Asus ROG Phone 5, review completa del móvil gaming por excelencia

Analizamos el referente de los móviles gaming del mercado, el Asus ROG Phone 5, una bestia con la que exprimirás al máximo tus juegos...

Continuamos analizando móviles con una clara tendencia gaming, aunque en esta ocasión damos paso a todo un titán del sector con su Asus ROG Phone 5, todo un clásico dentro del sector de los smartphones gaming con unas especificaciones brutales, un nutrido abanico de accesorios y una estética que harán las delicias de los gamers más hardcore. Y es que desde Asus no han dejado absolutamente nada en el tintero, echando toda la carne en el asador con un terminal que, sobre el papel, promete ser la mejor opción gaming dentro del mercado internacional de smartphones.

Antes de comenzar, agradecemos a Asus el préstamo del terminal para la realización de la review.

El Asus ROG Phone 5

Como de costumbre, comenzamos desgranando las especificaciones técnicas del terminal, las cuales son bastante prometedoras. Comenzamos con el corazón del terminal, un procesador Qualcomm Snapdragon 888 que nos llega acompañado de 16 Gb de RAM LPDDR5 y 256 Gb de almacenamiento UFS 3.1. Para alimentar semejante bestia, el Asus ROG Phone 5 cuenta con una batería de 6000 mAh con carga ultrarápida de 65W para tener nuestro dispositivo plenamente cargado en tiempo récord. En lo referente al apartado de conectividad, encontramos WiFi IEEE 802.11 a/b/g/n/ac/ax(6E), 2×2 MIMO, NFC, Bluetooth 5.2, 5G y conector jack de 3,5 mm. Todo esto, integrado en un bloque relativamente compacto de 172,8 x 77,2 x 10,29 mm con un peso de 238 g y un panel AMOLED de 6,78”.

Si pasamos a ver el diseño del terminal encontramos una línea puramente gaming que, sin embargo, no llega a ser excesivamente llamativo, consiguiendo una estética bastante comedida que podremos hacer más resultona personalizando la iluminación LED de la trasera del dispositivo. El terminal, como es obvio con una pantalla de semejante diagonal, tiene un peso y volumen relativamente considerables aunque se siente bastante bien en mano y, lo más importante, es ultracómodo para jugar con él en modo horizontal y aprovechar así sus gatillos táctiles ingame.

Volviendo al diseño, la trasera del dispositivo cuenta con un acabado acristalado (gorilla glass 3) y bordes curvos que se integran perfectamente en el marco del dispositivo. Nos ha sorprendido bastante el buen grip que ofrece y lo relativamente limpio que se mantiene pese a tener un acabado acristalado y brillante, por lo que sospechamos que se ha aplicado algún tipo de tratamiento oleofóbico al cristal para evitar las tan temidas huellas dactilares. Esta trasera cuenta con varias zonas con distintas serigrafías contando con el logotipo del ojo de Asus en un precioso punteado blanco, que contrasta con el negro, gris y rojo del resto de la trasera, y que se iluminará, si así lo deseamos, con diferentes efectos RGB. Destacar que el terminal también está disponible en un precioso blanco perla, para los amantes de los dispositivos en dicho color.

El módulo de cámaras cuenta con una forma horizontal algo peculiar que terminará dando ese toque de identidad a la trasera del móvil y que se complemente con una peculiar funda rígida que incluye el paquete. El marco metálico del terminal cuenta con un acabado en negro mate y cuenta con una distribución algo atípica, ya que cuenta con un segundo puerto USB Type C en el lateral izquierdo junto a un puerto propio para conectar un ventilador externo que podremos adquirir para refrigerar mejor el terminal. Ambos puertos están protegidos por una pequeña tira de goma que protege ambos conectores del polvo y refuerza el grip lateral del terminal. En este mismo lateral, y rematada en rojo, encontramos también la bandeja para la doble SIM ubicada en la zona inferior.

En el lateral derecho, con el perfil en el mismo rojo metalizado que la bandeja SIM encontramos el botón de encendido del terminal y, sobre este, los botones de volumen. Por último, la zona superior del terminal queda completamente despejada dejando para la inferior el puerto USB Type C de carga y el conector jack de audio. Pero ¿y los altavoces? No es que nos hayamos olvidado de ellos, es que cuesta encontrarlos porque se han integrado a la perfección en la unión que hay entre la pantalla y el marco del teléfono, pasando totalmente desparecibidos a la vista salvo que escudriñes toda la zona para encontrarlos consiguiendo así un aspecto más limpio y despejado en ambas zonas.

Un panel gaming más que equilibrado.

Pasamos a ver uno de los puntos más importantes dentro de un terminal gaming, su panel. El Asus ROG Phone 5 monta un panel AMOLED de 6,78 pulgadas con ratio 20,4:9 y resolución 2.448 x 1.080 píxeles con una densidad de 395 ppp. En este tipo de terminales sí que solemos entrar en detalle con la tasa de refresco del panel táctil (la respuesta a la pulsación es muy importante al jugar) encontrando una tasa de 300 Hz y una de 144 Hz para la pantalla pudiendo dejarla perenne en 144, 120, 60 Hz o automática que es, básicamente, la que siempre recomendamos para aprovechar al máximo el panel sin despilfarrar la batería. Además encontramos soporte para HDR10+ para terminar de exprimir el panel al máximo.

Si pasamos a ver el comportamiento de la pantalla, encontramos un brillo máximo más que suficiente para una correcta visualización de la pantalla en las peores condiciones, un contraste óptimo y una reproducción de colores relativamente saturada (como en todos los móviles) pudiendo cambiar la configuración de la reproducción de colores.

El frontal cuenta con unos relativamente generosos marcos superior e inferior, intgrando la cámara frontal, sensores y LED de notificaciones en el marco superior y permitiendo así aprovechar al máximo toda la pantalla del terminal (que no todo el frontal) y sin molestos notch o taladros que enturbien nuestra partida. Además, tampoco cuenta con curvatura lateral por lo que podremos visualizar correctamente toda la pantalla de nuestro juego sin molestas sombras.

El músculo de un móvil gaming

Si un fabricante como Asus se propone hacer una bestia gaming es lógico que corte por lo sano y tome como base el tope de gama de Qualcomm, el Snapdragon 888 5G acompañado por una generosa cantidad de RAM y almacenamiento interno consiguiendo así un terminal redondo técnicamente que nos hará disfrutar de cualquier título con una soltura y fluidez más que envidiables. Obviamente, todo esto tiene un sobrecoste en alimentación y, por consiguiente, en rendimiento térmico por lo que si utilizamos el terminal con los juegos más exigentes es más que probable que necesitemos echar mano del accesorio de refrigeración que la marca pone a nuestra disposición para este terminal, consiguiendo así una refrigeración activa más que eficiente que meta en cintura al procesador. Por último, os dejamos los tests sintéticos a los que hemos sometido al terminal.

Software: jugando con el Asus ROG Phone 5

En este apartado vamos a detallar una serie de añadidos que el fabricante pone a nuestra disposición en este terminal y que están orientados a ofrecer una experiencia exquisita al jugar con el terminal móvil.

Comenzamos con el sistema de gatillos táctiles AirTrigger 5 que incorpora más sensores y que ofrece un total de 4 botones virtuales en el lateral del terminal y que podremos accionar con los índices cuando juguemos con el móvil en horizontal. Por tanto, cada gatillo puede dividirse en dos zonas táctiles y que podremos asociar a una zona de la pantalla para simplificar su pulsación y contar así con una ventaja ergonómica que se traslada a un mejor juego y, por ende, más victorias y comodidad.

Esto puede llevarse al siguiente nivel si adquirimos el controlador ROG Kunai 3, un mando muy similar al Kishi de Razer y que podremos conectar a los laterales del terminal o usarlo como un mando independiente conectado por bluetooth, consiguiendo así adaptarse a los gustos o necesidades de cada jugador e incluso utilizarlo en nuestro PC por bluetooth.

Otro añadido a nivel gaming pero implementado por software es la interfaz Armoury Crate, que es básicamente un modo juego con una personalización y una ingente cantidad de opciones de configuración extraordinaria para controlar cualquier parámetro de nuestro terminal mientras jugamos, poniendo a nuestra disposición una pestaña desplegable mientras jugamos para poder consultar y modificar cualquier parámetro sin abandonar la partida. La suite Armoury Crate cuenta con una práctica biblioteca de juegos que facilita la configuración de nuestros juegos, creación de perfiles y personalización de prácticamente cualquier parámetro contando con diferentes modos de rendimiento, restricciones de red e incluso gestión de marco, tasa de refresco de la pantalla y la sensibilidad del panel táctil.

Dejando los juegos a un lado, la interfaz del Asus ROG Phone 5 cuenta con una exquisita estética y un launcher muy limpio e intuitivo, con un bloatware muy ajustado y suficientes opciones de personalización como para dejar el teléfono perfectamente configurado a nuestro gusto sin ninguna dificultad. Además, el terminal viene con varios temas preinstalados con una estética brutal, wallpapers animados personalizados y varias transiciones bastante llamativas.

Apartado fotográfico, más de lo que esperábamos en un móvil gaming

Antes de entrar en detalle, veamos el plantel de cámaras del terminal:

Cámaras traseras

  • Sensor principal de 64 MP y apertura f/1.7
  • Ultra gran angular de 13 MP apertura f/2.4 y ángulo de visión de 125º
  • Sensor macro de 5 MP y apertura f/2.0

Cámara frontal

  • 24 MP y apertura f/2.45

Obviamente en un terminal gaming el apartado fotográfico no es, precisamente, su target prioritario pero es obvio que tampoco se puede descuidar este apartado en un terminal de semejante precio. Por eso, desde Asus han implementado un sensor principal top e incluso grabación de vídeo en 8K. La app de cámara es bastante intuitiva y cuenta con un nutrido grupo de opciones, ofreciendo una fotografía sobresaliente con un modo retrato que funciona francamente bien y, en conjunto, ofrece unas grabaciones y fotografías a la altura de un gama alta. Os dejamos con algunos ejemplos

Autonomía más que suficiente para jornada y media

La batería es otro de los pilares básicos en un terminal móvil, y este Asus ROG Phone 5 no podía ser una excepción. El terminal nos llega con una batería de 6000 mAh y un sistema de carga ultrarápida que dejará nuestro terminal cargado al 100% en tan solo 1 hora y 10 minutos. La duración de la batería se traslada, con un uso intensivo pero sin jugar, a unas 7 horas de pantalla lo cual nos da de sobra para casi dos días de uso. Obviamente, si nos ponemos a jugar tanto el aumento de rendimiento como la tasa de refresco de la pantalla drenarán nuestra batería con mayor rapidez, pero partimos de una muy buena base en este sentido.

Audio y biometría

Como decíamos al inicio los altavoces del terminal cuentan con una exquisita integración en el borde ubicado entre el marco y la pantalla,y su rendimento es simplemente exquisito. Además, encontramos un conector jack integrado en el terminal, QUAD DAC y soporte de estándares Bluetooth como aptX HD, aptX adaptive, LDAC y AAC otorgan un apartado de audio exquisito y a la altura de los grandes audiófilos.

En lo referente a la biometría, encontramos tanto un lector de huellas bajo pantalla como reconocimiento facial, ambos con un funcionamiento impecable y una velocidad sublime de desbloqueo incluso en las peores condiciones, por lo excelente en este sentido.

Experiencia de uso y conclusiones

La verdad es que en esta ocasión hemos enlazado dos móviles plenamente gaming seguidos, con funciones similares y un target idéntico pero el Asus ROG Phone 5 se nos planta como el ganador indiscutible en este mercado. Y es que el Asus ROG Phone cuenta con un plantel brutal en todos y cada uno de los apartados analizados, bajando únicamente de lo sublime en el apartado fotográfico en el que mantiene, por así decirlo, un notable alto. Por tanto, tanto en un uso normal como gaming el Asus ROG Phone 5 ofrece una exquisita experiencia de uso que, además, nos otorga una gran ventaja ingame y, por si fuera poco, podemos completarla aún más gracias a todos los accesorios que la marca tiene en catálogo para completar el terminal.

En lo referente al precio, y aquí es donde duele, podéis adquirir el Asus ROG Phone 5 por 1368€ en Amazon

Por todo esto, otorgamos los galardones de Diseño, Producto Premium y Producto Recomendado de Game It al Asus ROG Phone 5

Categories
Análisis HardwareAndroidGame ItTecnología

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
No Comment

Leave a Reply

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

RELATED BY