world war z game it

World War Z. Análisis Xbox One

Probamos la nueva apuesta por el mundo de los zombis más atléticos.

Las modas son cíclicas, de eso no hay duda ninguna, y es algo que también se puede ver en la industria del entretenimiento donde cada X años hay, lo que podríamos llamar, el monstruo de moda. Recientemente fueron los vampiros, con videojuegos, películas y libros que copaban las listas de ventas y, ahora, se trata de los zombis, aunque están comenzando a perder algo de fuerza. Saber Interactive se ha puesto a los mandos de World War Z, el videojuego basado en la película que a su vez se basó en la novela de Max Brooks y que nos ha hecho recordar a títulos como Left 4 Dead, de los cuales todavía estamos esperando una secuela.

Un universo zombi plagado de historias… un tanto insulsas

Para aquellos que no conozcáis la historia de World War Z, estamos en un mundo donde una enfermedad que transforma a los humanos en algo así como zombis rabiosos lo está destruyendo todo a su paso. Si en vuestra mente se ha creado la idea de un zombi torpe que viene hacia nosotros a paso de tortuga porque no coordina bien, ya os lo podéis sacar de la cabeza y es que aquí van a correr, y mucho.

World War Z se centra en la historia de distintos personajes, repartidos entre 11 localizaciones que, a su vez, se dividen en cuatro partes cada uno. Así, podremos visitar zonas como New York, Moscú, Jerusalem o Tokyo, debiendo en cada una superar distintos escollos para poder seguir avanzando. Este podría ser el resumen de la campaña de World War Z y, para aquellos que estéis esperando más, sentimos desilusionaros, pero no hay mucho más que contar.

La campaña, que se puede jugar tanto en solitario asistido por IA, o en cooperativo, se basa en esas 11 localizaciones, pudiendo hacerlas en el orden que queramos y siendo muy parecidas entre todas ellas. Sí, las localizaciones están muy bien recreadas y no tendremos duda alguno de dónde estaremos en todo momento, pero se basan en su inmensa mayoría en ir del punto A al punto B, matando cuanto zombi se ponga por delante, debiendo en algunos momentos proteger a alguien del grupo, o algún NPC que nos encontramos o aguantar hasta que la ayuda llegue.

world war z game it

Para aquellos que seáis de los que preferís el single player tenemos más malas noticias y es que la IA es realmente desastrosa en este juego. No es que vayan moviéndose como patos de feria y poco más sepan hacer, es que se limitan a disparar y poco más. Su interacción con el entorno es nula, siempre yendo con las mismas armas y no cogiendo las que nos vayamos encontrando que mejoren nuestro equipo, siendo incapaces incluso de coger botiquines y curarse. Si no fuera por los miles de zombis a los que tendremos que disparar, desde luego entonaríamos ese antiguo refrán que dice: «mejor solo que mal acompañado».

El multijugador cooperativo, la estrella del lugar

Si World War Z no es un juego que destaque por su historia y por poder disfrutarlo solo, lo único que nos queda es el cooperativo y, para alivio de más de uno, esto es algo que hace bastante bien. Los personajes podrán escoger categorías para amoldarse mejor a nuestro estilo de juego, diferenciándose sobre todo por las armas que utilizarán. Así podremos escoger entre pistolero, destructor, manitas, médico, rebanador y exterminador, permitiéndonos ganar además experiencia en cada una de ellas para subir de nivel e ir adquiriendo habilidades.

Todo esto nos valdrá para ir poco a poco editando nuestros personajes, consiguiendo mejoras en nuestro equipo y pudiendo subir la dificultad del juego. Cada escenario dura en torno a los 20 minutos, por lo que completarse el juego nos va a llevar relativamente poco, pero la idea es poder rejugar una y otra vez hasta conseguir el personaje perfecto. Para añadir algo más de variedad cada vez que iniciemos un escenario habrá elementos cambiados de sitio, como son los objetos y los consumibles, pero tampoco es que con esto vaya a parecernos que no estemos haciendo lo mismo una y otra vez.

world war z game it

Otra cosa en la que encontramos variedad, y que nos ha parecido una copia directamente de Left 4 Dead, es que tendremos varios tipos de zombis, diferenciándose así algo de la película. Así nos encontraremos los Toro, quienes distinguiremos fácilmente por cargar directamente a por nosotros enfundados con equipamiento de antidisturbios, Acechadores, que saldrán siempre de la nada para atacarnos y los Gritones, que se dedicarán a, sorpresa, gritar para atraer a otros zombis.

También contamos con la posibilidad de jugar contra otros jugadores en lo que se ha denominado PvPvZ (Player versus Player versus Zombies), y es que deberemos acabar con otros jugadores mientras tenemos que vérnoslas contra los zetas. A pesar de que la idea pueda parecer buena, lo cierto es que el caos impera demasiado y acaba con el atractivo que pudiera tener, acabando por ser algo más anecdótico que realmente útil. Hay varios modos de juegos, pero nada que nos haya llamado demasiado la atención.

Zombis por todos lados

Técnicamente World War Z no defrauda y es que, a pesar de no ser un portento, recrea perfectamente el mundo del juego. Como decíamos antes sabemos perfectamente dónde estamos y es que la recreación de los escenarios es muy interesante, especialmente cuando hablamos de un juego donde vamos a tener cientos y cientos de personajes en movimiento que vienen corriendo hacia nosotros.

No todo es perfecto y es que hay algunas cosas que no están todo lo bien que podrían, como por ejemplo el uso de armas pesadas o de las explosiones, que carecen de la contundencia que debieran (cuando lanzamos una granada a una columna de zombis que están escalando una pared y pasan bastantes segundos hasta que parece afectarles, pierde parte de la gracia). El armamento es demasiado parecido entre sí, y es que con casi cualquier armamento podremos despedazarlos, sin embargo las realmente pesadas no cambian mucho el panorama, dándonos la sensación de que no tenemos esta potencia en nuestras manos.

world war z game it

World War Z_20190428125617

El título llega doblado al inglés y traducido al castellano, pero tampoco es que vayamos a tener que estar mucho tiempo leyendo conversaciones, especialmente cuando repitamos una y otra vez cada misión. La banda sonora, eso sí, no es para nada destacable, echando de menos la maravillosa canción que nos regaló Matt Bellamy (Muse).

Conclusiones de World War Z

Si por algo podemos destacar al título de Saber Interactive es por su apartado multijugador, centrándonos casi exclusivamente en el cooperativo y es que el competitivo ha pasado casi sin pena ni gloria. Gráficamente tenemos un título correcto que merece mucho la pena jugarlo con amigos, lo que nos dejará bastantes horas de diversión, pero ese es prácticamente todo su atractivo ya que jugarlo solo nos parece bastante inútil.

Politica notas Game It

World War Z
6
World War Z
The Good
  • Una experiencia cooperativa muy completa.
  • Variedad de escenarios.
The Bad
  • Una IA pésima si queremos jugar solos.
  • Se vuelve bastante repetitivo.
  • El PvP no tiene casi peso alguno.
  • Interesante
    6
Categorías
AnálisisPCPlayStation 4VídeosXbox One

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO