Vaccine

Vaccine. Análisis Nintendo Switch

Analizamos Vaccine, el survival horror clásico de los 90 desarrollado por el estudio Rainy Night Creations y editado por Ratalaika Games para Switch.

De la mano del desarrollador Rainy Night Creations (RNC) y la editora Ratalaika Games nos llega Vaccine, un título al más puro estilo Survival Horror de los juegos clásicos de los 90 de Capcom. Se lanzó el pasado mes de febrero en Steam y llegó a la tienda digital de Nintendo Switch el pasado 6 del mes de julio.

Adéntrate en la casa infestada de criaturas zombis para buscar una cura y salvar a tu compañero/a de la infección.

Nostalgia clásica de los 90

En Vaccine nos dejarán escoger entre dos personajes: Rita O’Connor y Manuel GP, cada uno con unas habilidades mejoradas diferentes. En caso de la chica tendrá más determinación y puntería con respecto el chico, y al contrario, Manuel tendrá más resistencia y salud que Rita. Una vez escogido a nuestro personaje, la partida comenzará ya dentro de la tenebrosa casa donde nuestro compañero (el que no hemos escogido) ha caído enfermo y debemos encontrar una cura para salvarlo.

Vaccine

Con esta premisa empieza Vaccine, una historia que no destaca en absoluto por su tema argumental, ya que esta estará prácticamente desaparecida siendo más una excusa para adentrarnos en la acción. Pero sí contará con un final y sacarlo no será fácil por diferentes motivos. El primero de ellos porque el escenario se genera de forma totalmente aleatoria, por lo que tanto objetos como habitaciones tendrán diferentes localizaciones de una partida a otra. Sin duda es su punto fuerte ya que da dinamismo de estructuración al juego y cada comienzo será uno nuevo. Y porque tenemos dos puntos que juegan en nuestra contra: el límite de tiempo de la partida y los zombis que habitan los diferentes cuartos y pasillos de la casa.

La duración del juego variará dependiendo de nuestra habilidad ya que tenemos un máximo de 30 minutos para completar el nivel y encontrar la cura. Si a lo largo de este tiempo nos matan, la partida acabará y si el contador llega a cero después de 30 minutos, también se acabará. De esta manera, la casa se generará las veces que haga falta por cada partida hasta que encontremos la cura.

Siguiendo las más que referencias de los títulos en los que se ambienta, Vaccine mantiene una jugabilidad muy clásica en la que nuestro personaje se moverá por el escenario con tan solo dos botones: flecha de arriba y flecha de abajo, para ir hacia delante y hacia atrás respectivamente. Y hablo de las flechas porque no recomiendo jugar, en absoluto, con el joystick. No porque funcione mal, simplemente porque la experiencia se transmite mejor y se tiene un mayor control con ellas. En otras palabras, un control bastante ortopédico, para aquellos más jóvenes que desconozcan el origen de los videojuegos. Asimismo, las flechas de izquierda y derecha funcionarán para hacer giros en el lugar y cambiar la dirección del personaje al andar. Esta mecánica conlleva a tener una cámara fija localizada en diferentes ángulos según la zona que estemos visitando.

Vaccine

Avisaros que la cámara en algún que otro momento nos jugará una mal pasada, ya que al estar fija en ciertos ángulos del escenario en muchas ocasiones no nos dejará ver bien algunos objetos o detectar la presencia enemiga, llevándonos el «susto» gratuito al ser atacados. Por tanto, teniendo en cuenta estos dos términos jugables la exploración es uno de los alicientes más importantes de Vaccine siempre y cuando queramos avanzar y encontrar equipamiento. En ciertos puntos para continuar se nos pedirán unas llaves plateadas y/o doradas para abrir puertas especiales, y al llegar a cierto punto es cuando nos daremos cuenta de que nos faltan y habrá que patear de arriba a bajo cualquier rincón y pasillo en su búsqueda.

Manteniendo la referencia Resident Evil de la década de los 90, Vaccine sigue bebiendo mucho de la obra de Capcom en cuanto a términos de jugabilidad se refiere. A parte del movimiento con las flechas, para atacar a los enemigos que encontremos tenemos que pulsar cualquiera de los botones gatillo de L y R para entrar en modo combate y pulsar seguidamente el Botón A para efectuar la acción. La mecánica será la misma tanto para armas de cuerpo a cuerpo como a distancia como pistolas o escopetas. Además del Botón A para interactuar con el entorno y abrir puertas o recoger objetos, y el Botón B para correr.

Vaccine

Por último, mencionar que en Vaccine cualquier acción recompensará con una cantidad de experiencia. Derrotar enemigos es lo que más experiencia nos dará, pero abrir y cerrar puertas también nos da experiencia aunque en menor medida. Esta es muy importante, ya que gracias a ella podemos mejorar las habilidades de nuestro personaje.

Referencias de Resident Evil

Tal como llevo diciendo en todo el análisis, Vaccine es un claro tributo a las primeras entregas de la serie Resident Evil en jugabilidad, pero también en su apartado gráfico, diseño y menús. Haciendo gala de un más que decente arte en pixel como diseño principal, la obra de Rainy Night Creations destaca por haber sabido transmitir esa atmósfera oscura y cargada de los juegos de Capcom.

Modelado absolutamente en 3D, tanto personajes como escenarios, Vaccine destaca por ofrecer un aspecto gráfico decente que en absoluto se vuelven un problema y lo hacen muy disfrutable. En conjunto tenemos un resultado de aprobado con buenos mapeados (aunque en ocasiones repetitivos a pesar de su aleatoriedad) y un conjunto de animaciones funcionales. Un título que juega muy bien con la nostalgia y al que tampoco se le puede pedir mucho más.

De la misma manera tenemos un menú diseñado para ver todo tipo de información de un vistazo. En el que poder mejorar las habilidades de nuestro personaje, así como ver los diferentes objetos que tenemos en el momento como las armas. Movernos por él es bastante sencillo aunque en ocasiones algo lioso ya que no se distingue muy bien cuando seleccionamos algo del mismo.

Vaccine

Por último, la banda sonora es un apartado del juego que cumple medianamente con su objetivo. No llega a ser tan emblemática como los clásicos de Capcom, pero sí ofrece una melodía que acompaña muy bien al estilo de la acción en todo momento. Al igual que los diferentes efectos de sonido que rodean los combates y acciones de nuestro personaje.

Conclusión Vaccine

Ratalaika Games ha hecho muy bien en acercar este Vaccine a los jugadores de Nintendo Switch y ofrecerles un survival horror de corte clásico que gustará a los amantes de los dos primeros Resident Evil. Las referencias son más que claras con la saga de Capcom y gracias a ellas tenemos un título interesante al que jugar que ofrece una banda sonora que cumple su cometido, una atmósfera que transmite ese terror a lo desconocido y sobre todo una jugabilidad muy nostálgica. Vaccine es un juego que, de gustarte los principios de género, es una de las opciones más seguras de compra para tu Nintendo Switch.

Política sobre notas en Game It.

Vaccine
6.5
Vaccine
The Good
  • El generar escenarios de forma aleatoria.
  • Las referencias de los clásicos Resident Evil.
  • La jugabilidad, un pequeño reto.
The Bad
  • A pesar de su aleatoriedad, puede hacerse repetitivo.
  • Historia floja y prácticamente nula.
  • Interesante
    6.5
Categories
AnálisisNintendoNintendo SwitchPCVídeos

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY