When Ski Lifts Go Wrong. Análisis Nintendo Switch

Diseñando las pistas perfectas

Nintendo Switch sigue enriqueciendo su catálogo con títulos de diversas tipologías, y en el medio de triples A como Super Smash Bros Ultimate, nos llegan juegos de corte indie que nos permiten echar unas partiditas rápidas y sin el estrés de la competición ni historias profundas y reflexivas.

Hoy en Game It os traemos When Ski Lifts Go Wrong, el juego de Hugecalf Studios y Curve Digital, basado en la jugabilidad del popular Bridge Constructor, y que nos planteará decenas de rompecabezas para que nuestros esquiadores puedan subir a lo alto de la montaña y lanzarse ladera abajo.

El ingeniero de la nieve

When Ski Lifts Go Wrong parte de una premisa muy sencilla, que es la de construir una estructura para que nuestro telesilla llegue a la cima de la montaña, y sobre todo para que nuestros esquiadores no se estrellen en el intento.

Para nuestro cometido tendremos a nuestra disposición una variedad de materiales, tales como pilones de madera, tablas, cuerdas de tensión y poleas. Con esto, deberemos de crear una construcción lo suficientemente sólida como para que no se venga abajo en medio de la subida.

Todo esto requerirá de una buena lectura de la situación, y es que deberemos de combinar los recursos de una manera eficiente, como si un trabajo de ingeniería se tratase. Superar los niveles de forma básica no será demasiado difícil, más allá de evitar obstáculos como árboles, y de darle la suficiente estabilidad a la estructura.

Ahora bien, el verdadero reto aparece cuando queremos completar los objetivos opcionales, tales como recoger la estrella especial, que nuestra edificación sea sometida a una presión mínima, o gastar menos de X dinero en hacerla. Será aquí donde lo iremos pasando realmente bien y donde nos tendremos que exprimir los sesos para completar el título al 100%.

Deslizándonos por la nieve

El punto más original de este When Ski Lifts Go Wrong pasa porque el título no termina una vez que nuestro esquiador llega encima, sino que este nos permitirá continuar con un cambio de jugabilidad e incluso de género.

En esta ocasión nuestro objetivo será bajar la montaña poniéndonos en la piel de un esquiador, un snowboarder o montados sobre una moto de nieve, todo ello evitando los obstáculos que aparecen en nuestro camino.

El objetivo y el control son bastante similares entre ellos, pero eso no quita que sea un añadido la mar de interesante y que da un poquito más de profundidad a un juego con una propuesta de base muy sencilla.

Además de esto tenemos contenido “veraniego”, que básicamente lo que hace es cambiar los escenarios y las skins, pero manteniendo la misma premisa y jugabilidad que los saltos de ski que dan nombre al título.

Partida a partida al final estamos ante un juego que nos puede dar unas cuantas horas de juego sin casi darnos cuenta, aunque bien es verdad que quizás se quede un poco grande para Nintendo Switch, y es que sus mecánicas encajan perfectamente con un Smartphone que supera a todas luces en portabilidad a la híbrida de Nintendo.

Los muñequitos en la nieve

El diseño del título es muy básico pero muy resultón, se adapta perfectamente a lo que ofrece, sin alardes, y con unos gráficos caricaturescos que aportan diversión incluso en las muertes de nuestros esquiadores, las cuales son realmente cómicas y absurdas.

Realmente no se le puede pedir mucho más, y es que dada la sencillez del juego este responde perfectamente tanto en sobremesa como en portátil, y el resultado visual es totalmente satisfactorio.

A nivel sonoro, poco podemos mencionar para bien y para mal. Una musiquilla muy habitual en los títulos de estas características, y eso sí, nos llega totalmente en español, aunque en realidad la cantidad de texto es mínima y apenas influye en el desarrollo.

Conclusiones When Ski Lifts Go Wrong

Hugecalf Studios y Curve Digital nos traen un título al estilo Bridge Constructor capaz de tenernos enganchados unas cuantas horitas “muertas” delante de nuestra Nintendo Switch. Al creciente nivel de dificultad y a los desafíos secundarios, que son los que le dan más chicha a la propuesta, hay que añadirle el modo descenso, sencillo pero difícil de dominar, y capaz de hacernos repetir una y otra vez los niveles por orgullo propio.

El juego llega a Nintendo Switch a un precio de unos 15 euros algo excesivos para lo que nos propone, sin embargo, si esperáis un poco a una rebajilla en la eShop, esta se vuelve una propuesta de lo más interesante para echar unas partidas desenfadadas y sin más pretensión que pasarlo bien.

When Ski Lifts Go Wrong
6.5
When Ski Lifts Go Wrong
The Good
  • Entretenido y desafiante
  • El modo
The Bad
  • Precio excesivo
  • Encaja más en móvil que en Switch
  • Interesante
    6.5
Categorías
AnálisisNintendo SwitchVídeos

RELACIONADO