Turtle Beach Recon 200, review y unboxing

Analizamos el headset Turtle Beach Recon 200, un headset bonito, funcional, multiplataforma y con un precio increíble...
Turtle Beach Recon 200

Turtle Beach es una de las marcas que más tiempo llevan con nosotros, y a lo largo de este tiempo nos ha demostrado que, independientemente de la gama en la que nos movamos, siempre ofrecen productos de calidad y con unos precios más que ajustados destacando siempre por la tremenda calidad de grabación de los micrófonos de sus headsets. Hoy vamos a analizar uno de sus últimos lanzamientos, el Turtle Beach Recon 200, que destaca por ofrecer un precio de mercado sumamente reducido con una estética sobria y exquisita.

Unboxing

Como siempre comenzamos con la carta de presentación del producto, su embalaje. El Turtle Beach Recon 200 nos llega presentado en una caja de cartón con la portada en color blanco y en la que se incluyen los colores verde y azul, como símbolo de su compatibilidad con las consolas de Microsoft y Sony. En esta carátula podemos ver una imponente imagen del Turtle Beach Recon 200 así como la denominación del mismo y la compatibilidad de éste con prácticamente cualquier dispositivo gracias al uso del conector jack de 3.5 mm. En esta ocasión encontramos las especificaciones detalladas en el lateral izquierdo de la caja, dejando un pequeño texto en el que se explica la polivalencia del headset para el derecho. En la trasera podemos ver una imagen en la que se van reseñando las distintas bondades del Turtle Beach Recon 200.

Una vez abierto el embalaje encontramos una bandeja de cartón neutro que contiene, perfectamente embolsado, al Turtle Beach Recon 200, la documentación del mismo y el cable micro-USB de carga del dispositivo.

El Turtle Beach Recon 200

Comenzamos con la tabla de especificaciones técnicas del Turtle Beach Recon 200, extraída de la web del producto.

Como podéis ver las especificaciones del fabricante son bastante escuetas, limitándose únicamente a las dimenisones de los drivers del
Turtle Beach Recon 200, de 40 mm, y la frecuencia de respuesta de los mismos que es bastante estandarizada en el mundillo del gaming: 20 Hz – 20 KHz.

Centrándonos en el Turtle Beach Recon 200 propiamente dicho vemos que el mismo cuenta con audífonos con diseño circumaural, que envuelve por completo el pabellón auditivo evitando así que entre el ruido ambiental y evitando la presión que ofrecen los audífonos sobre el pabellón auditivo cuando descansan sobre él. Los audífonos cuentan con un tapizado en piel sintética que refuerza aún más este aislamiento acústico y son más fáciles de limpiar que los de tela, y cuentan con un acolchado confortable aunque, para nuestro punto de vista, poco denso (cuestión de gustos).

El anclaje de los audífonos permite que éstos realicen dos movimientos. El primero es uno basculante que permite que éstos se balanceen verticalmente, facilitando así que los audífonos se ajusten a la perfección a la morfología de nuestra cara. El segundo, rotatorio, además de cumplir la misma función que el anterior permite que giremos 90 grados los audífonos para dejarlos en posición de reposo en nuestros hombros o sobre cualquier tipo de superficie, y también facilita que los guardemos ocupando un espacio mínimo en nuestra mochila, maleta o incluso en un cajón.

La cara externa de los audífonos cuenta con un acabado plástico muy agradable, estando la mitad inferior del mismo dotado de una serigrafía, en blanco brillante y mate, que emula la fibra de carbono. La mitad superior tiene el logotipo de la marca y acabado mate, consiguiendo así un bonito contraste muy discreto y con un toque sport sin llegar a ser estridente. En lo que a controles se refiere, el audífono izquierdo es el que va a tener toda la botonera e incluso el micrófono. Encontramos dos ruedas de volumen, una que se encarga de gestionar el volumen del auricular y otra que permite regular el volumen que se reproduce en el auricular captado por el micrófono. Gracias a esto podremos no solo escuchar nuestro entorno sino también nuestra propia voz, evitando así que gritemos o que estemos excesivamente aislados de nuestro entorno. Si buscamos inmersión completa bastará con bajar este volumen al mínimo y evitaremos oír nada de lo que ocurre alrededor. Bajo estas dos ruletas de audio encontramos un botón selector que nos permitirá escoger entre off, PS4 y Xbox, aunque ésta última posición también sirve para Switch o dispositivos móviles. Por último, el puerto micro-USB para cargar nuestro Turtle Beach Recon 200.

Sabemos que tras describir este puerto, e incluso antes cuando hemos hablado del cable de carga del dispositivo, más de uno se habrá preguntado por qué un auricular con cable cuenta con batería. No es la primera vez que analizamos un headset con esta característica y, básicamente, es porque se trata de un headset que amplifica automáticamente el audio que recibe, consiguiendo así más volumen y mejor calidad de audio. El inconveniente es que, a pesar de tener cable, necesitamos estar pendientes de la carga del dispositivo para poder utilizarlo.

Si continuamos con Turtle Beach Recon 200 vemos que la misma cuenta con el mismo acabado externo que la mitad inferior del audífono, con una serigrafía que imita el acabado de la fibra de carbono y que le confiere un aspecto expectacular. En el centro de la misma vemos serigrafiada la denoninación de la marca y, en la zona interna, una zona acolchada rematada en piel sintética para que repose sobre nuestra cabeza. En lo que al sistema de ajuste de la diadema, el Turtle Beach Recon 200 cuenta con un sistema de ajuste por puntos y un aro interno metálico, lo que permite nivelar a la perfección el headset y lo hace sumamente robusto.

Por último, el micrófono del Turtle Beach Recon 200. Éste es de muy reducido tamaño y está ubicado en el audífono izquierdo. El micrófono se mutea automáticamente al abatirlo, lo cual nos parece muy cómodo e intuitivo. Además cuenta con una calidad de grabación excepcional, apto tanto para la creación de contenido como para el streaming de contenido multimedia o chat de voz con un audio claro. La contra es que carece de filtro anti-ruido ambiental por lo que deberemos ajustar, desde el dispositivo en el que lo estemos utilizando, el volumen del micrófono para evitar que se escuche todo lo que pasa a nuestro alrededor.

Experiencia de uso y conclusiones

El Turtle Beach Recon 200 es un headset liviano y muy cómodo y con una estética sublime y discreta. La experiencia de uso a nivel auditivo es muy notable, con unos graves excepcionales y unos agudos y medios bastante buenos. El micrófono ofrece una calidad de grabación extraordinaria que captará nuestra voz con total nitidez y con un volumen bastante elevado, con la pega de que deberemos perder un par de minutos para ajustar el volumen desde nuestro dispositivo (Pc en nuestro caso) para evitar que capte demasiado ruido ambiental. Sabemos que esto puede parecer una grandísima pega, pero teniendo en cuenta que estamos ante un auricular de 50€ y que es sobresaliente en el resto de los aspectos creemos que es un mal menor y, obviamente, preferimos eso a una calidad de micrófono mediocre.

Por todo esto otorgamos los galardones de Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It al Turtle Beach Recon 200.

Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareMóvilNintendo SwitchPCPlayStation 4TecnologíaUnboxingUncategorizedXbox One

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO