Team Sonic Racing

Team Sonic Racing. Análisis PS4

La nueva propuesta de carreras del gran erizo azul desarrollado por Sumo Digital con nuevas mecánicas cooperativas.

Sonic y compañía vuelven a ponerse el mono de competición con Team Sonic Racing, la nueva edición de carreras de alta velocidad del erizo azul trae varias novedades y cambios respecto a su anterior entrega. ¿Le habrá sentado bien las propuestas y cambios de mecánicas?

¡Más velocidad!

Team Sonic Racing llega con una gran cantidad de modificaciones respecto al emblemático y sobresaliente Sonic & All-Stars Racing Transformed. Los cambios más notorios los encontramos en su «reducido» plantel de personajes respecto a All-Stars y en la jugabilidad, cortando por completo con los vehículos transformables durante la carrera. Como bien indica su nombre la principal novedad que nos presenta es el juego en equipo, incitando el cooperativo en los títulos de carreras con una propuesta sólida y la mar de interesante. En esta ocasión tenemos varios conceptos que harán que nuestro camino hacia la meta sea lo más placentero posible. Contamos con un turbo especial que debemos rellenar durante la propia carrera, este boost nos impulsará tanto a nosotros como a los otros dos miembros de nuestro equipo con una velocidad vertiginosa con la que aumentar puestos, o simplemente marcar la diferencia respecto a los demás contrincantes.

Durante la carrera el miembro del equipo que tenga mejor posición en la tabla de clasificación dejará en el suelo una especie de carril amarillo allá por donde vaya. Esta mecánica consiste en dar un pequeño turbo a los compañeros para que puedan aumentar sus puestos de manera más rápida. Pero claro, al igual que nosotros o nuestros compañeros pueden hacerlo, nuestros contrincantes también, por lo que las partidas son realmente reñidas y aunque llevemos mucha ventaja, en Team Sonic Racing no hay que dar nada por asegurado. Otras de las funciones que me han agradado mucho y que me parece un gran acierto dentro del género de la competición, es el pedir o cambiar objetos con los miembros del equipo. Un claro grito de evolución y un nuevo aire hacia el que va enfocada ahora la serie. En esta ocasión los potenciadores han sido sustituidos por Wisps que poseen habilidades especiales, encontrando el típico de turbos, cohetes para golpear al adversario, una especie de taladradora para avanzar puestos (al más puro estilo de la Bala de Mario Kart) o uno que crea torres de piedra a lo largo de la pista. La opción de poder prestar Wisps que recogemos, o simplemente recibirlos, le da un pequeño plus de estrategia a la competición volviéndola mucho más divertida e intensa. Aspecto que toma gran importancia, ya que para poder ganar de nada nos sirve quedar en primer lugar si los miembros de nuestro equipo quedan por debajo. Aquí en Team Sonic Racing gana el equipo mejor posicionado y según el puesto recibiremos una cantidad u otra de puntos al final de la carrera. Por lo que ayudar y potenciar el factor cooperativo debe ser clave en nuestra forma de jugar para ganar.

Team Sonic Racing

En Team Sonic Racing optamos a tres tipos de clases de corredores: Velocidad, como Sonic o Shadow; Técnico, como Tails; y Potencia, como Vector. Evidentemente según la clase del personaje que escojamos tendrán unas características distintas a los demás, incluso aunque pertenezcan a la misma también tendrán especificaciones diferentes entre ellos. La clase elegida también dictamina nuestro rol como jugador en la pista. El objetivo de cualquiera es el de ganar, pero según el tipo tenemos un objetivo aún más claro. En caso de los de Velocidad, su objetivo principal consiste en alcanzar el primer lugar sin importar el cómo. Mientras que, por ejemplo, el Técnico busca ayudar al equipo con objetos y una posición clara, y los de Potencia de proteger y crear rutas alternativas dentro del mapeado.

Más allá de las clases, el vehículo de cada personaje también puede ser personalizado. Según cómo lo modifiquemos la velocidad, la aceleración o la defensa, por poner ejemplos, verán sus valores aumentados o disminuidos según cómo lo prepararemos. Estas piezas adicionales las conseguimos a través de la máquina de loteo a cambio de monedas que se consiguen al completar cualquier carrera. Agradezco que este sistema de loteo se haya alejado de los pagos reales actuales y se base todo al esfuerzo ingame del jugador. Consiguiendo una gran variedad de piezas, colores y mejoras de Wisps. Como añadido futuro me gustaría que se agregara una opción que deje gastar nuestras monedas en cantidades más grandes que 10 puntos, porque en el momento que tengamos una gran cantidad almacenada, el hecho de querer gastar todas llega a ser un proceso bastante lento.

No obstante, si la competición cooperativa no es tu rollo también puedes disfrutar del título a través de los diferentes modos de juego disponibles. Team Sonic Racing nos ofrece una Campaña con multitud de retos, donde cada fase tiene un objetivo diferente a completar. La historia de la misma es bastante simple y plana, no destaca por tener un desarrollo sorprendente ni mucho menos. Pero se agradece que se haya implementado un modo así. De esta manera, como jugador, conseguimos más horas de diversión y entretenimiento gracias a los desafíos presentes. Mientras que para los más competitivos tenemos las modalidades del Multijugador Local a pantalla dividida o la funciones Online. En esta último podemos correr tanto en grupo local/online como en solitario en partidas Competitivas o no. Aunque mi experiencia con el Modo Online no ha sido muy favorable… Me he encontrado con problemas de todo tipo: del típico que en mitad de carrera X jugador se desconecta tirando por completo la partida y devolviéndome al Menú Principal del juego; búsquedas de partida eternas sin encontrar nada o peor aún, no encontrar jugadores para llenar una sala, ni aún creándola. Y si encontramos aunque sea un par de jugadores, en caso de no llenar la parrilla, esta se acaba completando con personajes controlados por la IA. Una zona en la que Sumo Digital deberá empezar a trabajar muy en serio para mejorar. Sobre todo si quiere que su título destaque en este campo muy importante, porque por mecánicas y jugabilidad tiene lo necesario para convertirse en uno de los mejores del género.

El regreso de Crush 40

En el campo artístico encontramos un título realmente bonito que luce una gama de paletas de color muy variopinta, así como un diseño de escenarios la mar de atractivos representando algunos de los mapeados más característicos de los últimos títulos de Sonic. Aunque hay algunas pistas que tienen un desarrollo que tienden a ser excesivamente largos. Quizás sea por gustos, ya que en mi caso, prefiero los circuitos más rápidos. Eso sí, la sensación de velocidad en muchos de ellos es impresionante con un gran juego de tirabuzones al más estilo Sonic. Aunque en este aspecto echo de menos que se hubieran incluido algunos más emblemáticos de entregas clásicas, no obstante, tenemos una gran variedad de pistas por las que disfrutar y quemar rueda. Estos circuitos están llenos de detalles y elementos que superar, así como zonas de atajos para facilitarnos la carrera y darle más vida al entorno.

Todo lo que aparece en pantalla en Team Sonic Racing funciona a unos 60 frames por segundo, probándolo en una PS4 Slim no he podido notar ningún tipo de bajón o ralentización en sus fotogramas. Un elemento que no termina de convencer, pero por diseño más que por potencia técnica, es el «extraño» desenfoque que emborrona toda la pantalla al activar el Super Turbo. Tampoco llega a ser molesto del todo, pero sí es una sensación bastante curiosa que al principio choca hasta que te acostumbras.

Esta entrega hace gala de un abanico de pistas realmente sorprendente y lo más importante, agradable al oído sobre todo en largas sesiones de juego. Su música incita a querer permanecer más tiempo bien sea en los diferentes escenarios, con sus respectivos temas característicos de la franquicia, o incluso navegando por el propio menú. Destacando por encima de todas el impresionante tema desarrollado por la banda Crush 40 para su  introducción. Banda que ya ha participado en más de una ocasión en la saga Sonic con «Live & Learn» de Sonic Adventure 2, «What I’m Made Of» de Sonic Heroes u «Open Your Heart» del primer Sonic Adventure.

Conclusión Team Sonic Racing

Team Sonic Racing es una entrega con buenas ideas y mecánicas muy bien establecidas. El aspecto cooperativo le da la iniciativa para diferenciarse de la competencia, volviéndolo único con un sistema de juego frenético, estratégico y sobre todo divertido. Mantengo mi postura en contra al respecto de la decisión de haber deshecho los vehículos que se transforman, restando versatilidad a la jugabilidad, o el simple hecho de haber reducido la saga a únicamente personajes de Sonic. Pero también confieso que este nuevo aire le sienta genial y que como primer título para abrir la franquicia bajo este nuevo formato cumple perfectamente bien. La variedad de modos y su campaña, aunque no tan buena como parece, le convierten en un gran competidor en el mercado.

Política notas Game It

Team Sonic Racing
7
Team Sonic Racing
The Good
  • El elenco de personajes y escenarios...
  • Las nuevas mecánicas del juego cooperativo.
  • La personalización de los vehículos con piezas y colores.
  • Multijugador local a pantalla dividida.
The Bad
  • ...aunque se echa de menos algún personaje más e incluso escenarios más emblemáticos de la saga.
  • Las vertientes online no terminan de funcionar correctamente.
  • Los vehículos transformables.
  • Muy bueno
    7
Categorías
AnálisisMicrosoftNintendoNintendo SwitchPlayStation 4SonyVídeosXbox One

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:

RELACIONADO