Logitech G915, review y unboxing

Análisis del teclado mecánico más delgado del mercado, el Logitech G915
Logitech G915

Volvemos a contar con Logitech en nuestra sección de hardware, y lo hacemos con uno de los productos revelación de este año: el teclado mecánico Logitech G915. Y es, que mientras el resto de fabricantes han dado un paso hacia los teclado con switches low profile Logitech ha desarrollado tres tipos distintos de switches low profile (los Logitech GL) y los ha integrado en el teclado mecánico más fino (y Premium) del mercado que, además, cuenta con tecnología inalámbrica LightSpeed, Bluetooth y unos materiales de construcción de infarto.

Unboxing, videoreview y prueba de sonido

Con semejante introducción es normal que estéis deseando ver de primera mano el teclado, conocer su packaging y escuchar cómo suenan esos nuevos switches low profile firmados por Logitech, por eso os lo resumimos todo en este «pequeño» vídeo. Esperamos que os guste

Especificaciones técnicas

Comenzamos por la tabla de especificaciones técnicas del Logitech G915, extraída de la web oficial del producto.

Como podéis ver, estamos ante un teclado de tamaño completo que, además, cuenta con una columna de teclas extra dedicada a macros. Todo ello se integra en un finísimo cuerpo, de 475 x 150 x 22 mm, que cuenta con un peso de 1025 gramos, sin contar el cable USB -Micro USB mallado en nylon de 1’8 m de longitud.
Además de las 5 teclas macro dedicadas encontramos otras tres de perfil, una de grabación de macros, teclas multimedia dedicadas, tecla para modo gaming, tecla de iluminación, dos teclas para el modo de conexión y una práctica e intuitiva rueda de control de volumen de aluminio. El Logitech G915 también cuenta con memoria interna para almacenar 3 perfiles distintos, dos modos de iluminación personalizados (además de los 7 predeterminados), tecnología inalámbrica Lightspeed, Bluetooth y un largo etcétera que iremos desgranando a lo largo de la review.

El Logitech G915

Comenzamos con el acabado físico del teclado, que cuenta con unos acabados y una estética tan sublime como premium. Comenzamos con la placa superior del Logitech G915, fabricada en aluminio 5052 y con acabado cepillado en gris gunmetal refuerza la durabilidad del teclado a la vez que realza la retroiluminación del teclado y le confiere un acabado y un tacto simplemente brutal.  La base, pese a estar fabricada en plástico de primera calidad, cuenta con un refuerzo en acero para conseguir un cuerpo más robusto y duradero sin aumentar excesivamente el peso del mismo. Además, en la base del teclado, encontramos varias zonas engomadas para asegurar su adherencia al escritorio y un sistema de elevación de doble pata para personalizar la inclinación del teclado. Y, para rematar el apartado de «extras» orientados a maximizar la durabilidad del teclado, las teclas del Logitech G915 cuentan con un acabado oleofóbico bastante eficiente, cuya función es la de minimizar las marcas dejadas por los dedos en las teclas. Destacar que este diseño ultra fino no solo tiene un fin estético, sino que reduce notablemente la fatiga en las muñecas al evitar que las manos estén demasiado separadas de la superficie en la que se apoya el teclado, consiguiendo así una ergonomía y comodidad superiores.

Si proseguimos con los «detallitos» físicos del teclado, la rueda de control de volumen se ha fabricado en aluminio y ofrece un desplazamiento sumamente preciso, para que puedas gestionar el volumen del equipo de forma rápida, intuitiva y precisa. Además, encontramos teclas multimedia dedicadas con tacto rubbuer y accionamiento «esponjoso» para terminar de redondear el apartado multimedia del Logitech G915.

Este mismo tipo de teclas y accionamiento se usan para cambiar de perfil, grabar macros y gestionar la iluminación y el modo gaming del teclado. En lo referente a la iluminación, pulsando únicamente la tecla dedicada a tal efecto cambiaremos entre las distintas intensidades de la iluminación y, si además pulsamos las teclas de los números del 1 al 7, alternar entre los modos de iluminación preestablecidos del Logitech G915. Por último, y si recordáis que la memoria del teclado también puede almacenar dos modos de iluminación personalizados, podremos activarlos sin recurrir al software pulsando la tecla de iluminación y los números 8 o 9.

En lo relativo al modo gaming, y su tecla dedicada, poco podemos añadir al respecto salvo que las teclas que desactiva dicho modo (por defecto la tecla Windows) se pueden personalizar desde el software G Hub de Logitech. Asimismo encontramos dos teclas dedicadas para alternar entre la conectividad de baja latencia LightSpeed de Logitech y el modo Bluetooth del teclado.

El Logitech G915 es el primer de teclado en incorporar los nuevos interruptores mecánicos GL de perfil bajo y alto rendimiento, que proporcionan toda la velocidad, precisión y rendimiento de los switches tradicionales con la mitad de la altura. Encontramos tres tipos de switches low profile d Logitech, denominados GL, disponibles:

  • GL Clic: con respuesta audible y táctil al igual que los interruptores para gaming tradicionales, GL con clic perceptible es ideal para aquellos que adoran esa sensación familiar de «clic perceptible».
  • GL Táctil: el interruptor proporciona una sutil sensación de respuesta a través del momento de actuación para garantizar una respuesta precisa e instantánea, ideal para gaming competitivo y de FPS.
  • GL Lineal: El suave funcionamiento de los interruptores lineales es ideal para las pulsaciones dobles y las pulsaciones sucesivas rápidas, lo que los hace ideales para los juegos MMO y de acción.

En lo referente a los modos de conexión podemos optar por Bluetooth, LightSpeed y modo wired. En los dos últimos conseguimos una latencia ínfima, para obtener un rendimiento digno de competitivo.  LightSpeed es una solución inalámbrica de calidad profesional que ofrece mayor rapidez que la de muchos periféricos para gaming con cable, basándonos en el tiempo relativo de respuesta de clic en milisegundos. Logitech ha desarrollado una conexión realmente estable que consume el mínimo de energía posible consiguiendo así una conexión inalámbrica digna de los entornos de gaming más exigentes y con mayor saturación de datos. Gracias a esto conseguimos una autonomía de 30 horas de uso en modo inalámbrico y con la iluminación al máximo, por lo que podremos «estirarla» aún más si la apagamos.

Para rematar, y ya que hablamos de iluminación, el Logitech G915 cuenta con la tecnología RGB LightSync que permite una iluminación totalmente personalizable por tecla, con 16,8 millones de colores y que permite crear tus propias animaciones, elegir entre una selección de efectos predefinidos e incluso descargar los creados por otros usuarios desde el propio software de gestión. Con el software G HUB puedes crear infinitas combinaciones de efectos de luz y color en el teclado. Elige tu color favorito, crea un patrón o diseña tus propias animaciones de iluminación, o puedes optar por efectos controlados por tus juegos favoritos, el audio o el contenido en pantalla. El resultado es una asombrosa iluminación ambiental que engloba a todos tus dispositivos Logitech.

Experiencia de uso y conclusiones

El Logitech G915 lleva la palabra teclado a otro nivel al englobar diseño, tanto a nivel estético como ergonómico, autonomía, conectividad, acabados, materiales y un largo etcétera. La verdad es que es difícil, por no decir prácticamente imposible, ponerle peros a este teclado salvo el de su precio. Y es que sí, si queremos un producto que cuente con lo mejor de lo mejor en todos y cada uno de los aspectos tendremos que preparar la cartera, alrededor de 250€ en este caso. Personalmente, creemos que realmente el teclado los merece, pero esa decisión es algo que dejamos en vuestras manos.

Podéis encontrarlo aquí en Amazon.

Por todo esto, otorgamos los galardones de Diseño, Producto Premium y Producto Recomendado de Game It al Logitech G915.

Logitech G915
Logitech G915
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxingVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO