Party es su diseño colorido y caricaturesco, muy enfocado a un público infantil (igual es por esto que los DAB tienen cabida en el juego). Los personajes están bien diseñados y encajan perfectamente en un título de estas características.

Sin embargo, estos no aparecen más que en las cinemáticas, por lo tanto, el peso que tienen es bajo, y al final no es nada destacable a la hora de valorar el juego. Por el contrario, los minijuegos lucen menos y no sorprenden ni lo más mínimo a nivel visual.

Las músicas y los efectos de sonido tampoco tienen demasiada notoriedad ni calidad, sino que casan minimamente con la mediocridad del juego. Eso sí, el título llega traducido al español y con una localización bastante decente.

Conclusiones Stunt Kite Party

Los chicos de Handy Games nos traen una propuesta bastante limitada y con una variedad prácticamente nula. Stunt Kite Party es divertido, sin embargo, esta diversión no durará mucho más de un par de horitas y si logramos juntar 3 amigos más.

Estamos ante un juego infantil y repetitivo, con una idea decente, pero que no tiene esfuerzo detrás para llevarla más alla. Esto al final lo acaba convirtiendo en algo infantil y para un público muy reducido.

Por un precio de 9,99€, si consigues que tu grupo de amigos pague cada uno parte, pues por 2,50€ cada uno, es una propuesta a valorar para un ratito, por algo más, no merece la pena invertir en un juego que no te va a dar demasiadas alegrías.

Stunt Kite Party
5
Stunt Kite Party
The Good
  • Divertido jugando con amigos
  • Control asequible para todo el mundo
The Bad
  • Poca variedad
  • Aburrido tras muy poco tiempo de juego
  • Mecánicas poco elaboradas
  • REGULAR
    5
Categorías
AnálisisNintendo SwitchVídeos

RELACIONADO