The Wanderer: Frankenstein’s Creature. Análisis PC

El análisis que traigo hoy es uno de esos que puede llegar a dividir la Comunidad en dos, pensando si realmente estamos ante un videojuego como ya ha ocurrido...

El análisis que traigo hoy es uno de esos que puede llegar a dividir la Comunidad en dos, pensando si realmente estamos ante un videojuego como ya ha ocurrido en reiteradas ocasiones. Un videojuego puede ser muchos conceptos, un claro ejemplo de ello es The Wanderer: Frankenstein’s Creature, la revolucionaria obra de La Belle Games y ARTE France. El título en cuestión es una readaptación del clásico literario escrito por Mary Shelley: Frankenstein; que nos da la oportunidad de hasta escribir nuestra propia historia de la novela.

La otra Criatura del Dr.Frankenstein

Esta reinterpretación de la novela nos pone en la piel de la Criatura, un ser que ha perdido todos sus recuerdos y tampoco recuerda absolutamente nada de su pasado. Completamente desorientada, escapa del lugar que le atormenta para emprender su aventura hacia el nuevo mundo. Una historia que coge la idea principal de Mary Shelley, sin terror, y nos traslada hacia un ser preocupado por averiguar quién es en un basto mundo lleno de color y emociones en constante florecimiento. Una premisa la mar de interesa en donde la historia se desarrolla con gran acierto, incluso haciéndonos partícipes de ella en más de una ocasión. Pudiendo elegir ciertas decisiones que afectan al propio desarrollo de la misma.

Si iniciáis The Wanderer: Frankenstein’s Creature esperando encontrar un campo jugable profundo o innovador, entonces este no es vuestro juego. La obra de ARTE France no cuenta con unas mecánicas que sorprendan, hasta en ocasiones da la sensación de que están poco pulidas. Nuestro protagonista simplemente se dedicará a moverse de un lado a otro, resolver puzles y enigmas de corte básico. En otras palabras, se basa en el estilo Point & Click de las novelas gráficas. Como jugador me hubiera gustado disfrutar de un sistema más desarrollado. Aunque por temática de historia y arte, entiendo que se haya optado por ofrecer algo sencillo y fácil de resolver. Quitando peso argumentativo a este apartado, para que toda nuestra atención se centre por completo en su aspecto audiovisual así como en la propia narrativa.

No obstante, la poca jugabilidad que nos ofrece es parte importante de la historia. Bien sea por los rompecabezas que debemos resolver como el de la escultura, momento clave para entender los verdaderos sentimientos del protagonista; la iglesia, que a su vez hace una pequeña crítica hacia la religión, o simplemente los juegos musicales de colores junto los árboles al comienzo. O bien por la importancia que tienen nuestras decisiones a lo largo de la misma. Mecánicas sencillas que funcionan bien para querer transmitir lo que siente el personaje en ese instante. Haciendo que la trama se encamine de manera muy acertada. Aunque en ocasiones me topé con algún que otro problema en la jugabilidad por falta de estar más pulida. Por ejemplo, la escena donde hay que colocar diversas piezas sobre una mesa dificultando realizar la tarea con precisión.

Si se le perdona las taras con las que cuenta en su parte jugable, nos topamos con una experiencia realmente única. Donde la historia tiene un desarrollo sorprendente de principio a fin, convirtiéndose en uno de los pesos más grandes que he visto en este último año. Durante 2-3 horas presenciaremos el viaje de la Criatura a través de la aceptación y la búsqueda de su creador. Una aventura en donde ARTE France es capaz de llevarnos a lo más oscuro de la consciencia y vivir, de primera mano, la soledad más profunda. El estudio consigue transmitir todas las emociones del personaje perfectamente, logra hacer que empaticemos con él e incluso en ocasiones lleguemos a odiar a aquellos que le hacen daño. Consiguiendo una sensación de fragilidad que florece en todo momento. Sobre todo, cuando decidimos portarnos bien y no hacer ningún acto malvado durante toda la historia.

Arte en estado puro

The Wanderer: Frankenstein’s Creature cuenta con una de las direcciones artísticas más grandes que he podido ver en todo este año. Un juego independiente que demuestra que no es necesario contar con gran presupuesto tras sus espaldas. Capaz de llegar al nivel de otras obras como es el caso del título español, GRIS -aunque este último luce un acabado más redondeado-. La creación del equipo francés cuenta con un apartado gráfico de sobresaliente en todos sus sentidos, tomando como inspiración las pinturas del siglo XIX del romanticismo que cobran vida junto al desarrollo de la propia novela.

Al igual que ocurre con la trama y su avance, el arte también persigue a la Criatura envolviendo con un ambiente cambiante en todo momento. Los escenarios dibujados a mano al más puro estilo de la acuarela y/o acrílico, arropan las diferentes situaciones por las que nuestro protagonista pasa. Dejándonos ver sus sentimientos y emociones con las diversas tonalidades de color que van manifestándose poco a poco. A medida que la Criatura va experimentando sensaciones alegres, de bondad o de temor, se ven plasmadas en su entorno con tonalidades potentes y vivas, o todo lo contrario… manchando todo lo que le rodea de tonos oscuros como indicación de que algo está empezando a ir mal.

Aquí ARTE France demuestra todo su poder con una mano en la dirección perfecta. Mostrándonos escenarios muy diversos entre sí con cambios y transiciones de un gran nivel, como es el caso de las estaciones en la cabaña familiar o los drásticos cambios de colores. Un nivel técnico que deja boquiabierto durante las 2-3 horas de duración del juego. Dejándonos escenas realmente impactantes, que de haber conectado con el momento, serán hasta capaces de llegarnos en lo más profundo de nuestro ser. Porque no hay que olvidar de que, la impresionante Mary Shelley, a parte de escritora, fue la hija de la filósofa y escritora feminista Mary Wollstonecraft.

Y como era de esperar de un equipo de desarrolladores tan empapados con su trabajo, The Wanderer: Frankenstein’s Creature también es un viaje a la filosofía. Al origen de lo que, podríamos decir, el ser humano. Detalles que se dejan ver muy bien en todas las referencias a la obra de Mary, así como en sus dibujos y la maravillosa banda sonora que acompaña nuestra aventura. Segundo pilar para que esta obra cobre vida y sea lo que es actualmente. Un abanico musical que nos muestra el corazón abierto de la Criatura, con unas melodías que llegan a cortar hasta el viento más fuerte de lo intensas y emotivas que llegan a ser. Como en todo videojuego «sensitivo» de este calibre disfrutaremos de una gran variedad, plasmando por la parte auditiva y acompañando perfectamente a la visual, qué es lo que siente la Criatura. Conjunto que funciona sin fallo alguno convirtiéndolo en uno de los títulos más importantes de este género.

The Wanderer: Frankenstein’s Creature

Conclusión The Wanderer: Frankenstein’s Creature

En los primeros compases de The Wanderer: Frankenstein’s Creature nos damos cuenta de que no es un juego para todos los públicos, tiene un perfil muy concreto, pero confieso que La Belle Games y ARTE France me han conseguido emocionar con esta obra. Durante la sesión me he sentido completamente arropado por su apartado artístico y abrigado por su impresionante y magnífica banda sonora. Una aventura sensorial realmente emotiva en donde la sensación de ser partícipes de ella está bien lograda, nos hace sentir realmente como la Criatura. Su historia y todos sus campos audiovisuales son casi perfectos, demostrando una dirección detrás de gran nivel por parte del estudio. Lástima que en su parte jugable no cuente con grandes anécdotas o una jugabilidad más pulida. Campo que pasa prácticamente desaprovechado e incluso, en ocasiones, llega a estar un tanto desfasado.

Política sobre notas en Game It

Lo bueno:

  • Artísticamente una de las mejores obras del año.
  • Una banda sonora impecable.
  • Trama interesante que emociona.

Lo malo:

  • Una experiencia demasiada corta.
  • Escasa jugabilidad.
  • No es para todo el público.
Categories
AnálisisImportantePCVídeos

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY