the sinking city game it

The Sinking City. Análisis PC

Volvemos a sumergirnos en los mitos de Cthulhu.

Las modas están siempre presentes en nuestras vidas, ya sea en la ropa, en nuestras casas o en nuestro entretenimiento favorito, y es que ahí la moda marca tendencia, y mucho. En el último año hemos visto varios títulos que tienen como principal objetivo contarnos una historia basada en los mitos de Cthulhu, la obra creada por H. P. Lovecraft y que tantas noches en vela nos han hecho pasar. Es el momento de volver a sumergirnos de nuevo en una de ellas, y en esta ocasión es literal y es que The Sinking City tiene, como su nombre ya nos indica, una ciudad que se hunde como protagonista.

La búsqueda de respuestas

The Sinking City tiene como protagonista a Charles W. Reed, un antiguo miembro de la marina de Estados Unidos quien viajará a Oakmont, Massachusetts, en plenos años 20, el primero de la ley seca. En este juego en tercera persona tendremos que meternos en la piel de este detective privado que viaja a esta ciudad medio hundida debido a una gran inundación, pero pronto se dará cuenta de que los problemas se le amontonarán.

En esta ciudad conviven varias razas de humanoides, las cuales no solamente son extraños a Reed, sino que además están en guerra constante los unos contra otros. Por si fuera poco la ciudad está aquejada de extrañas criaturas que atacan y masacran poco a poco a la población y a quien se ponga delante, además de estar sufriendo una plaga de forasteros los cuales tienen todos algo en común con nuestro protagonista: buscan respuestas a las visiones que los aquejan y que, como resultado, los ha llevado hasta esta ciudad.

Según lleguemos a Oakmont la sensación de estar muy perdidos nos acompañará junto con su protagonista, y es que deberemos aprender con él las distintas costumbres del lugar así como las mecánicas de jugabilidad. Lo primero que vemos es que, si queremos hallar respuestas, deberemos ir haciendo amigos y enemigos y es que The Sinking City tiene un sistema de misiones que nos obligará a tomar decisiones, pudiendo ayudar, traicionar, vender e incluso matar, todo lo necesario para poder descubrir qué nos está pasando.

La historia, sin contar con las misiones secundarias que podamos hacer, nos llevará unas 20 horas, teniendo a nuestra posibilidad de ir descubriendo distintas historias basadas en los mitos de Cthulhu y que nos han mostrado por qué H. P. Lovecraft ha alcanzado la fama que tiene. Desde luego es intrigante y nos ha encantado recorrerla de cabo a rabo, empujando al jugador a saber más a medida que esta transcurre.

La vida de investigador privado

Frogwares ha puesto a nuestra disposición varios elementos de jugabilidad que no todos les ha sentado bien al título, pero que sin duda han conseguido llevar a muy buen puerto en líneas generales. El protagonista es un investigador privado, y el sistema de investigación que han creado nos ha maravillado, siendo uno de los títulos que más al extremo ha sabido llevar esta faceta. Esto tiene un punto negativo y es que estamos seguros de que es una manera de jugar que o nos encantará o la odiaremos, ya que no va a ser para el gusto de todos.

Durante nuestras conversaciones en busca de la verdad con los distintos NPCs, iremos descubriendo pistas, notas, lugares… todo esto nos irá dando datos, los cuales podremos poner encima de nuestro mapa para poder investigar (no, el juego no lo hará automáticamente, deberemos leer todo con atención para saber qué barrio es, las calles y todo lo necesario para saber a dónde dirigirnos). Una vez ubicado deberemos viajar a la zona en cuestión e investigar el lugar, hasta dar con una pista o un testigo o cualquiera que tenga nueva información que nos permita seguir el caso.

Durante nuestra investigación también nos encontraremos con información que solo nos será útil si sabemos donde buscar, y es que la gente de Oakmont pondrá a nuestra disposición los archivos de policía, la hemeroteca del periódico, los informes del hospital o la información del ayuntamiento para investigar todo lo necesario. Esto se podrá realizar gracias las pistas que nos irán dando o vayamos descubriendo, pudiendo utilizar después tres conceptos básicos como por ejemplo en un informe policial, donde podremos investigar por lugar de los hechos, tipo de crimen, fecha o sospechosos. Como decimos, lo que habitualmente se nos da automáticamente en los juegos, en The Sinking City tendremos que hacerlo nosotros manualmente, lo que nos dará una experiencia de investigación realmente completa.

En nuestro viaje podremos ir descubriendo cabinas telefónicas que funcionarán como lugares de viaje automático para que no tengamos que estar perdiendo horas entre un lugar y otro, algo que nos facilitará mucho la tarea, especialmente cuando así podemos evitar las zonas inundadas, las cuales solo podremos pasar por barca (estas las podremos encontrar en cualquier muelle). No todo será investigación y es que en The Sinking City también deberemos combatir contra estas extrañas criaturas que han invadido la ciudad. En la mayor parte de los casos están delimitadas en zonas contaminadas, las cuales están infestadas, pero también en ciertos puntos de misiones y en lugares en los que entraremos a investigar.  Este combate es un poco tosco, y es que para facilitarnos un poco más la vida ganaremos experiencia la cual podremos invertir en habilidades, pero no va a ser algo que mejore mucho el combate, y es que prácticamente es un medio para un fin.

the sinking city game it

No solamente deberemos preocuparnos de nuestra salud física en The Sinking City, sino también de nuestra salud mental (algo típico del juego de rol) y es que cualquiera de las dos cosas puede ser mortal. Las apariciones de monstruos, ver hechos traumáticos como encontrarnos cadáveres desfigurados o los rituales más oscuros pueden hacernos perder la cordura, algo que deberemos vigilar si no queremos ver visiones o ponernos una pistola en la sien.

La exploración también estará disponible, dándonos desde casi el principio la posibilidad de ir allí donde queramos. Limpiar las zonas infectadas nos dará buenos botines, pero también supondrán un peligro y más teniendo en cuenta que las balas son tan preciadas que se han convertido en la moneda de cambio de la ciudad (no, nuestros dólares aquí no tendrán utilidad ninguna).

Luces y sombras, todo un tópico que se puede aplicar aquí

Frogwares no es un gran estudio con multitud de trabajadores detrás ni un gran presupuesto, y esto es algo que se nota en un juego que quiere parecer un AAA. Si bien gráficamente tiene un aspecto bastante logrado, dejándonos escenas realmente aterradoras y un diseño de la ciudad magnífico, lo cierto es que en la ejecución a veces fallan algo. No es que vayamos a encontrarnos errores que vayan a dar por traste la experiencia del usuario, pero sí que afean algo el resultado final.

El popping está presente en prácticamente todo el juego, y no solamente estamos hablando de las texturas, sino también de los distintos NPCs que pueblan las calles y que, tras girar una esquina, vemos como muchos han desaparecido. Viejos que se mueren solos en una silla y que desaparecen, ciudadanos que no tienen ni idea de a donde están andando y es que chocan con todas las paredes que hay e incluso los hay que aparecen de golpe en nuestro campo de visión. También hemos visto algunos momentos graciosos en nuestras conversaciones con chaquetas que hacen giros imposibles o NPCs a los cuales les falta la cintura… detalles que si bien no alteran nuestra jugabilidad, si denota que les ha faltado tiempo para pulir esta clase de detalles.

the sinking city game it

En cuanto al resto de detalles sí que solo podemos hablar bien de The Sinking City y es que los juegos de luces y sombras, así como el clima y lo tenebroso de su arte, es digno de mención. En cuanto al apartado sonoro solo tenemos buenas palabras, con una banda sonora que sabe ponernos los pelos de punta más de una vez así como su apartado sonoro, con sus monstruos volviéndonos locos. En cuanto al idioma, nos encontramos con un muy buen doblaje al inglés, y una traducción al castellano con algunos pequeños gazapos, pero en líneas generales muy bueno también.

Conclusiones de The Sinking City

Los mitos de Cthulhu están de moda últimamente en el mundo de los videojuegos, y es algo que nos llena de alegría porque sus juegos están demostrando estar a la altura. Este título de Frogwares nos ha metido de lleno en la piel de un investigador privado y es que por primera vez en mucho tiempo nos ha dado la sensación de que estamos llevando nosotros todo el peso en esta faceta, permitiendo al jugar realizar todo el trabajo que habitualmente se hace de manera automática en los juegos de este estilo. Quizás no estamos ante el mejor juego de acción y es que tampoco hace falta, así como su apartado técnico que deja algunos problemillas que se podrían haber solventado con algo más de pulido, pero lo que nos interesa es que nos da la oportunidad de meternos de lleno en los mitos de Cthulhu e investigar, investigar como nunca lo hemos hecho.

Política notas Game It

The Sinking City
8
The Sinking City
The Good
  • La forma de dejarnos investigar, una delicia si nos gusta la temática.
  • Una nueva forma de introducirnos en los mitos de Cthulhu.
  • La ciudad de Oakmont y todos sus habitantes, tienen vida propia.
  • La banda sonora en especial y el sonido en general.
The Bad
  • El sistema de combate no funciona todo lo que debería.
  • Problemas en la IA y algún que otro bug gráfico.
  • Muy bueno
    8
Categorías
AnálisisNintendo SwitchPCPlayStation 4VídeosXbox One

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO