Energy Phone Pro 3, review y unboxing del móvil con cámara dual de Energy Sistem

Análisis y unboxing del Energy Phone Pro 3, un terminal de gama media con cámara dual y acabados excelentes

Hoy vamos a comenzar nuestra andadura en la sección de telefonía de una marca con la que ya hemos colaborado anteriormente en el apartado de tecnología, más concretamente en el de multimedia, y es que Energy Sistem es una empresa afincada en España que abarca multitud de ámbitos, siendo especialmente conocido en el multimedia, y que va ganando terreno rápidamente en el de los smartphones. Hoy vamos a analizar el primer gama media de la marca que se zambulle en el terreno de las cámaras duales, el Energy Phone Pro 3, un teléfono con características técnicas y precio encuadradas en la gama media de la telefonía pero con un packaging, accesorios y acabados más propios de un gama alta.

Antes de comenzar recordaros que la sección de telefonía de la marca solo está disponible en europa, por lo que no podréis adquirir el terminal en otro lugar del mundo.

Unboxing del Energy Phone Pro 3

En Game It llevamos años analizando el embalaje de los productos que nos llegan para review, y es que, como siempre hemos dicho, el embalaje de un producto denota el mimo que el fabricante pone en el mismo. En el caso de este Energy Phone Pro 3 el embalaje, así como el contenido del mismo, nos ha sorprendido muy gratamente puesto que no solo se ha mimado el embalaje del mismo sino que se han incluido accesorios que agradeceremos al adquirir nuestro Energy Phone Pro 3 evitando inflar la factura de compra del terminal.

El embalaje tiene como protagonista en la carátula a la parte frontal del teléfono, dejando las características para la parte trasera del embalaje. La parte exterior del embalaje se desliza para dejar un estuche en un sobrio color negro mate, al levantar la tapa de este estuche encontramos el terminal y bajo éste un sobre de color azul que contiene la documentación del terminal, un protector de pantalla de plástico, el útil para extraer la bandeja SIM y un juego de pegatinas. Al retirar la bandeja que sostiene todo esto encontramos dos cajitas que albergan el cargador y el cable USB.

Características técnicas y rendimiento

Comenzamos con la tabla de características técnicas extraída de la web del fabricante.

Como podéis ver este Energy Phone Pro 3 monta un SoC MediaTek MT6750T octacore, con una frecuencia máxima de 1.5 GHz, acompañado de una GPU Mali-T880, 3 Gb de RAM y 32Gb de almacenamiento interno pudiendo ser ampliado hasta 256 Gb más usando una microSD, siempre y cuando no insertes una doble SIM. A priori estamos ante un gama media puro y duro por lo que su comportamiento va a ajustarse básicamente a eso, un funcionamiento del SO y la interfaz fluido así como juegos y apps corrientes, sufriendo un poco en juegos con mayor carga gráfica en los que sí que podemos tener caídas de frames o incluso un framerate excesivamente bajo. Por contra la experiencia de uso que tendrá un usuario medio, el target de la gama media de telefonía, es bastante satisfactorio. Encontramos un sistema operativo Android 7.0 prácticamente limpio, con una capa de personalización prácticamente nula y la inclusión de las app de música de Energy Sistem, cámara y galería.

Encontramos una gran cantidad de apps de Google, algo que todos aquellos que hayamos pasado por un nexus agradecemos enormemente. En lo referente al rendimiento que ofrece este Energy Phone Pro 3 estamos bastante satisfechos con él, teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos. Os dejamos los resultados que ha obtenido en los tests sintéticos a los que se le ha sometido.

Gama media con tacto de gama alta

Lo primero que nos llama la atención al sacar el Energy Phone Pro 3 de su caja, dejando a un lado el aspecto de la misma y la cantidad de accesorios que se incluyen, es el tacto que ofrece este Energy Phone Pro 3. Y no se trata solo de que tenga acabado metálico, algo que se agradece tanto por su tacto como por lo robusto que es, sino que es muy cómodo en la mano, cuenta con una  botonera muy accesible y un botón central con lector de huellas bastante acertado. Los bordes del terminal simulan el bisel 2.5D que tan de moda se han puesto confiriendo un aspecto muy similar al de éstos pero mucho más robusto al no tratarse de cristal, algo que nos ha gustado bastante puesto que hace al Energy Phone Pro 3 menos vulnerable frente a impactos laterales a la par que le otorga un aspecto bastante atractivo. La distribución es bastante clásica, teniendo el botón de encendido y los de volumen en la zona superior derecha, el altavoz y el conector USB Type C en la inferior, el conector jack de 3.5mm en la zona superior izquierda y la bandeja extraíble para la doble SIM en el lateral izquierdo.

Los botones situados en el lateral derecho, volumen y encendido, ofrecen muy buen tacto y son muy accesibles, pese al tamaño del terminal, no teniendo que cambiar el agarre para pulsar el de encendido o bajar el volumen y debiendo estirar algo más el pulgar para elevar el volumen. El botón central realiza la función de home a la par que tiene el lector de huellas, algo que, a pesar de ser cuestión de gustos, a nosotros nos resulta bastante cómodo puesto que al mismo tiempo que cogemos el terminal podemos desbloquearlo pulsando el botón y leyendo la huella simultáneamente evitando así tener que deslizar un dedo por la trasera del terminal.


En el frontal también encontramos una cámara para selfie con su correspondiente flash, dejando la trasera totalmente libre para la cámara dual , su flash y corazón que hace de logotipo de Energy Sistem. La parte trasera, con acabado metálico en negro mate como hemos ido viendo a lo largo de este apartado, sí que es un auténtico imán para las huellas, algo bastante común en este tipo de acabados por lo que tampoco nos sorprende en demasía.

Pantalla FullHD con un brillo comedido pero muy eficiente

El panel escogido para este Energy Phone Pro 3 es un IPS LCD de 5.5 pulgadas con resolución FullHD, una densidad de 400 píxeles por pulgada, protección frente arañazos Dragontrail glass y un tratamiento antihuellas bastante eficiente. La pantalla ofrece una experiencia bastante buena en interiores, muy nítida y con un brillo bastante acertado aunque el ajuste automático sea algo lento. Una vez salimos al exterior encontramos un brillo justo, siendo más que suficiente para poder utilizar el terminal sin ningún tipo de problema aunque esté expuesta directamente al sol pero que puede resultar algo escaso para algunos usuarios que siempre agradecen un poco más de brillo para poder disfrutar de alguna experiencia multimedia sin ningún tipo de molestia.


En lo que a ajustes se refiere únicamente podemos ajustar el brillo y las acciones a realizar sobre la misma, como el desbloqueo mediante la doble pulsación. Para el resto de ajustes tenemos disponible, dentro de los ajustes de pantalla, una sección llamada MiraVision que permitirá ajustar los modos de imagen, el contraste dinámico de vídeo e incluso una reducción de luz azul para proteger nuestros ojos.
Dejando a un lado el apartado técnico de la pantalla mencionar que cuenta con unos marcos que podemos marcar de estándar en la gama media y con un marco que protege la pantalla en los bordes. Sabemos que está muy de moda eliminar este encapsulado y sustituirlo por un bisel de cristal, algo que estéticamente es muy bonito pero que hace que la pantalla sea muy vulnerable por esta zona. En este caso se ha optado por dar ese toque redondeado al marco del chasis del Energy Phone Pro 3 consiguiendo un punto intermedio que a nosotros nos ha gustado de sobremanera.

Una cámara dual que da mucho juego

La verdad es que al tener en la mano un terminal tan bien rematado como el Energy Phone Pro 3 tendemos a olvidar la gama en la que se encuadra el mismo y ésto es, básicamente, lo que nos ha pasado con el rendimiento de la cámara del terminal. Al tener en la mano el Energy Phone Pro 3 y observar su cámara dual esperábamos un rendimiento digno de un gama alta y, aunque es bastante bueno, no llega a estos términos algo que, si lo pensamos friamente, era de esperar. Para la cámara dual se ha optado por un sensor de 13 mpx firmado por sony capaz de ofrecer, además del efecto desenfoque tan apropiado para retratos, un efecto 3D bastante divertido.

La cámara se comporta a la perfección en ambientes luminosos y paisajes, obteniendo unas tomas a las que poco o nada hay que objetar. Cuando comenzamos a utilizar el modo cámara dual observamos que los efectos que tenemos disponibles para este modo no se aplican en vivo algo normal hablando del 3D pero que quita un poco la gracia al efecto retrato. No obstante la modificación de la imagen para obtener este efecto una vez hecha la toma está bastante conseguida. Aunque en alguna ocasión se ha incluido en la zona enfocada algo de suelo, no es lo habitual y también hay que habituarse a realizar este tipo de fotografías y tener en cuenta el ángulo de la toma para realizar unos retratos conseguidos.

Donde sí que encontramos un bajón en la calidad fotográfica es en las escenas de poca luz, obteniendo algo de ruido en las tomas nocturnas. Algo que sí que nos ha sorprendido es al fotografiar efectos luminosos, ya que a pesar de que obtenemos algo de ruido el sensor se ha adaptado bastante bien a la situación consiguiendo unas tomas más que decentes.

La cámara de selfies se comporta bastante bien aunque no despunta, la verdad es que se agradece una alta velocidad de obturación que evitará que las fotos salgan trepidadas si no tenemos un buen pulso, algo bastante normal al sujetar el teléfono con una sola mano para realizar la toma.

La app de fotografía es bastante simple, quizás demasiado, echamos en falta un modo profesional en el que poder ajustar los parámetros de la fotografía a nuestro antojo para obtener la fotografía ajustada a nuestro gusto y experiencia. Por otro lado encontramos detalles como una gran variedad de filtros para aplicar a las fotografías realizadas e incluso la posibilidad de hacer una foto con las cámaras traseras y la de selfie a la vez.

Por si todo esto os parece poco os dejamos un pequeño vídeo con la cámara del Energy Phone Pro 3 en funcionamiento.

Batería para toda una jornada sin pasar por boxes

El Energy Phone Pro 3 cuenta con una batería de 3000 mAh con carga rápida. Dicha carga se realiza, como es obvio, por el puerto USB Type C ubicado en la zona inferior del terminal y
permite cargarse completamente el dispositivo en tan solo una hora y quince minutos, aproximadamente. En lo que se refiere a la durabilidad ofrece autonomía suficiente para que
aguante toda una jornada, con un uso medio. En nuestro caso, que damos un uso bastante intensivo al terminal (gestión de varias cuentas de correo, grupos de mensajería de la redacción, llamadas, skype…) el Energy Phone Pro 3 aguanta todo un día sin necesidad depasar por el cargador aunque, todo hay que decirlo, llega en las últimas a la noche. Obviamente gracias a la carga rápida podemos recuperar bastante batería en un pequeño “kit kat” con el cargador y reponer fuerzas para llegar holgado o incluso disfrutar de un buen rato de videojuegos. Otro aspecto que nos ha gustado es que durante la realización de la carga el terminal apenas se calienta.

Un sonido aceptable que mejora con auriculares

El altavoz del Energy Phone Pro 3 está situado en la zona inferior del terminal por lo que presenta las ventajas e inconvenientes de dicha ubicación, es bastante posible que lo tapemos al utilizarlo en vertical ofreciendo un mejor sonido en horizontal, posición en la que solemos consumir la gran mayoría del contenido multimedia. En lo referente a la calidad de audio es  bastante aceptable, pero tampoco sorprende. Donde sí que notamos cierta mejoría es al utilizarlo con los auriculares mediante el uso del jack de 3.5mm aunque, como es obvio, la calidad de los auriculares también desempeña un papel fundamental.

Conclusiones y valoración

El Energy Phone Pro 3 es un terminal diseñado para establecerse directamente en la gama media ya que tanto sus especificaciones como su rendimiento así lo demuestran. Lo más destacable del producto es el packaging del mismo, muy cuidado y con inclusión de gran variedad de accesorios y los acabados del mismo. La presencia del Energy Phone Pro 3 bien puede recordar a terminales de gama superior, ofreciendo un muy buen tacto metálico y una excelente experiencia de uso. En lo referente a pantalla y sonido cumple bien pero sin alardes, siendo la app de la cámara, que no los sensores, el punto más flaco del terminal por su excesiva simplicidad y carencia de modo pro. No obstante, y teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos, encontramos este Energy Phone Pro 3 como un terminal que se mantiene en la media en lo que a especificaciones, pantalla y sonido, ofrece USB Type C y carga rápida y además cuenta con unos materiales de  fabricación y acabados por encima de la media.

Por tanto otorgamos los galardones de producto recomendado y calidad precio al Energy Phone Pro 3.

Energy Phone Pro 3
Energy Phone Pro 3
The Good
  • Acabados excelentes.
  • Muy buen tacto.
  • Cámara dual.
  • Carga rápida y autónomos.
  • Android casi puro.
The Bad
  • App cámara demasiado simple.
Categorías
Análisis HardwareAndroidGame ItHardwareMóvilTecnologíaUnboxingVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

RELACIONADO