Dex. Análisis PS4

Acción en un mundo abierto de dos dimensiones

La aventura que pudimos disfrutar el año pasado en PC gracias a una exitosa campaña de crowfunding llega ahora a las consolas de nueva generación, tanto Xbox One como Playstation 4 cuya versión analizamos, en formato físico y digital. Hablamos de Dex que llega en formato físico y digital gracias al trabajo de BadLand Indie.

El cyberpunk como mayor valedor

Es cierto que si echamos la vista atrás no podemos hablar del género del cyberpunk como uno de los que son habituales en los tops de ventas dentro de la industria del videojuego, pero también hay que admitir que es raro encontrar un título que se sitúe debajo de este paraguas y que no nos ofrezca una experiencia como poco aceptable.

Esta ambientación es el principal reclamo de Dex ya que lo único que hemos probado antes desarrollado por los chicos de Dreadlocks fue un juego de puzles para móviles Windows Phone inspirado en la mitología nórdica.

La trama, de la que no queremos contaros demasiado nos muestra a nuestra protagonista, Dex, siendo perseguida por unos policías. La chica como es habitual en el género tiene algunas habilidades mejoradas gracias a la tecnología que lleva adosada a su cuerpo.

En cuanto a la historia hay que destacar que peca de ser algo predecible ya que nos ofrecen los dilemas típicos que aparecen tanto en novelas, películas o videojuegos que tratan el tema de los humanos mejorados gracias a la tecnología, por otro lado hay que agradecer que podemos tomar diferentes decisiones a lo largo del juego que nos permitirán de alguna manera decidir el destino de nuestra protagonista.

Dex

A pesar de estas decisiones que debemos tomar en varios puntos de la historia únicamente existen dos finales diferentes, quizá contar con alguna opción más le habría dado una mayor profundidad al título.

Si bien es cierto que la duración de la aventura principal no nos ocupará demasiado tiempo tampoco podemos pasar por alto que las distintas misiones secundarias nos darán más horas de juego y nuevas piezas para mejorar a nuestro personaje.

Uno de los puntos fuertes que nos deja Dex es su mundo abierto, algo poco habitual en un juego en dos dimensiones, pero que nos da la sensación de estar ante un sinfín de posibilidades ya que podemos volver a cualquier punto a recuperar provisiones o armas casi en cualquier momento.

Luchando en dos dimensiones

Como ya hemos comentado antes los cientos de enemigos que nos encontraremos a lo largo de nuestra aventura tendremos que combatirlo en las dos dimensiones que nos ofrece Dex. Esto como suele suceder nos da cierta facilidad a la hora de acabar con nuestros enemigos aunque echamos en falta algo más de variedad en los movimientos que puede ejecutar nuestra protagonista.

Dex

Para mejorar esto contamos con un árbol de habilidades que realmente no es necesario utilizar para superar el juego pero si para adquirir todos los movimientos que puede realizar Dex.

La parte positiva que le hemos encontrado a esta escasez de movimientos es que le otorga mucha más importancia al hecho de esquivar los golpes rivales o protegernos de ellos, lo que en ocasiones puede ser un auténtico reto.

Pero no todo son golpes ya que en ocasiones tendremos que entrar en una especie de mundo paralelo al que han bautizado como realidad alternativa en el que podremos hackear algunos aparatos electrónicos e incluso nos ofrecerá la posibilidad de tomarnos un respiro con un pequeño minijuego, todo esto con unas mecánicas jugables muy sencillas.

Por último dentro de este apartado hay que decir que la escasez de diferentes tipos de enemigos puede convertir los combates en algo repetitivo que muchas veces acabaremos evitando ya sea con sigilo o simplemente huyendo.

Un futuro un tanto retro

Como podéis ver tanto en las imágenes como en el vídeo que acompañan a este análisis Dex es un juego indie que cuenta con una apariencia retro bastante bien trabajada en el apartado artístico. Ese estilo cyberpunk del que hemos hablado antes le da cierta personalidad al juego pero es cierto que a pesar de lo bien que lucen los escenarios hemos notado algunas bajadas de frames muy llamativas que no podemos pasar por alto.

Dex

Por otro lado están las animaciones que parecen totalmente diferentes en los movimientos de combate donde están muy trabajadas y en otros gesto más básicos como los saltos donde las encontramos algo toscas.

Por su parte el sonido, tanto la música como las voces, son correctas pero de cara a la parte final de Dex las melodías se tornan algo repetitivas.

Conclusiones

Dex es un título con un gran trabajo detrás que seguro gustará a los amantes de la estética Cyberpunk y a aquellos que añoren los combates en escenarios bidimensionales.

Dex cumple correctamente en todos los campos pero le falta algo que lo convierta en un trabajo excepcional capaz de enganchar al gran público.

Dex
6.5
Dex
The Good
  • Original mundo abierto en 2D
  • Posibilidad de tomar decisiones
The Bad
  • Escasez de enemigos
  • Combates monótonos
  • Llamativas bajadas de frames
  • Nota
    6.5
Categorías
AnálisisPlayStation 4Vídeos

RELACIONADO