Monster Hunter World Game It

Monster Hunter World. Análisis PS4

Un nuevo mundo nos aguarda.

Vuelve uno de los videojuegos que cautiva al país nipón, en un intento de hacer lo mismo con el resto del mundo. Personas contadas han probado la caza de monstruos de este juego antes de este título, y es que, no ha tenido especial éxito. Su exigente síntesis de materiales, los enemigos duros, el alto castigo ofrecido a los errores cometidos, su jugabilidad y otros apartados, son los que han hecho que muchos jugadores se viesen abrumados por la saga Monster Hunter.

Sin embargo, Monster Hunter World ha sido muy sonado en el E3 creando gente curiosa por lo que este juego iba a aportar. ¿Habrá conseguido su propósito de una vez por todas Monster Hunter?

Proporciones Monstruosas

Un Monster Hunter para la nueva generación de consolas era el sueño húmedo de los que conocían la saga, y no es para menos. Nuestros rivales en ocasiones son colosales y a menudo tienen el tamaño de una casa, por lo que imaginarlos cobrando vida en los sistemas actuales es de por sí, un espectáculo. El mapa, por otra parte, es un escenario más creíble que en anteriores entregas y no solo por los gráficos, el comportamiento de la fauna, la abundante y diversa flora, iluminación y la forma en la que está repartido el terreno teniendo varias formas por las que podemos interactuar con él (profundizaremos en este apartado más adelante), hacen de los hábitats de los monstruos sean más naturales ayudando la inmersión y estrategia. En cuanto a los objetos, siguen siento tan importantes como de costumbre, dejando los iconos y la mecánica para consumirlos de la forma tradicional para que los jugadores identifique rápidamente, detalle que se agradece debido a la inmensa cantidad de ítems con los que cuenta el juego.

Unos de los componentes más llamativos de Monster Hunter es el equipamiento sobre todo en cuanto a armas y armaduras se refiere. Al no haber subida de niveles para el personaje ni ninguna otra forma de evolucionarlo conforme avanzamos en la aventura, la obtención de un equipo cada vez mejor es un requisito indispensable. El planteamiento o filosofía que tiene Monster Hunter con respecto a la obtención del equipo y la importancia de este, tiene como base el sistema de mejora del personaje y además el aliciente de la estética, pudiendo desbloquear armaduras y armas con mejores estadísticas y unas apariencias más vistosas y llamativas para el jugador conforme se avanza.

Monster Hunter World Game It

Centrándonos en las armas, la variedad más rica la tenemos en este título contando con 14 tipos de armas diferentes con las que podemos derribar a nuestros adversarios con diferentes mecánicas y balanceos en cada una de ellas. Tendremos para elegir armas a distancia larga, media y corta, más centradas en la fuerza, destreza o agilidad y dentro de estas categorías tendremos que tener en cuenta si es de tipo perforante, corte o golpe para obtener distintos resultados en la batalla. Ante todo este arsenal, la experiencia a la hora de combatir un monstruo, es distinta lo que hace la hace más rica. El escenario también es un elemento a tener en cuenta en este juego, ya que dispondremos de diferentes trampas naturales que nos ofrece el medio como enredaderas, paredes que se destruyen, zonas altas para saltar encima de los monstruos, escondites para despistarlos y otros elementos que hacen de este Monster Hunter World el más estratégico de la saga.

Marca de la casa

Lo que llama más la atención de MH son las espectaculares armas que portan los personajes. Son armas de un tamaño casi caricaturesco que físicamente son imposibles de blandir para un ser humano. Esto no es nada nuevo dentro del mundo de los videojuegos, muchos son los ejemplos de armas ridículamente enormes o con un diseño tan dantesco que es difícil describir. Lo que distingue a Monster Hunter World dentro de su género es la kinestética que envuelve al título. Las armas pesadas no tan pesadas, hacen más lento al personaje, los golpes son torpes y la cadena de combos se realiza mediante el balanceo del peso del arma, los golpes tienen un sonido y un impacto poderoso, con las explosiones y las armas a distancia pasa lo mismo, pero de un modo distinto haciendo que, por ejemplo, la perforación del arco se note en cada impacto. Esto se extiende a su vez a los monstruos, sus golpes, impactos y rugidos se notan en el ambiente creando una sensación en el jugador muy satisfactoria al derrotar a un enemigo poderoso con armas a la altura del desafío.

Como ejemplos de una mala praxis kinestética dentro del género se podrían nombrar los títulos de God Eater y Toukiden. Ambos juegos se asemejan o están dentro del género que estamos tratando y ambos tienen en común el uso de armas gigantes y enemigos colosales, pero, ambos difieren con Monster Hunter World en la kinestética, pues en los que he nombrado las armas se manejan con soltura sean del tamaño que sea y su impacto no impresiona extendiéndose de nuevo, a los enemigos. Esta diferencia es vital ya que jugando a los tres juegos se puede ver una clara diferencia en el gameplay y las sensaciones que transmiten a la hora de cazar a la presa, dejando para gustos ya, con cual quedarse, si con una experiencia y un impacto más “realista” como Monster Hunter World o una más arcade como los juegos nombrados anteriormente o con otros que hay en el mercado que comparten este punto.

La belleza exterior también importa

No solo se habla de proporciones en Monster Hunter World, también se habla del apartado gráfico y de este título en concreto se habla mucho. El cambio a la actual generación de consolas de sobremesa y PC le ha venido muy bien estéticamente. En general, el juego se ve precioso y fluido, el diseño de los monstruos y los escenarios no hace más que enaltecer el cuadro que se forma en la pantalla.

Monster Hunter World Game It

Sin ser los gráficos más punteros, lucen bonitos, con unos modelados y estilo anime que llaman la atención posicionándose con diferencia, como el mejor Monster Hunter gráficamente hablando. Los rasgos faciales por otra parte no ayuda mucho ya que no se ven naturales y el doblaje, por lo menos al castellano, tampoco es el mejor, pero esto no quiere decir que sea malo, simplemente cumple y un poco más. La banda sonora es lo esperado en un juego de la saga, bien escogida en los momentos clave dándonos diversidad de buenos temas para cada situación, por lo que se asegura otro ingrediente de calidad.

Ser un cazador es duro

Monster Hunter World es el primer MH en tener una historia y no una excusa para cazar monstruos. Su primer paso por implantar una historia en su videojuego, ha sido un paso decente, pero no firme. A grandes rasgos la historia gira entorno a un dragón anciano, su visita cada cierto tiempo y la investigación que llevan a cabo los cazadores para resolver el misterio que envuelve a dragón anciano y su viaje al nuevo mundo. A medida que resolvemos el misterio, otros van apareciendo dando explicación a los acontecimientos del mundo que rodea a Monster Hunter World.

El desarrollo de la misma no es por lo visto, nada del otro mundo. Sí es verdad que profundizan en los temas característicos de la saga y que no se pierden en temas cliché o que no vienen a cuento, pero, podrían haber ido más allá a la hora de plantear una historia en vez de meter un monstruo tras otro con diferentes excusas.

Por último, cabe destacar el gran problema que atañe a este juego. Es un videojuego cuyo pilar sobre el que se sostiene es el de las mecánicas de juego y su experiencia al combatir diferentes monstruos y como un pilar, si se machaca demasiado, la estructura entera puede venirse abajo. Hasta la primera mitad del juego, todo marcha según lo esperado con nuevos desafíos en forma de monstruos y nuevas armaduras increíbles, pero en la segunda mitad todo se vuelve repetitivo. Los monstruos son los mismos, pero con estadísticas más elevadas lo que hace que si ya habías acabado con ellos, esta segunda vuelta será lo mismo, pero sin ninguna sorpresa. Las armaduras en rango alto son iguales que las de rango bajo teniendo la modalidad alfa y beta diferencias mínimas incluso a veces imperceptibles, no aplicándose esto en todos los casos, pero sí en la inmensa mayoría.

Monster Hunter World Game It

Esto es un problema que lleva arrastrando todos los Monster Hunter y que en este al innovar tanto en tantos campos y teniendo tanta experiencia en sus anteriores títulos, el problema se torna más grave. La cantidad de monstruos de los que dispone la saga es tan vasta que el hecho de repetir los monstruos en la segunda mitad del juego, resulta absurdo, la solución no estaría en crear monstruos nuevos, con implementar monstruos de otras sagas, ya daría un soplo de aire fresco tan necesario en esa mitad del título.

Por suerte el juego cuenta con un online más que decente en donde se puede farmear los monstruos que deseemos (siempre y cuando estén en nuestro rango de cazador) mediante las bengalas de auxilio, o con amigos formando grupos de caza y hacer más amena la tarea de farmeo tan presente.

Conclusiones de Monster Hunter World

El Monster Hunter que todo fan debe de tener y que todo curioso debe probar, sería la frase con la que se resumiría esta nueva entrega que nos llega de la mano de Koch Media. Tiene todo lo que los fans de la saga aman y se ha casualizado de tal forma que no moleste y ayude al jugador experimentado y al novato a llevar más livianamente la masiva cantidad de elementos con las que cuenta el título.

Política sobre notas en Game It.

Monster Hunter World
8
Monster Hunter World
The Good
  • Mejor inmersión que anteriores Monster Hunter.
  • Implantación de historia.
  • La interacción con el mundo y los enemigos.
The Bad
  • Repetición de enemigos y equipo.
  • Una historia floja.
  • Muy bueno
    8
Categorías
AnálisisPCPlayStation 4VídeosXbox One

Apasionado de los videojuegos, lector empedernido, escritor amateur y Draenei guerrero armas

    RELACIONADO