Cougar Panzer, review y unboxing

Una torre espaciosa con paneles de vidrio templado

Hace ya algún tiempo, tuvimos la suerte de probar los productos de Cougar cuando aterrizó en España y quedamos encantados. Por eso en cuanto vimos este chasis no pudimos resistir la tentación de traeros esta maravilla, el Cougar Panzer. Un chasis espacioso, con un diseño industrial y con paneles de vidrio templado que llega a las tiendas con un precio muy competitivo y puede que se convierta en una de las mejores elecciones si buscamos ciertas características que solo están presentes en cajas de mayor precio y tamaño.

Antes de comenzar queremos dar las gracias a Cougar por cedernos el material para su análisis. ¡Comenzamos!

Especificaciones técnicas

Veamos que información nos aporta el fabricante acerca de esta Cougar Panzer.

Cougar Panzer

Como podemos ver, nos encontramos con dos modelos y en nuestro caso es el modelo normal, el que no incluye los ventiladores con iluminación LED. El Cougar Panzer es un chasis en formato mid-tower que es capaz de admitir placas en formato Mini ITX, Micro-ATX, ATX y CEB. Tiene hueco para dos unidades de 3.5″ y hasta 6 de 2.5″ si prescindimos de las las dos anteriores. Se pueden instalar hasta ocho ventiladores y es compatible con sistemas de refrigeración líquida de hasta 360 mm tanto en la parte delantera como en la parte superior y de 120 mm en la parte trasera y en la parte inferior. Su compatibilidad con disipadores se queda en los 160 mm y admite gráficas de hasta 425 mm. Como hemos podido ver es muy completa pero ya la analizaremos mas adelante en profundidad para poder desglosar todas sus características más en detalle.

Unboxing

Una vez que hemos visto las especificaciones técnicas, es momento de ver como llega presentada esta Cougar Panzer, pero antes de continuar, os queremos dejar con una breve video-review donde repasamos los puntos mas destacados de este chasis.

La presentación es la habitual en los chasis, ya que nos encontramos una enorme caja en color marrón con una imagen del chasis en la parte frontal, las especificaciones en la parte trasera y en los laterales nos encontramos algunas imágenes más acompañadas de alguna característica destacada. Una vez abierta nos encontramos a la Cougar Panzer entre dos espumas protectoras que evitarán cualquier daño durante su transporte y un plástico protector para evitar que pueda rayarse con algo.

Cougar Panzer

Comenzamos a hablar del que os adelantamos, puede situarse como una de las mejores opciones a la hora de montar nuestro equipo, tanto por prestaciones como por su precio, el cual no llega a 100 euros. Sus medidas son muy amplias 565 x 520 x 208 mm, algo mas grandes de lo habitual para una mid-tower pero lejos de los 600 mm de los que suele partir una full tower. Aquí ya nos encontramos con uno de sus puntos fuertes, ya que esta medida permite que podamos instalar radiadores de hasta 360 mm, algo que es bastante complicado de encontrar hoy en día sin tener que pagar bastante por ello.

El interior es muy espacioso, permitiendo que cualquier instalación en nuestra Cougar Panzer sea fácil y ordenada. Aunque carece de los típicos cubre-cables de goma, la gestión del cableado se hace de una manera muy eficaz mediante guías que quedan en la parte trasera que permiten guiar los cables sin mayor problema. Otro punto a destacar en este aspecto, es que en la parte donde instalaremos la fuente de alimentación, hay hueco para esconder aun más los cables, por lo que no tendremos excusa para no mimar la presentación y ordenar bien el cableado.

En cuanto a conectividad, la Cougar Panzer es capaz de albergar en su interior hasta 2 unidades de 3.5″ y 4 unidades de 2.5″, pudiendo adaptar las de 3.5″ para que actúen como dos adicionales de 2.5″ haciendo un total de seis dispositivos. El situar la instalación de las unidades en la parte trasera de la placa base, es para dar un mejor aspecto a nuestro ordenador, aparte de mejorar las temperaturas, ya que cuenta con dos paneles laterales de vidrio templado. Este aspecto hace que el chasis luzca francamente genial, aunando la visibilidad y la estética del vidrio con la capacidad de refrigeración que ofrece un frontal de malla con un diseño muy industrial.

Y es que el diseño de esta Cougar Panzer es muy curioso. Por un lado tenemos los paneles de cristal que le ofrecen ese toque vistoso y llamativo, por otro, nos encontramos con un aspecto robusto e industrial con partes que simulan metal y con remaches visibles que le dan un toque muy sobrio. Para el chasis, se ha elegido un diseño completamente de malla de aluminio para favorecer el flujo de aire, incluyendo filtros anti-polvo para reducir la cantidad del mismo que pueda entrar si tenemos un gran sistema de refrigeración.

Siguiendo con la refrigeración, es capaz de admitir hasta 8 ventiladores de 120 mm instalados (podremos instalar también 2 ventiladores de 140 mm en la parte frontal y superior, si prescindimos de los de 120 mm) lo que la convierten en una “nevera” donde podremos hacer overclock a nuestro componentes sin tener miedo a alcanzar altas temperaturas por culpa del chasis. La pega que encontramos a esta Cougar Panzer, es que su compatibilidad con disipadores de aire es de tan solo 160 mm teniendo a Cryorig o Noctua algo limitadas ya que sus versiones de alto rendimiento superan esta cifra. Pero esto y que sea compatible con radiadores de casi todos los tamaños, hace que nos demos cuenta de que es una caja altamente enfocada a la disipación por agua.

En el apartado de conectividad, nos encontramos con algo que particularmente se me hace indispensable hoy por hoy y no es otro que un hub situado en la parte frontal con cuatro puertos USB, dos 2.0 y dos 3.0 que nos permitirán tener conectados nuestros periféricos y que los tengamos a mano siempre que lo necesitemos. A ello, tenemos que sumar botón de inicio, reset, indicado de estado de disco duro  y conexiones jack de 3.5 mm para micrófono y auriculares.

Finalmente, la caja cuenta con un carenado serigrafiado con el logo de Cougar en color dorado que sera el encargado de ocultar la fuente de alimentación. En la parte inferior nos encontramos con filtros anti-polvo tanto para la fuente como para el ventilador adicional que instalemos y unas patas de goma que le darán estabilidad al chasis

Conclusiones

Salvo por algunos detalles menores como la altura máxima del disipador o los cubre-cables de goma, estamos ante uno de los mejores chasis que podemos encontrar por menos de 100€. Incluye un hub delantero de 4 puertos USB, es capaz de admitir radiadores de 360 mm y además llega con dos paneles de vidrio templado, por lo que no podemos pedir más por el precio que tiene. Es por esto que desde Game It queremos otorgar a la Cougar Panzer los galardones de Producto Premium, Calidad/Precio y Producto Recomendado. Si os interesa haceros con ella la tenéis por tan solo 89.95 euros en Coolmod

Categorías
AnálisisAnálisis HardwareHardwarePCUnboxing

Diseñador web y amante de los videojuegos y el hardware en general. Todo empezó con una NES, un perro y un fontanero. Entrar en ese mundo y saber que todo depende de tu habilidad no tiene precio.

    RELACIONADO