LOADING

Type to search

Análisis Hardware Hardware Primeras impresiones Tecnología Unboxing

Oculus Go. Unboxing de las gafas VR y experiencia de uso

Share

La Realidad Virtual o VR en sus siglas en inglés, parece que no va a ser solamente una moda pasajera como ya ocurrió con los televisores 3D y muchos estudios y compañías están apostando para estandarizarlas lo más rápido posible y que cada hogar tenga algún tipo de dispositivo. Para esto es importante no solamente manejar un buen abanico de precios, sino también de posibilidades y en esto Oculus tiene mucho que decir. Si todos conocemos las VR Oculus, las cuales necesitan de un PC para funcionar y nos pueden dar horas y horas de experiencias únicas, ahora tenemos que añadirle algo un poco más portátil, asequible e interesante: las Oculus Go.

Antes de nada queremos agradecer a la marca la confianza depositada en nosotros para poder traeros este artículo donde veremos cómo son, sus características y qué nos han parecido tras unas cuantas horas de uso.

Características principales

Veamos cuales son las principales estadísticas de las Oculus Go.

Nombre Oculus Go.
TIPO DE PANEL LCD.
RELACIÓN DE ASPECTO 16:9.
RESOLUCIÓN QHD (2.560 x 1.440 puntos).
FRECUENCIA DE REFRESCO 72 Hz.
Chipset Qualcomm Snapdragon 821.
Conexiones WiFi y Bluetooth.
PUERTOS Micro-USB y jack para auriculares de 3,5 mm.
CAPACIDAD DE ALMACENAMIENTO 32/64 GB.
SONIDO integrado Estéreo 3D (posibilidad de utilizar nuestros propios cascos mediante Jack 3,5 mm.
El pack incluye Gafas de realidad virtual, controlador, correa para el controlador, separador para gafas graduadas, cable USB, pila AA y gamuza de limpieza.
duración de la batería de 2 a 2,5 horas.
Empresa fabricante XIAOMI.

Como podemos ver estamos ante unas gafas de realidad virtual que, primeramente, destacan por ser autónomas, lo que quiere decir que no vamos a necesitar de ningún PC o móvil para poder disfrutar de ellas (aunque sí necesitaremos un móvil para configurarlas la primera vez). Esto lo conseguimos gracias al chipset Snapdragon 821 de Qualcomm, el cual viene acompañado de la tarjeta gráfica Adreno 530, más que suficiente para poder una gran cantidad de contenido, incluyendo contenido 4K a 30FPS (aunque la resolución de la pantalla alcanzará los 2.560 x 1.440).

Para poder hacer un uso más extenso contaremos tanto de conexión WiFi como de Bluetooth, así como la posibilidad de conectar nuestro propio headset si no queremos utilizar el integrado en las Oculus Go o tener algo que nos ofrezca más potencia. Las gafas las podemos encontrar en dos modelos, uno de 32GB y otro de 64GB, ambas teniendo una autonomía de 2 a 2 horas y media, dependiendo del uso que hagamos de ellas.

Unboxing

Oculus nos muestra el mimo con el que han tratado las VR que han desarrollado ya desde el principio, trayéndonos un paquete donde predomina claramente el color blanco en su parte frontal y laterales, donde vemos las Oculus Go y sus principales características, reservando la parte trasera para hablarnos de las cosas que podemos hacer con ellas y las aplicaciones que podemos utilizar.

Una vez abrimos la caja vemos que está todo perfectamente encajonado para que no haya movimientos que puedan golpear o dañar las gafas así como los extras que se incluyen, donde vemos las gafas, el mando de control (con una pulsera para poder atarla a nuestra muñeca), una pila, una gamuza de limpieza y un separador en el caso de que utilicemos gafas y no nos sean tan incómodas.

Una vez lo tenemos todo encima de la mesa comenzar a utilizarlas es de lo más sencillo y es que solo tendremos que bajarnos la aplicación de Oculus Go desde nuestro móvil, configurarlo a nuestro gusto y comenzar a disfrutar de todo el contenido que nos ofrece.

Oculus Go

Como ya hemos recalcado varias veces, una de las primeras cosas que nos ha sorprendido de estas gafas de realidad virtual es que no necesitaremos de ninguna estación base para poder disfrutar de la experiencia, por lo que son totalmente portátiles (no tendremos ni un solo cable colgando a no ser los del headset si queremos utilizar uno externo), autónomos y bastante ligeros. Esto lo ha conseguido la compañía gracias a utilizar todo un fabricante de móviles reconocido como es XIAOMI, cuyos terminales hablan por sí solos, y utilizando elementos bastantes buenos en su construcción, incluyendo el chipset Snapdragon 821, el cual nos ofrece un rendimiento bastante interesante.

En nuestra cabeza tendremos prácticamente un móvil y es que también contaremos con memoria interna, la cual podremos encontrar en un modelo de 32GB y en otro de 64GB, ya dependiendo de lo que queramos gastarnos ya que cada uno tiene su propio precio como es norma en la industria. A esto hay que añadirle que, mediante aplicaciones como Moon Airplay, si tenemos un PC a mano o HDDs multimedia podemos hacer streaming directamente desde ellos, sin necesidad de hacer uso de la memoria de las gafas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es el tipo de jugabilidad y accesibilidad que vamos a tener y es que todo se tendrá en cuenta mediante el uso de un único mando que nos dará la opción de apuntar al más puro estilo Wii, movernos en menús gracias a su panel táctil en la parte superior, y hacer uso de su gatillo como único botón con el que interactuar (después podemos ver dos más que utilizaremos como pausa o para hacer aparecer el menú principal). Como es de esperar tendremos detección del eje X e Y, pero el Z se queda fuera debido a la carencia de los sensores externos, algo que no lastra demasiado la jugabilidad pero sí nos quita algunas opciones. Su uso es más que correcto, aunque si nos movemos demasiado violentamente puede que tengamos que volver a calibrarlo.

Las Oculus Go no tendrán nunca en cuenta el movimiento de nuestro cuerpo debido una vez más a que no hay ningún tipo de sensor externo, pero sí mide los de nuestra cabeza, por lo que en ese sentido la experiencia es igual que la que podemos encontrar en su hermana mayor, las Oculus. La interacción entre mando/gafas es bastante buena, así como la suavidad de su visor, que en ningún momento nos ha causado el más mínimo mareo. Hay que tener en cuenta que no deja de ser un dispositivo de VR y que a nosotros ni las Oculus, ni las HTC VIVE ni las Oculus Go nos han causado mareos, lo que no quiere decir que alguien que sea propenso a ellos le pase con estas.

Las Oculus Go tienen un sistema de sonido integrado, aunque podremos utilizar si queremos un headset externo para poder disfrutar de más profundidad y de toda la calidad que las aplicaciones o películas/series que utilicemos tengan. Hay que decir que para ser un sistema integrado no está nada mal, por lo que esta opción no es realmente necesaria ni mucho menos, ya va en los gustos de cada uno. El puerto Micro-USB está reservado para la carga de las gafas, lo cual puede llevarnos hasta tres horas (que os recordamos es su autonomía máxima).

Como vemos en las imágenes Oculus ha querido que las Go sean para todos los públicos y por eso vemos hasta tres correas que son totalmente ajustables, por lo que poco importa el tamaño de nuestra cabeza, no tendremos problema alguno para usarlas, y menos teniendo en cuenta su ligereza.

En cuanto a la pantalla Oculus ha pensado un poco en todo y es que por ejemplo ya incluido en el pack encontramos unas almohadillas que tendremos que ponerle para que tengamos espacio para nuestras gafas graduadas, haciendo que sean más cómodas para estos usuarios. Dentro nos encontramos un panel LCD con una resolución de 2,560 x 1,440, con un campo de visión que llega hasta los 84º-86º grados (por 90º de las Oculus), con una tasa de refresco que llega hasta un máximo de 72 Hz. (el valor mínimo que nos encontramos son los 60 Hz. dependiendo del desarrollador de la aplicación el utilizado).

Así vemos que, unido al chipset, tendremos una experiencia bastante completa en este campo, haciendo que si las utilizamos para ver series o películas imiten el efecto de tener un televisor de 72 pulgadas. Oculus nos ha prometido más de 1.000 aplicaciones a nuestra disposición (entre pago y gratuitas) y la verdad es que lo han cumplido con creces teniendo un abanico muy grande de contenido, desde Netflix hasta tours virtuales para películas tan conocidas como Jurassic World, pasando por multitud de juegos y desafíos.

Conclusiones finales y experiencia de uso

Hemos sido varios las que hemos probado las Oculus Go y la verdad es que la experiencia ha sido todo un éxito para cada uno de nosotros. No solamente estamos ante un dispositivo totalmente independiente y del que no necesitaremos tener cables por ahí ni un PC ni tan siquiera un móvil para poder disfrutar de nuestras aplicaciones preferidas (haciendo posible incluso ver nuestras series y películas favoritas, tanto de Netflix como haciendo streaming desde nuestro PC y sin siquiera necesidad de tenerlo ocupado).

A tan positiva experiencia tenemos que añadirle un precio que realmente nos ha sorprendido y es que actualmente podemos encontrar las Oculus Go por 219€ en su modelo de 32GB y 269€ en el modelo de 64GB (hay que tener en cuenta que no podremos añadir dispositivos de almacenamiento externo para extender estas capacidades), algo que nos parece de lo más ajustado para la experiencia que nos ofrece.

Obviamente no podemos estar ante una experiencia perfecta y la peor parte para nuestro gusto se lo lleva la batería, y es que si queremos incluso ver una película como El señor de los anillos tendremos que poner a cargar las Oculus Go antes de que termine. Podremos conectar una batería externa mientras estamos usándolas, pero el fabricante no recomienda cargarlas mientras las usamos.

En cuanto a los juegos, no vamos a estar ante la experiencia del siglo, ni mucho menos, gráficamente hablando y es que para eso ya tenemos las Oculus, con todo lo bueno y malo de esto. En general son simples y que parecen de una generación anterior, aunque es algo que no nos ha importado lo más mínimo ya que lo realmente importante es la experiencia de la jugabilidad, bastante única para esta clase de dispositivos, por lo que si queremos gráficos está claro que debemos dar el salto a su hermana mayor, con el desembolso extra que esto conlleva.

En definitiva una experiencia que todos deberíamos vivir al menos una vez en la vida y que nos ha dejado un gran sabor de boca. Por todo esto y lo anteriormente mencionado, le otorgamos los galardones de recomendado y calidad/precio, faltándole solamente una mayor duración de batería para conseguir el de premium ya que el resto de componentes lo merece.

Tags:
David Losada Figueiras

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

  • 1

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.