The Book of Unwritten Tales 2. Análisis Nintendo Switch

Hasta los cuentos no escritos pueden tener una gran segunda parte

Estamos de vuelta con Nintendo Switch y sus indies, hoy con una propuesta realmente interesante, gracias a THQ Nordic que tras su paso por PS4, Xbox One y PC, ahora llega a la hibrida de Nintendo para darle más variedad y profundidad a su catálogo.

Estamos hablando de The Book of Unwritten Tales 2, la segunda parte de la fantástica aventura Point & Click que triunfó en los ordenadores de todo el mundo. Tras el éxito cosechado por su secuela en consolas, ahora los chicos de King Art, nos dan la gran oportunidad de jugarlo allá donde vayamos.

Una historia de Avantasía

Antes de nada, y para evitar miedos innecesarios, esta segunda parte es perfectamente jugable sin haberlo hecho a la primera, por lo que no os estreséis, ya que disfrutareis totalmente de ella sin conocimiento previo. Eso sí, los que lo hayan hecho, gozarán de magníficas referencias y personajes que vimos en el anterior, y que aportarán un poquito más de profundidad a todo.

Tras la aclaración previa, pongámonos en antecedentes. Nuestra historia se desarrolla en la fantástica tierra de Avantasia, un lugar amenazado por una especie de ¿mal? (no destriparemos nada, merece la pena ser descubierto. Para ello nos pondremos en la piel de Nate el aventurero, la princesa elfa Ivo, el mago Wilgur y el entrañable Critter, los mismos cuatro héroes que protagonizaron la primera parte.

Aunque estos son la base de la narrativa, en este The Book of Unwritten Tales 2, adquieren una gran relevancia los personajes secundarios. Ya no solo por el carisma que desbordan, sino que estos nos envolverán en situaciones dantescas, y tan absurdas como cómicas, haciendo de nuestro camino, una ruta de lo más agradable.

Todas sus peripecias nos llevaran a recorrer unas cuantas localizaciones, originales y divertidas a su manera, ofreciéndonos una historia entretenida, simpática, inteligente e interesante. Toda ella nos tendrá enganchados sobre unas 20 horas, todo ello si no nos quedamos demasiado atrancados en algún puzle, sino todo es tiempo que suma en esta densa aventura.

Una aventura como las de antaño

Uno de los elementos que aportan magia en el título de los chicos de King Art es su jugabilidad. Estamos ante una aventura Point & Click de corte muy clásico, muy al estilo de leyendas como Monkey Island o Broken Sword.

Este sistema nos servirá para ir resolviendo las decenas de puzles que nos plantea el juego. Estos no son revolucionarios, sino que beben abiertamente de lo que pudimos haber visto en los juegos anteriormente mencionados. Sin embargo, desbordan un importante nivel de ingenio, y supondrán un reto la mar de interesante.

Eso sí, una de las pegas principales, aunque es algo que se viene repitiendo habitualmente en las aventuras gráficas, es que algunos de estos rompecabezas son demasiado absurdos y su solución no es demasiado lógica, sino que se basa en el ensayo y error hasta que dos elementos acaban encajando. Eso sí, al menos el juego piensa en esto y si nos quedamos atascados, nos ofrecerá alternativas en forma de pruebas para que podamos saltarnos ese tedioso puzle que tantos quebraderos de cabeza nos ha dado.

Además de la historia principal, el título también cuenta con misiones secundarias que nos permitirán desbloquear algún que otro curioso extra, como nuevas apariencias para nuestros personajes. Eso sí, si a esto le añadimos el tamaño de alguno de los diálogos, al final lo que acabamos teniendo es un juego terriblemente denso por momentos. No es que se haga insoportable ni nos tira para atrás, pero o estás muy acostumbrado a este tipo de aventuras, o se puede llegar a hacer pesado.

Respecto a la siempre compleja adaptación de una aventura Point & Click al mando de consola, la verdad es que hay que decir que no está para nada mal, sino que, dentro de sus limitaciones, el trabajo que se ha hecho es bastante bueno. Sigue sin ser tan cómodo como hacerlo en PC, pero cumple perfectamente.

Un libro no escrito, pero sí dibujado

La primera parte de The Book of Unwritten Tales no destacó solo por su narrativa y su gran historia, sino por un apartado gráfico magnífico y de un grandísimo nivel para tratarse de un juego indie.

Pues bien, esta segunda parte no defrauda en absoluto, y combina un magnifico diseño con escenarios de lo más coloridos. Personajes, entornos, animaciones… todo está a un magnifico nivel, dejándonos un resultado precioso y digno de mención.

El apartado sonoro sigue el mismo camino, con una BSO épica que encaja perfectamente con la temática y el estilo del juego. Además, por si fuera poco, nos llega con textos en castellano, además de con una gran localización de los mismos, haciendo del humor y los chascarrillos varios, elementos nada desfasados.

Conclusiones The Book of Unwritten Tales 2

Está claro que el género de las aventuras Point & Click es bastante minoritario. En un momento en el que triunfan partidas rápidas y de acción frenética, estos juegos suelen llegar a aquellos con un gusto por lo retro y por los desafíos mentales.

Pues bien, The Book of Unwritten Tales 2 hará las delicias de estos, y es que lo tiene todo como para engancharnos durante horas y horas en una magnifica aventura repleta de puzles tan desafiantes como divertidos, aunque siempre con paciencia y sin desesperarnos ante su densidad.

Si tienes una Nintendo Switch y eres fan del género, solo podemos decirte que te hagas con él y que disfrutes allá donde vayas de este gran título.

Políticas de notas de Game It. 
The Book of Unwritten Tales 2
8.5
The Book of Unwritten Tales 2
The Good
  • Divertido y desafiante
  • Una gran historia
  • Apartado gráfico magnífico
  • La localización al castellano
The Bad
  • Demasiado denso por momentos
  • Control mejorable
  • Muy bueno
    8.5
Categorías
AnálisisIndiesNintendo SwitchVídeos

RELACIONADO