Las tragaperras y los videojuegos se parecerán mucho en el futuro

Las máquinas tragaperras, afectadas seriamente por los cambios en los gustos y preferencias de los nuevos usuarios, están viviendo un proceso de cambio sin precedentes. Y es que el concepto...
tragaperras

Las máquinas tragaperras, afectadas seriamente por los cambios en los gustos y preferencias de los nuevos usuarios, están viviendo un proceso de cambio sin precedentes. Y es que el concepto tradicional de juego que ofrecían las tragaperras españolas, tal y como puedes comprobar en esta página, está tendiendo a acercarse más al universo del videojuego. Ya no ofrecen una experiencia en la que, simplemente, el usuario tenía que depositar una moneda y hacer girar una serie de rodillos buscando el mayor premio posible, sino que cuentan con cierta trama, personajes y muchos otros elementos impensables hasta hace no tanto tiempo.

Uno de los mejores ejemplos relacionados con esta conversión de la que estamos hablando la podrás encontrar aquí. Sin duda, la proliferación de los eSports, unida al escaso atractivo que para el público más joven tienen las máquinas tragaperras convencionales, permite llegar a la conclusión de que, en un futuro cercano, estos dispositivos serán más parecidos a un videojuego que a otra cosa. Una evolución totalmente lógica y un proceso de adaptación que se antoja necesario para un sector que ha vivido acomodado durante las últimas décadas.

Los datos que demuestran la necesidad de cambio de las tragaperras españolas

Desde que, hace ya algunos años, entrase en vigor la Ley de Ordenación del Juego, de la cual podrás conocer sus aspectos más importantes en ordenacionjuego.es, los casinos físicos y online, así como las salas de juego y de apuestas, tienen la obligación de cumplir con una estricta normativa y de aportar información acerca de su actividad. No cabe duda de que se trata de algo de lo que se ha beneficiado el jugador en términos de seguridad.

Fruto de ello es posible conocer datos muy interesantes relacionados con las máquinas tragaperras. Por ejemplo, a partir del año 2014, se sabe que solo el 27 % de los visitantes de los casinos pertenecen a la generación millenial, es decir, a aquella que comprende a los nacidos entre los años 1980 y 2000. De ellos, solo el 63 % lo hizo para jugar a tragaperras.

Este dato, que podría resultar bueno a simple vista, muestra una tendencia claramente descendente. Por ejemplo, el 68 % de los miembros de la generación X que visitaron casinos, que son los nacidos entre 1965 y 1979, jugaron a tragaperras. Asimismo, este porcentaje crece hasta el 78 % en el caso de los baby boomers, que son aquellos que vinieron al mundo entre 1946 y 1964.

El problema fundamental que de esto se deduce es que la mayoría de los que visitan un casino son menores de 50 años. Sin embargo, quienes juegan a máquinas tragaperras tienen más de esa edad.

Máquinas tragaperras más interactivas

Las máquinas tragaperras han iniciado el camino hacia la industria del videojuego. El usuario joven ya no quiere un dispositivo pasivo, sino que desea poder interactuar con él y que le ofrezca una experiencia completa e interesante. Dicho de otro modo, este tipo de jugador busca en las tragamonedas lo que los videojuegos ya le ofrecen.

No hay que olvidar que los eSports se están nutriendo en gran medida del universo de las apuestas. De hecho, ya sea a través de los casinos o mediante salones especializados, los usuarios tienen la posibilidad de jugar dinero a muchos eventos y partidas. Incluso algunos videojuegos ya ofrecen la oportunidad de echar partidas apostando dinero.

Un perfecto ejemplo de la evolución a la que se verán sometidas estas máquinas en el futuro la encontramos en la saga de videojuegos deportivos FIFA. En ella, dentro del modo de juego Ultimate Team, puedes comprar sobres de jugadores sin conocer cuá te aparecerá al abrirlos. Este modelo ha alcanzado tanto éxito que ha sido copiado por otros muchos títulos e, incluso, la Unión Europea se ha propuesto regularlo ante el impacto que tiene en los más jóvenes.

Casinos que cambiarán radicalmente en el futuro

A tenor de todo esto, no es difícil pensar que, en un futuro más cercano de lo que parece, los casinos de todo el mundo acaben sustituyendo sus máquinas tragaperras convencionales por dispositivos que permitan una experiencia de juego más cercana a los conocidos como eSports. De hecho, esto puede acabar afectando a otras modalidades como, por ejemplo, la ruleta, el bingo o el Blackjack, las cuales también están experimentando una reducción en el número de jugadores tanto en establecimientos físicos como en portales online.

Solo queda esperar a ese momento en el que las tragaperras españolas se hayan convertido en videojuegos capaces de ofrecer una experiencia interactiva y que cautive a los jugadores de aquellas generaciones que, al contrario de sus predecesores, no encuentran atractivos y alicientes en las máquinas convencionales. Sin duda, el sector se enfrenta a un tremendo desafío que puede marcar su éxito o su declive. Probablemente, este sea el más complejo de toda su historia reciente.nt

Categorías
Artículos

RELACIONADO