thunderx3 tk50

ThunderX3 TK50. Análisis y unboxing

Un teclado mecánico pensado para los FPS, MMO, MOBA y RTS

La compañía nacida a partir de Aerocool y especializada en periféricos gaming, ThunderX3, ha presentado su nuevo teclado mecánico pensado para los más jugones, haciéndose un hueco entre los dispositivos con estas capacidades a un precio competente y buena calidad en sus materiales. El ThunderX3 TK50 pone a nuestra disposición un amplio abanico con un sistema de switch de cuatro clases a nuestra disposición y mucho que decir.

Antes de comenzar la review, nos gustaría agradecer a la marca la posibilidad de probar y contaros todo lo que necesitáis saber sobre este ThunderX3 TK50.

Características principales

Como es costumbre en Game It, dejamos que sea la propia compañía quien nos nombre las principales características de sus productos, en este caso el ThunderX3 TK50:

thunderx3 tk50

Como podemos ver estamos ante un teclado mecánico el cual nos permitirá escoger entre cuatro tipos de switch Outemu distintos, el sistema de los teclados mecánicos que, dependiendo del color escogido, tendremos que hacer más o menos presión para poder accionar las teclas, dictando así para qué tipo de perfil está especificado (cuanto más duro más cansancio a la hora de escribir pero será más complicado realizar una pulsación sin querer, mientras que los más blandos serán más fáciles escribir con ellos pero las posibilidades de realizar pulsaciones involuntarias aumentan, lo que los hace peores para los videojuegos donde un missclick puede ser fatal). Si queréis conocer más sobre los tipos de switch y el que más se puede adaptar a vosotros, baste decir que el azul es el perfecto para escritura y complica su uso en gaming (cuesta más pulsarlo debido a su mecanismo y su característico «clic»), el negro es el más duro de todos y por tanto está enfocado al gaming ya que cansa más su uso, el marrón ofrece un equilibrio entre dos mundos, centrándose un poco más en el de la escritura, y el rojo es el más extendido el mundo gaming, ya que se centra en su uso para videojuegos sin descuidar demasiado la escritura. Para realizar este análisis hemos optado por el Outemu rojo, el más extendido a día de hoy.

Si seguimos analizando el resto de sus facultades vemos que tenemos ante nosotros un sistema anti-ghosting desarrollado para la zona más gaming del teclado, con hasta 26 teclas (para aquellos que no lo sepáis se trata de una función que impide que cuando pulsamos varias teclas al mismo tiempo solo detecte una de ellas) las cuales se sitúan en su mayoría en la zona izquierda del teclado y en las flechas. La iluminación está presente en todas las teclas, aunque solamente de color azul pero con 12 tipos distintos, todo alimentado por un USB chapado en oro para mejorar su conectividad y un cable mallado de 1,8 metros. A esto hay que añadirle unas dimensiones de 195 mm. de alto, 442 mm. de ancho y 37 mm. de altura, con un peso de 1 KG. aproximadamente, pudiendo variar más o menos 10 gramos y sus materiales de construcción, aluminio pulido de alta calidad y plástico, el primero en la parte superior y el segundo formando el cuerpo del teclado

A estas características tenemos que añadirle la posibilidad de quitar o poner un reposa muñecas, dependiendo de cuáles sean nuestras preferencias, dos pestañas en su parte trasera para crear un efecto grada más pronunciado y que sea más cómodo para nuestras manos, y cuatro almohadillas antideslizantes para que no tengamos problemas de uso. Cuenta con tecnología polling rate de 1.000 hz. (mandando señales cada milisegundo del teclado al PC), teclas multimedia y todo con una duración de 20 millones de pulsaciones. Lo que sí que se le puede echar en falta, si somos algo quisquillosos en este sentido, es que no incluye teclas macro para poder hacer nuestra propia secuencia de pulsaciones, por lo que tendremos que recurrir a software para poder hacerlo.

Unboxing

Llega el momento de mostraros un poco más a fondo cómo es el ThunderX3 TK50 y para ello lo primero es que podáis ver el vídeo que hemos grabado donde podéis ver no solamente el embalaje y cómo es abrirlo por primera vez, también os enseñamos sus modelos de iluminación y sus detalles más destacados.

Como hemos podido ver, este teclado mecánico nos llega embalado en una caja de cartón donde predomina el negro en el frontal y el trasero, y el naranja en los laterales superior e inferior. A simple vista podemos ver qué es lo que tenemos ante nosotros y, desde la posterior, ver sus principales virtudes predominando el inglés en su mayor parte.

Una vez pasamos la primera parte de su embalaje llegamos a la segunda, un cartón en blanco un poco más gordo donde, al abrirlo, descubrimos por fin nuestro ThunderX3 TK50, el cual viene protegido con una espuma sintética para que no reciba golpes durante el transporte. Sacado ya de su envoltorio tenemos ante nosotros el teclado mecánico, con su cable mallado en nylon y el USB bañado en oro, y debajo de este el reposa muñecas, el cual podremos poner o no dependiendo de nuestras preferencias.

Una vez tenemos todo listo, ya podemos comenzar a disfrutar del teclado.

ThunderX3 TK50

Llega el momento de que hablemos de las sensaciones que nos ha causado este teclado mecánico, el cual son bastante positivas en tonos generales. Lo primero que vemos es que el ThunderX3 TK50 es bastante robusto y, gracias a su fabricación el plástico y aluminio pulido de alta calidad, tiene una cierta resistencia y un peso ligero, llegando al 1kg. Si lo comparamos con la competencia vemos que no tiene mucho que envidiar en su estructura, a lo que si le unimos el ajustado precio al que viene estamos ante una gran ventaja. Su tamaño es bastante ajustado para ser un teclado completo, aunque hay que tener en cuenta que si le acoplamos el reposa muñecas su anchura aumentará considerablemente, por lo que tendremos la posibilidad de utilizarlo casi en cualquier lado y sacarle el máximo rendimiento.

Uno de los aspectos que podemos echar en falta en este ThunderX3 TK50 salta a simple vista y es que no tenemos un hub USB ni jack para auriculares. Esta opción es meramente personal y lo cierto es que a nosotros nos parece algo muy superficial que casi no deberíamos tener en cuenta ya que hoy en día casi cualquier PC destinado al gaming va a tener una caja preparada para albergar tanto los jacks para los auriculares como USBs en su frontal y de cómodo acceso, por lo que no lo tenemos en cuenta. Otro dato que sí puede tener algo más de peso en este teclado mecánico es que no tenemos teclas para crear macros, lo que sumado a que tampoco tendremos un software destinado a ello nos obliga a que quedarnos a expensas de programas de terceros. Desde luego esto puede ser un problema para aquellos que estáis acostumbrados a su uso, pero nada que no podremos solucionar con nuestro programa de confianza.

Si nos fijamos en su tipo de pulsación vemos que estamos ante unos switch Outemu, lo que no restará prestaciones aunque puede que sí que no tengamos las garantías que podemos conseguir con Cherry MX por ejemplo (no obstante esto se refleja también mucho en el precio). A nuestra disposición tendremos hasta 20 millones de pulsaciones garantizadas, así como los switch de color rojo, azul, negro y marrón, algo que tampoco es demasiado habitual ya que los fabricantes de teclados suelen sacar sus modelos con un color determinado, todo un acierto por parte de ThunderX3.

Llega el momento de hablar sobre la iluminación del TK50, el cual puede ser un punto controvertido dentro del artículo. Cada vez vemos que hay más pasión por añadir iluminación en los artículos gaming, desde los periféricos hasta piezas de hardware (viendo que empiezan a aparecer los primeros disipadores o gráficas con leds). Como habéis podido ver en el vídeo anterior, contamos con hasta 12 efectos diferentes de iluminación, pero todos ellos exclusivamente en el color azul. Debemos decir que este color luce muy bien, y que nos permite cambiar su intensidad con el uso de un par de teclas, pero solo tendremos acceso a este color lo que puede ser no suficiente para algunos. A nosotros desde luego nos ha encantado y nos es más que suficiente, pero sois vosotros los que debéis determinarlo.

Como no podía ser de otra manera hoy en día, tendremos a nuestra disposición distintas teclas multimedia, las cuales nos harán la vida un poco más sencilla mientras estamos jugando y es que podremos controlar distintas funciones como el volumen, pasar la canción, entrar en el modo calculadora… atajos que nos ahorrarán un par de clics. Las teclas tendrán una suave elevación, imitando un poco al efecto grada, pero para tener una mayor comodidad podremos utilizar las dos patas traseras para elevarlo todavía un poco más y que nuestra muñeca sufra lo menos posible. También notamos un tacto rugoso y es que nos ayudarán a que los dedos no se mueven demasiado de su sitio, lo que beneficia a una escritura/juego más cómodos.

Uno de los males que aquejan a los teclados mecánicos es la dificultad que tienen estos para reconocer la pulsación de varias teclas al mismo tiempo. Con el ThunderX3 TK50 se ha solucionado parcialmente con su sistema anti-ghosting, el cual se ha implementado en prácticamente la mitad del teclado, centrándose en las partes más gaming (algo más de la mitad izquierda y las flechas, contabilizando un total de 26 teclas). Obviamente esto no quiere decir que en el resto estemos desprotegidos, simplemente que el sistema no va a soportar tantas pulsaciones al mismo tiempo, algo que no debería darnos quebradero de cabeza alguno. Como ejemplo baste decir que hemos probado a pulsar ocho al mismo tiempo, cuatro de la zona con anti-ghosting y cuatro sin él, y no ha habido problema alguno.

Por último, y como ya pudisteis ver en nuestro vídeo unboxing, el ThunderX3 TK50 cumple con los estándares gaming, trayéndonos un cable mallado en nilon acabado en una conexión USB bañada en oro.

Conclusiones

ThunderX3 nos trae un atractivo teclado para los jugadores que quieren disfrutar de un sistema mecánico sin tener que dejarse medio sueldo en ello. El TK50 nos pone a nuestra disposición materiales más que decentes, funciones básicas y varios tipos de switch Outemu a escoger, algo que es muy de agradecer ya que se acercará a casi todos los perfiles y gustos. Por contra echamos en falta algunas funciones como las teclas macro, un software que acompañe y, para los más exigentes, incluso la posibilidad de escoger entre varios colores de iluminación, pero con el precio al que nos llega poco más se puede pedir.

Por todo lo anteriormente citado, en Game It queremos otorgarle el galardón de calidad/precio a este ThunderX3 TK50. Podéis encontrarlo en 4Frags a un precio de 77,90€.

thunderx3 tk50

Categories
Análisis HardwareGame ItPCVídeosVideos Destacados

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY