Torchlight 2. Análisis Nintendo Switch

Las segundas partes a veces sí son realmente buenas.

Tras casi una década desde que llegó a PC, en concreto 7 años, finalmente llega a PS4, Xbox One y Switch Torchlight 2, la secuela del ARPG de los chicos de Runic Games que en su día adquirió cierta notoriedad.

Hoy en Game It os traemos el análisis para la híbrida de Nintendo, una magnífica adaptación que nos permitirá disfrutar decenas de horas allá donde vayamos, y que ya os adelantamos que ha justificado totalmente su espera.

El Diablo está muy presente

Sin duda, cuando empezamos este Torchlight 2 pensamos en la saga Diablo, y es que estamos hablando de un juego que bebe abiertamente de la segunda parte del juego de Blizzard, con un estilo anterior a las novedades del último título de la saga.

Como gran novedad de esta secuela el mundo se transforma y pasamos de una ciudad con una mazmorra por niveles a un mundo explorable repleto de aventuras y cosas que hacer. De hecho, uno de los grandes pilares de la revolución de la saga Torchlight es precisamente eso, una nueva tierra para descubrir y una infinidad de tareas y nuevos lugares que nos mantendrán ocupados decenas de horas.

Evidentemente, para asentarnos en este nuevo lugar necesitamos un personaje, el cual podremos elegir entre cuatro clases: Outlander, Embermage, Berserker y Engineer. El primero se trata del especialista en el combate con armas a distancia y magias de apoyo, el Embermage es aquel encargado de la magia elemental, el Berseker es el clásico personaje cuerpo a cuerpo con el que ir a pecho descubierto y el Engineer, como podemos suponer, se basará en la mecánica, permitiéndonos crear distintos robots y realizar ataques muy potentes a costa del aguante.

Por otro lado, vuelve uno de los elementos diferenciales del primer título: las mascotas. Estos animalillos nos acompañarán durante toda la aventura, tendrán su propio inventario y nos ayudarán durante los combates. Lo mejor es que podremos elegir entre especies tan dispares como un hurón, un bulldog, un búho o incluso un unicornio.

Otro de los elementos que hacen que se hable como una secuela de Diablo II es su sistema de progresión, el cual es tan clásico como efectivo.  Cada vez que subamos de nivel ganaremos cinco puntos de estadísticas y uno de habilidad, pudiendo utilizar los primeros en la Fuerza, la Destreza, la Concentración y la Vitalidad. Por otro lado, la habilidad se basa en distribuir los puntos estratégicamente en el clásico árbol de habilidades propias de cada clase.

En relación con esto, también hay que mencionar el funcionamiento del nivel de equipo, y es que muchos de ellos, para poder usarlos, nos pedirán que alcancemos un determinado nivel de atributo si no alcanzamos el nivel de personaje necesario. Por esto, parece una buena idea subir los dos atributos básicos de cada clase para poder aprovechar esos bonus que nos da el loot que vayamos encontrando.

Un gran mundo en el que matar

Como decíamos antes, Torchligt 2 ha dejado muy pequeño a su predecesor en todos los sentidos, y sobre todo en el tamaño de su mundo. Por si fuera poco, estamos hablando de mapas que se generan de forma procedural, al igual que los enemigos, mazmorras y loots del mismo, por lo que la rejugabilidad es realmente impresionante.

El combate es el centro absoluto de la jugabilidad de este Torchlight, ya que este ocupará el 75% de nuestro tiempo. Además, estamos hablando de una gran variedad de monstruos a los que enfrentarnos y no solo a nivel estético, sino que cada uno de ellos tiene sus propias rutinas y ataques, por lo que cada combate requerirá de una estrategia propia, sobre todo cuando nos situemos en niveles altos.

A pesar de que la jugabilidad es muy básica e intuitiva (la cantidad de botones del mando de una consola tampoco dan para mucho), existen diversos niveles que crean una aventura propia. Y es que, si simplemente queremos observar el mundo y pasar un buen rato, tenemos los 3 primeros niveles, ya que solo el cuarto supone un reto para aquellos que lo busquen. Además, una vez completado el juego, el cual nos puede ocupar tranquilamente más de 30 horas, desbloquearemos Nuevo Juego +, un nuevo nivel de dificultad para los más valientes.

Por último, es necesario mencionar uno de los puntos más atractivos de este Torchlight 2: el multijugador online. Este nos permite jugar básicamente en cooperativo (aunque también hay un pequeño apartado PVP), con hasta otros 5 jugadores. Esto, como podéis suponer, multiplica la diversión del título de manera exponencial. Todo esto está disponible tanto online como en LAN con jugadores cercanos.

Un mundo resultón

El apartado gráfico y artístico no es el punto más fuerte de esta secuela, y la verdad es que la versión que analizamos de Nintendo Switch sufrió algún que otro bug, sobre todo en su lanzamiento. Sin embargo, hay que reconocer que el diseño es realmente bonito, y los escenarios están muy bien trabajados, con un resultado final a la altura del conjunto del título. Además, el rendimiento general es bueno, tanto en modo portátil como en sobremesa.

Respecto a la BSO y los efectos de sonido, todo también cumple a un nivel notable, sin alardes, pero sin deslucir ni lo más mínimo el global. Respecto al doblaje, un poco pobre, pero al no haber demasiadas voces tampoco es algo que desluzca del todo.

Conclusiones Torchlight 2

La primera parte del título de Runic Games apuntó muy buenas maneras, con una jugabilidad sólida y muy divertida. Sin embargo, hay que reconocer que se quedaba muy corto, sobre todo si lo comparamos con un titán del género como es Diablo.

Ahora bien, en Torchlight 2 se ha aprendido y mucho de los errores. Aquí tenemos una aventura grande, variada, divertida y repleta de cosas que hacer. El título nos ofrece decenas de horas de diversión, simple o desafiante, más o menos repetitiva, y es que estamos ante un juego disfrutable por todos los públicos y recomendadísimo para los amantes del género.

Política notas Game It

Torchlight 2
8.5
Torchlight 2
The Good
  • Más grande, más divertido, más desafiante
  • Apartado artístico notable
  • Divertido para todos los públicos
The Bad
  • Su historia
  • Algún bug en la versión de Nintendo Switch
  • NOTA
    8.5
Categorías
AnálisisNintendo SwitchVídeos

RELACIONADO