Super Destronaut Land Wars. Análisis de su versión para Nintendo Switch

Probamos Super Destronaut Land Wars, el título más retro que nos llega de la mano de Ratalaika Games a Nintendo Switch....

Basado en su ya conocido Super Destronaut DX, Petite Games nos trae de la mano de Ratalaika Games un Shooter que a más de uno le dará una sorpresa. Sin más preámbulos paso a contaros lo que Super Destronaut Land Wars nos ofrece.

No disponemos de Historia pero sí de acción

La propuesta que Petite Games nos presenta es entrar directamente a la acción, no hay ningún modo Historia o algo que se le parezca. Hemos de reconocer que siempre nos apena que un videojuego carezca de historia, pero también la experiencia nos dice que no todos los juegos necesitan de ella.

Este es uno de esos casos, donde hay una premisa sencilla, un juego para pasarlo bien destruyendo todo marciano que se nos presente delante, al más puro estilo de los primeros Arcade. El juego cuenta con dos modos: Desafíos y Arcade.

En desafíos haremos frente a 30 situaciones distintas, teniendo varios objetivos: recolección de monedas, obtención de puntos, resistir a oleadas de enemigos, etc. En cada situación veremos afectado nuestro estado inicial, variando el arma de la que dispondremos, menos vida o combinación de ambas. Se podría decir que los desafíos son un buen tutorial, que nos permitirá conocer lo que el juego nos ofrece. De esta forma, estaremos preparados antes de emprender nuestras hazañas en el modo arcade. Este cuenta con cinco opciones: clásico, difícil, rompe combos, fuerza máxima y caracol.

Cada uno de ellos nos aporta acción directa pero con matices importantes. Fuerza Máxima no dispone de tienda y tampoco la necesita, pues empezaremos con todo ya comprado. Es sin duda un modo de juego para divertirse con el solo hecho de matar sin pensar absolutamente nada.

En clásico, Dificil y Rompe Combos nos presentan oleadas de enemigos. Estas serán cada vez más grandes y requieren que evoluciones. Las mejoras vendrá por tu experiencia en el juego y/o en compras de mejoras.

Estas compras se realizarán con las monedas obtenidas “In Game”. El juego nunca te pedirán dinero real, pero es importante destacar, que estas compras solo se mantienen durante la partida en curso. Si reiniciamos la partida, no mantendremos las monedas ni las compras realizadas.

El juego avanza por una curva de dificultad adecuada. Una progresión buena, pero que para jugadores experimentados, se queda a las puertas de dificultades interesantes.

Para concluir con las opciones arcade, el modo Caracol cuenta con todo lo anterior descrito, pero además suma un extra de dificultad. Empezarás la partida siendo muy lento en movimiento y disparo, algo que a simple vista puede parecer poca cosa, pero los enemigos de este juego se aprovecharán al máximo de esta situación.

En orden de dificultad de menor a mayor, la lista sería la siguiente: Fuerza Máxima, Clásico, Rompe Combos, Difícil y Caracol.

Diversión y puerta de entrada a los Shooter

Hay shooters de todo tipo, pero lo más habitual en ellos es rodearlos de múltiples mecánicas de juego para aportar variedad. Esto es muy correcto, pero si nos ponemos en el lugar de jugadores sin experiencia en shooters, o que están dando sus primeros pasos en los videojuegos, lo importante es lo simple y divertido que sea el juego.

Y aquí es a donde queríamos llegar, pues Super Destronaut Land Wars se plantea como una buena entrada al mundo de los shooters. Su simpleza pero con mucha brillantez, y lo divertido que resulta acabar con todos los enemigos, hace que este juego, el cual no cuenta con mecánicas muy complejas, aporte a estos jugadores algo que muchos tenemos olvidado: el simple hecho de el jugar por divertirnos y a la par aprender cómo funcionan los shooter desde su más enraizada base.

Dispone de un control muy sencillo de tan solo los dos sticks y tres botones: El Stick analógico izquierdo es para el movimiento, el stick derecho para la cámara, los botones superiores izquierda son para el salto, los botones superiores derecha para el disparo, el botón “X” para el cambio de arma.

Cada impacto de los disparos enemigos nos restarán vida, y esta vida la podremos recuperar. Para ello debemos eliminar a los enemigos sin que nos alcancen con sus disparos.

Cuando eliminemos a los enemigos, si concatenamos varias eliminaciones sin recibir ningún impacto, obtendremos durante unos segundos un estado de Furia. Cuando estemos en el estado Furia, dispondremos de una segunda arma, una ametralladora. Gracias a este estado, no habrá enemigo que se nos resista.

Como comentábamos antes, el juego tiene un sistema de monetización “In Game”, permitiéndonos comprar armas y ciertas mejoras a lo largo de la misma partida. La tienda para estas compras se encuentra en uno de los muros del juego, siendo este nuestro punto de inicio en cada partida.

Realizar las compras no es cómodo pero, una vez descubres como funciona, te habitúas en poco tiempo.

Siempre contaremos con la ametralladora como arma base, rápida pero con daño moderado. A lo largo de la partida podremos comprar las siguientes armas:

  • Escopeta (realizas mucho daño a corto alcance).
  • Lanza Granadas (es buena a largo alcance).
  • Pistola Láser (Lenta pero muy efectiva).
  • Lanza Cohetes (Rápida y potente).

En la tienda podremos encontrar distintos potenciadores:

  • Convertirnos en un imán para las monedas.
  • Que los enemigos nos aporten más monedas.
  • Tener más salud.
  • Que nos hagan menos daño.
  • Realizar disparos más rápidos.
  • Movernos más rápido.
  • Balas más rápidas
  • Realizar más daño.

Según obtengamos estos potenciadores, nos convertiremos poco a poco en máquinas de destrucción masiva.

Un mundo gráficamente simple pero efectivo

Petite Games ha creado un pequeño mundo poligonal, que bajo una apariencia minimalista, nos ofrecerá una espectacular guerra de neones. Te lo entregan envuelto en un estilo clásico, el cual te dará a pensar algo realmente curioso. ¿Pudo ser esto el futuro de los videojuegos? Los que llevamos ya mucho en esto, veremos esta pregunta con más fuerza, ya que a finales de los 70 y principios de los 80, era uno de los futuros posibles con los que soñábamos al jugar o ver películas como Tron.

El juego cuenta con efectos gráficos muy interesantes, ya sean las muertes pixeladas, las explosiones vectoriales o los disparos con munición traceadora, que ponen la guinda al apartado gráfico de este juego.

El estilo musical lo es todo

Cuando se desarrolla un videojuego, uno de los puntos a tener en cuenta es el estilo musical. Es un factor muy importante, pues acompañará a los jugadores durante las partidas, aportándoles un extra muy importante en la experiencia. Dicho esto, se puede decir que han acertado totalmente, tanto en el estilo como en las composiciones, aportando un ritmo frenético que contagia al jugador.

El estudio ha aportado efectos de sonidos con sabor a retro pero con contundencia.

Conclusiones de Super Destronaut Land Wars

Si eres jugador experto de shooters solo te lo recomendamos como curiosidad. Si lo que buscas es un juego para desconectar, o bien eres de esos jugadores nuevos en videojuegos o shooters, sin duda es una gran opción. Este juego te permitirá adentrarte en este poblado y variado mundo de los shooters.

Nota: 7

Lo mejor:

  • Un apartado gráfico simple pero a la vez increíble.
  • Todo lo respecto al sonido y la música.
  • Es una puerta de entrada a los shotter para todas las edades.

Lo peor:

  • Un solo mundo y de tamaño pequeño.
  • Una IA demasiado simple.
  • Le faltan modos con dificultad más elevada.

Categories
AnálisisNintendo Switchvideo
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY