Xenoblade Chronicles 2 Game It

Xenoblade Chronicles 2. Análisis Nintendo Switch

El viaje hacia el Elíseo

Si algo he aprendido durante mi estancia en GameIt es que aunque los videojuegos sean nuestra pasión no dejan de ser parte de nuestro trabajo. Que sean parte de nuestro trabajo implica ser justos y nos otorga una responsabilidad para con nuestros lectores y consumidores en general, personas que delegan en nosotros la confianza necesaria para recomendarles si comprar o no un título. Quería explicar esto antes del análisis ya que pese a no ser un excelso conocedor de esta IP de Nintendo, si he sido uno de esos jugadores que alucinaron con los primeros trailers de Xenoblade Chronicles 2. Cuando se confirmó su salida para este mes de diciembre brotó dentro de mí una alegría increíble, ya que entendía que Nintendo quería cerrar el año con otra obra maestra más que recalcase aún más si cabe el éxito que está teniendo Nintendo Switch. Lo cierto es que el juego no ha decepcionado, pero es de recibo reconocer que la obra de Monolith Soft no está a la altura de las expectativas que ha generado durante estos últimos meses.

La última gran IP de Nintendo

Xenoblade Chronicles 2 es una secuela indirecta de aquel título del mismo nombre que llego a tierras europeas en agosto de 2011. En un momento en el que el catálogo de Wii se veía seriamente cuestionado por parte de los jugadores Nintendo supo responder a la demanda de sus fans mas exigentes con un juego diferente a todo lo que habían sacado: un JRPG complejo, largo y con una historia muy interesante y bien contada.

Nintendo parecía haberse sacado de la manga una nueva gallina de los huevos de oro. Un juego que le permitiría conectar con el sector más hardcore y exigente de su público pero sin salirse de sus cánones. El éxito del juego lo llevó a Nintendo 3DS donde se alzó como único exclusivo de la consola, y más tarde, cuando Wii U llegase al mercado con su esperada secuela Xenoblade X (que resultó ser más una suerte de Spin off o Remake) intentaría plantar cara al catálogo del resto de consolas de nueva generación, recibido con críticas excelentes y poniendo a Wii U en el mapa nuevamente.

Salta a la vista que desde su origen la obra de Monolith Soft ha caído de pie dentro de la industria y se ha ganado a pulso el respeto de los jugadores, por ello la llegada de Xenoblade Chronicles 2 suponía todo un evento. Nintendo comenzó su desarrollo en paralelo al de Xenoblade X a mediados de 2014, la idea de una secuela siempre había estado en mente de los desarrolladores pero en su momento se optó por crear una obra que exprimiese al máximo el potencial de Wii U y que tuviese un mayor énfasis en la exploración del mundo abierto que su antecesor. Según sus creadores, este juego serviría para aprender y que el juego que nos llegase el día de mañana (el que hoy nos incumbe) fuese la obra más completa posible, tanto a nivel jugable como de historia.

Vida entre las nubes

Xenoblade Chronicles 2 es un JRPG con combates muy dinámicos en el que se nos cuenta la historia de Rex, un joven buceador que vive a lomos de un titán surcando las nubes de Alrest.

Alrest es una tierra inhóspita formada por un inmenso mar de nubes bajo el cual se encuentran los restos de la civilización pasada, por ello nuestro joven protagonista se dedica a sumergirse cada día con el fin de hacerse con un botín que le permita subsistir en su día a día. Aunque la tierra ha desaparecido, la humanidad ha encontrado suelo sobre el que vivir a lomos de unos gigantescos seres llamados “Titanes. Estos seres conviven en paz con los humanos y  las diferentes razas animales que viven en su cuerpo, proporcionando un hogar a todos estos “minúsculos” seres. Todo parece ideal hasta que nos damos cuenta de que los titanes también son seres vivos, por lo que su vida al igual que la nuestra tiene un fin, así que la humanidad está condenada a vivir esperando la caída de los titanes… y cuando esto ocurra no quedará suelo sobre el que caminar.

Este problema está afectando a todo Alrest: titanes, humanos, animales e incluso Blades. Los Blades son una de las formas de vida más únicas e interesantes de Alrest. Se trata de entidades que nacen de los llamados cristales primordiales y que toman forma al ser despertados por otro ser vivo con la capacidad de controlarlos, los llamados Pilotos. Durante toda la aventura aprenderemos más y más sobre esta interesante relación entre Blades y Pilotos y será uno de los pilares en los que se sustentará la historia principal.

La cosa es que el mundo tal y como se conoce desaparecerá mas temprano que tarde, por lo que la humanidad está obligada a elegir entre dos opciones: concienciarse y prepararse para la caída o buscar una solución, un lugar de tierra firme que les permita vivir sin miedo… Un lugar como el Elíseo.

Para muchos el Elíseo es tan solo una leyenda, pero para Rex es una realidad que está dispuesto a demostrar. Su sueño es viajar al centro de Alrest donde se encuentra El Gran Árbol, escalarlo y encontrar el Elíseo.

Pero buscar este lugar solo es una tarea totalmente imposible. Así que como es canon en casi cualquier JRPG, nuestro protagonista comenzará un viaje lleno de aventuras en los que conocerá a nuevos compañeros que le ayudarán en su viaje, siendo fundamental en este caso el papel de Pyra, su Blade.

La historia de que Xenoblade Chronicles 2 nos quiere contar es muy interesante, y la cuenta de una manera muy llevadera mediante cinemáticas que rebosan calidad audiovisual por todos sus costados. Con un apartado visual bueno y una BSO que pone la piel de gallina, en cuestión de horas el juego nos sumerge con mano maestra en un mundo tan grande como imaginativo, un lugar en el que querríamos estar y que nos hace sentir que estamos viviendo una de esas grandes aventuras que tantas veces hemos visto en nuestras series anime preferidas.

Aunque en algunas ocasiones nos encontremos con ciertos clichés, el juego sabe esquivar ese San Benito con giros inteligentes e inesperados, por lo que la propia pre concepción que podamos tener del guión seguramente no servirá para nada. Es un placer ver que la mayor fortaleza de este juego reside en lo que nos quiere contar y en cómo nos lo cuenta. Si os gustan las buenas historias y os va el estilo anime DEBÉIS jugar Xenoblade Chronicles 2.

¿Que juego se esconde detrás de esta maravillosa historia?

Xenoblade Chronicles 2 es un juego muy enfocado a la acción gracias a un combate muy activo y rápido. Aunque solo podremos controlar a un único personaje durante el combate, éste puede cambiar su Blade en cualquier momento, cosa que repercute tanto en el arma que blande como en su estilo de combate y habilidades.

Nuestro personaje golpea automáticamente, así que durante el combate debemos estar atentos a 3 cosas principalmente: al movimiento, las skills que tengamos activas y los movimientos especiales.

Cada Blade tiene un tipo de daño (fuego, agua, viento, tierra, electricidad…) que puede ser particularmente efectivo cuando se enfrenta a otro en concreto.  También debemos tener en cuenta el estilo del Blade, siendo posible Ataque, Defensa o Sanación. Teniendo en cuenta que cada Blade tiene 3 skills básicas que podremos usar cada vez que las hayamos cargado y un especial que cuenta con 4 cargas, estamos ante un juego que ofrece un combate bastante profundo y bien pensado que incluso puede llegar a abrumar en un inicio debido (en gran medida) a una interfaz sobrecargada de datos y números.

Pero por mucho que os cuenten, Xenoblade Chronicles 2 no tiene un combate difícil de entender. En realidad una vez comprendamos su funcionamiento lo cierto es que se echa de menos un cambio de personajes dinámico o una pausa táctica que permita mover a nuestros personajes con mayor precisión como en los juegos de la saga Dragon Age, algo que le hubiese venido al pelo.

Configurar la equipación de nuestros Pilotos y Blades será necesario para avanzar en la aventura, al igual que subir de nivel a los propios personajes, sus habilidades y sus pasivas.

Al igual que en juegos como Pokémon o Golden Sun, el uso de estos seres especiales (los Blades en este caso) y administrarlos correctamente según la tabla de tipos será importante durante la aventura. Por ello cada piloto deberá llevar encima si es posible un mínimo de 3 Blades que sigan algún tipo de estrategia en el combate. Obtenerlos será una tarea un tanto pesada, ya que lejos de poder comprarlos en las diferentes tiendas de las ciudades o buscarlos, los obtendremos de manera aleatoria como si de un “Pack Opening” de loot boxes se tratase. Durante la aventura encontraremos cristales primordiales de diferentes tipos y éstos podrán ser activados por cualquiera de los pilotos que tengamos. Así ,de manera aleatoria, cada vez que activemos uno tendremos posibilidad de que nos toquen Blades de perfil más bajo o por el contrario Blades Legendarios (los cuáles son fácilmente reconocibles).

A nivel de exploración y de misiones el juego presenta luces y sombras. Las luces vienen dadas por un mapa gigantesco rico en detalles y vida silvestre, con un montón de monstruos que cazar y algunos especiales que presentarán un reto mayor. Todo está fijado por niveles, por lo que si somos nivel bajo y nos metemos en una zona con monstruos de nivel alto seguramente salgamos de ahí en una caja de pino.

El lado oscuro de todo esto es la sensación de poco trabajo que transmiten las misiones secundarias que nos iremos encontrando durante el juego. Al igual que en los juegos MMORPG, las misiones ajenas a la historia que encontraremos en Xenoblade Chronicles 2 son normalmente tareas de recadero consistentes en matar a X monstruos de un tipo o recolectar X cantidad de un material. Estas misiones carecen de una narrativa mínimamente interesante y sirven simplemente para dar al jugador algo más para hacer que no sea avanzar en la historia principal, algo que viendo el alto nivel narrativo de la misma se nos antoja bastante escaso e incluso feo, ya que el nivel en este tipo de misiones baja el interés y la inmersión.

Otro problema que nos encontramos a la hora de movernos por este mundo es el indicador de misiones, que lejos de ayudar muchas veces nos ayuda a perdernos más gracias a lo poco preciso de su funcionamiento.

El patinazo técnico

Y es en este apartado donde lamentablemente debemos bajar a la tierra y hablar de porqué Xenoblade Chronicles 2 no ha podido llegar a donde nos hubiera gustado que llegara. Pese a que artísticamente y a nivel sonoro estamos ante un juego de 10, es imposible negar que el juego ha llegado bastante por debajo de lo que se le debe exigir técnicamente a un título triple A.

Para empezar, el modo portátil presenta un acabado muy inferior al que podemos disfrutar en el Dock (algo bastante extraño ya que normalmente esto suele suceder a la inversa). Con una resolución bajísima y problemas graves a la hora de cargar texturas, el juego en modo portátil deja mucho que desear y muestra un evidente downgrade con respecto a lo que podemos ver en una pantalla grande. Aún así, jugando en el Dock nos encontraremos con algunos fallos a la hora de cargar texturas, popping y fallos de resolución que nos hacen ver el juego más borroso (aunque menos que en modo portátil donde el problema es evidentemente mayor)

Sin ser injugable en modo portátil (personalmente no lo recomiendo), el juego llega bastante por debajo de las expectativas gráficas que todos nos esperamos de un triple A de la marca Xenoblade, más aun después de lo visto en Xenoblade X para Wii U, un juego de la generación anterior de una consola menos potente que no presentaba estos problemas. Quizás hayan sido las prisas por tener el juego para estas navidades, quizás hayan sido fallos de programación solucionables con un parche… pero parece increíble que un juego tan importante para Nintendo haya llegado con esta factura tan mediocre a nivel gráfico.

La papeleta se disimula gracias a todo ese apartado artístico tan bien logrado, con esa BSO increíble y épica, pero es imposible no sentirse decepcionado cuando uno de los juegos llamados a ser obras maestras de Nintendo Switch llega de esta forma. Esta visto que el problema no reside en la falta de potencia de la máquina ya que obras como Zelda BotW o Xenoblade X lo corroboran, el problema aquí parecen haber sido los tiempos y las prisas… quizás con unos cuantos meses mas para pulir el juego la cosa hubiese sido diferente.

Para terminar hay que señalar que el juego viene con buenos doblajes tanto al inglés como al japonés (recomendamos fuertemente este último) y perfectamente traducido al castellano.

Conclusiones de Xenoblade Chronicles 2

Xenoblade Chronicles 2 es uno de los grandes lanzamientos del año para Nintendo Switch y seguramente uno de los mejores RPG de la actual generación, pero por causas que desconocemos ha llegado tocado en el apartado técnico. Como historia es apasionante y nos presenta un mundo que ni en el mejor de nuestros alardes de imaginación concebiríamos, tiene personajes entrañables y apoya todo en una banda sonora que llega a tocarnos el corazoncito. Es un juego complejo, profundo y con una duración que puede llegar tranquilamente a las 60-70 horas si solo nos interesamos por la historia principal. Pese a no llegar al estatus de obra maestra por sus evidentes problemas técnicos, su espíritu y su concepción si lo son.

Política sobre notas en Game It.
Xenoblade Chronicles 2
8.5
Xenoblade Chronicles 2
The Good
  • Buena historia que recuerda a los mejores animes.
  • Personajes entrañables, bien construidos y con una evolución palpable durante la aventura.
  • BSO sublime, con temas épicos y que seguramente recordaremos mucho tiempo.
  • Sistema de combate profundo y lleno de variables con los Blades como protagonistas.
  • El mapa: bien construído y con un apartado artístico genial...
The Bad
  • ... pero desaprovechado por unas misiones secundarias muy poco inspiradas.
  • Técnicamente muy decepcionante en modo portátil y mediocre en modo Dock (se salva por su apartado artístico)
  • Algunas mejoras en el combate como la pausa táctica o el cambio de personajes habrían venido bien.
  • El sistema de obtención de Blades fundamentado en la aleatoriedad.
  • Muy Bueno
    8.5
Categorías
AnálisisNintendoNintendo Switch

Friki como muchos, nostálgico como pocos. Amante del medio de los videojuegos, en especial indies. Actor de doblaje y locutor en donde se me escuche, subo cosillas en Youtube de vez en cuando. Siempre he pensado que la vida es un poco Dark Souls.

RELACIONADO