WiiU podría soportar un único controlador táctil

Pues si, queridos lectores. Después de que Nintendo nos vendiera la moto en su extraña conferencia del E3, mostrándonos las «maravillas» de su nueva consola de sobremesa (la misteriosa...

Pues si, queridos lectores. Después de que Nintendo nos vendiera la moto en su extraña conferencia del E3, mostrándonos las «maravillas» de su nueva consola de sobremesa (la misteriosa WiiU de marras), resulta que empiezan a llegar datos negativos que nos hacen pensar que o bien la plataforma todavía no está completamente afinada, o que estamos ante un fiasco en el diseño importante. Parece ser que una de las características más novedosas e interesantes de la nueva consola de Nintendo, el controlador con pantalla táctil, podría tener sus pros y sus contras. Si quieres saber lo que Shigeru Miyamoto tiene que decir al respecto, sigue leyendo tras el salto.

Primero repasemos los hechos. Nintendo presenta en el E3 su nueva WiiU, y nos pone los ojos a cuadros con un nuevo tipo de controlador que integra una pantalla táctil y sistemas de Realidad Aumentada. Nos muestran como se puede trasladar la salida de imagen de la consola desde la televisión hasta la pantalla táctil del controlador. Babas.

Pero no todo lo que reluce es oro, y en esto de las ferias de videojuegos, lo más probable es que sea humo. Resulta que el gran Shigeru Miyamoto ha desvelado en una entrevista que la novedosa WiiU podría no ser capaz de soportar más de un fantástico controlador táctil, lo que deja en entredicho la capacidad de la consola. Según sus palabras, lo normal sería que los demás jugadores utilizaran controladores normales de Wii o bien incluso una Nintendo 3DS como mando, cosa esta última que de ser cierta, demostraría que si que buscan esa integración de la que alardearon en la conferencia.

No obstante, queda más de un año para el lanzamiento de la consola, por lo que desde mi punto de vista particular creo que es posible que desde Nintendo replanteen la situación e incluyan la posibilidad de usar controladores táctiles adicionales. Es cierto que el coste de procesar y enviar los gráficos a varias pantallas táctiles hace necesaria una potencia enorme en la nueva consola, pero si al final llega a suceder como ha afirmado el señor Miyamoto, este asunto podría representar un lastre más que un beneficio para la aventura comercial de WiiU. Y no creo que los de Kioto estén dispuestos a empezar su nueva andadura con un caballo perdedor.

Categorías
OpiniónUncategorizedWii U

RELACIONADO