Radix VII AG 700 de Tacens [Review y unboxing]

Hace ya algún tiempo presentamos un producto de Tacens, más concretamente el Aura II, que ya sorprendió por su baja sonoridad y se llevó el galardón de oro de...

Hace ya algún tiempo presentamos un producto de Tacens, más concretamente el Aura II, que ya sorprendió por su baja sonoridad y se llevó el galardón de oro de GameIt. En esta ocasión vamos a analizar un producto algo más complejo y que augura buenos resultados, ya que partimos de la base de que se trata de una fuente de alimentación con el certificado 80+ silver: la fuente de alimentación Radix VII AG700 de Tacens. Pero antes de entrar en materia veamos, como de costumbre, el unboxing de esta fuente de alimentación.[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=uUMKBPEvU8s&list=PLsG6Y2RCRs1vYzcjpPY40ByIfORdtfbI9&index=1′]

Como habréis podido ver en el unboxing el aspecto exterior del embalaje es muy agradable, y aunque el interior no esté compartimentado su tamaño es lo suficientemente justo como para que la fuente no se mueva en su interior. Si bien, claro está, algo de compartimentación y de más cartón para proteger la caja de alimentación en el trayecto hasta casa no estaría de más. Pese a todo esto estamos satisfechos con el embalaje, aunque no pueda ser calificado de sobresaliente.

Como ya hemos dicho en el unboxing, y hemos remarcado suficientemente, hay dos características que nos han llamado gratamente la atención: la sonoridad del ventilador y la eficiencia de la fuente. Pero antes veamos detenidamente las características generales de la fuente de alimentación para ir después ampliando la información.

Estamos ante una fuente de alimentación de 700W de potencia con una eficiencia digna del certificado 80+ silver, refrigerada por un ventilador de 14 cm y con conectores más que suficientes para un equipo gamer decente. Está preparada para alimentar a los procesadores de última generación Haswell de Intel, así como para alimentar a tarjetas gráficas de alto rendimiento. También está dotada de un canal único de 12V que promete un rendimiento estable y potente (aunque eso es algo que comprobaremos más adelante en los tests). Además de esto, está dotada con 10 protecciones diferentes para asegurar la integridad de nuestro equipo en caso de fallos en el fluido eléctrico.

En lo referente a la estética estamos ante un diseño simple, que contrasta el negro de la fuente de alimentación con el color blanco de las aspas del ventilador. El acabado del chasis de la fuente de alimentación es rugoso, algo que ya vimos en la fuente de alimentacíon Nox Hummer y que nos agrada bastante. Dicho todo esto vayamos con lo interesante.

Eficiencia.

La fuente de alimentación tiene el certificado de eficiencia 80 plus silver, este certificado garantiza entre un 85 y un 88% de eficiencia energética. Antes de continuar, y para el que no sepa a que nos referimos vamos a explicar qué entendemos con eficiencia energética en una fuente de alimentación. Las fuentes de alimentación no ofrecen la misma cantidad de energía que consumen, por lo que hay una pérdida de energía. De ahí que se organicen en distintas categorías dependiendo del porcentaje de energía que se aproveche de la consumida. En este caso ese porcentaje es el que hemos mencionado anteriormente, que no está nada mal. Obviamente hay fuentes de alimentación más eficientes, con certificados 80 plus gold o platinum, pero su precio también aumenta de manera exponencial. Por tanto pensamos que estamos ante una eficiencia intermedia, que cumple sobradamente con las necesidades de un equipo dedicado al gaming.

Cableado.

Acabamos de enumerar una clarísima ventaja de la fuente de alimentación Radix VII frente a todas las que hemos analizado en GameIt.es hasta ahora, ya que estamos ante la fuente de alimentación más eficiente de las que hemos analizado. Sentimos decir que en lo que a cableado se refiere esta fuente de alimentación tiene una pequeña pega. No os equivoquéis, el acabado de éste es genial, viene remallado en nylon, los conectores son de buena calidad y son bastante flexibles dentro de lo que lo puede ser un cableado tradicional. Las dos pegas que encontramos en este apartado son básicamente la disposición y el tipo de cableado.

Con disposición nos referimos al aspecto de la modularidad, y es que la fuente de alimentación Radix VII de Tacens no es ni modular ni semimodular. Con esto queremos decir que no podremos quitar de la ecuación, ni del interior de nuestra caja, todos los cables que no vayamos a utilizar, por lo que entorpecerán en flujo de aire. Si bien, hay que destacar que con las cajas modernas esto no va a afectar en demasía ya que disponen de un doble fondo tras el soporte de la placa base para esconder todo el cableado sobrante.

En lo que se refiere al tipo de cableado queremos decir que el cableado de la fuente de alimentación es tradicional, en vez del de bajo perfil. La diferencia básicamente es que el cable de bajo perfil es mucho más fino y flexible y por lo tanto más fácil de ordenar en el interior de la caja.

Quitando estos dos detalles, que solo encontramos en contadas fuentes de alimentación, hay que decir que estamos francamente satisfechos con el cableado de la Radix VII de tacens, ya que tiene un buen remallado en nylon para ofrecer durabilidad, una buena longitud y el remallado acaba un poco antes de lo normal para que el cable sea más flexible cerca de los conectores y permitirnos conectarlos con comodidad.

En lo que se refiere a cantidad, depende del equipo que tengamos en mente podemos encontrar alguna pega. En primer lugar veamos la tabla de conectores de la fuente de alimentación.cables

Como podéis ver, dispone de dos conectores de 6+2 pines, lo que nos permitirá conectar tarjetas gráficas de gran rendimiento. La pega es que si queremos montar dos de estas tarjetas, ya sea mediante SLI o CROSSFIRE, no podremos con esta fuente de alimentación. Por lo demás, contamos con conectores más que suficientes para almacenamiento y accesorios por lo que no tendremos ninguna pega.

Ventilación.

Éste es sin duda el que, al menos para nosotros, el punto más fuerte de la fuente de alimentación. Por encima de la eficiencia (que es muy pero que muy importante) está la refrigeración de la fuente de alimentación, ya que ésta alargará la vida de la fuente. El ventilador de 14 cm incorporado en la fuente de alimentación no solo refrigera ésta de forma eficiente, sino que lo hace con una sonoridad máxima de 12 dB. Esta fuente de alimentación es la más silenciosa de las que nos hemos topado, no llegando a escucharse absolutamente nada con la tapa del PC abierta y el equipo bajo un test de estrés. Obviamente la fuente hace algo de ruido pero este queda oculto bajo el ruido del disipador y los ventiladores de la caja. Hay que tener en cuenta que tanto el disipador como los ventiladores de el equipo de pruebas son NOCTUA (famoso por su baja sonoridad) por lo que en este aspecto solo podemos elogiar a la fuente de alimentación. Anteriormente hemos mencionado el acabado granulado o rugoso de la carcasa de la fuente de alimentación. En un principio puede parecer algo meramente estético, pero nada más lejos de la realidad. El auténtico propósito de este granulado es aumentar la superficie de contacto con el aire y mejorar por tanto la disipación del calor de la fuente de alimentación, reforzando así la acción del ventilador anteriormente reseñado.

Seguridad.

Éste es otro punto de vital importancia a la hora de escoger una fuente de alimentación, y es que el hecho de que ésta sea segura o no asegurará la integridad del resto del equipo. En este ámbito la fuente de alimentación Radix VII cumple bastante bien, ya que está dotada de diez sistemas de protección distintos que son los siguientes: UVP, OVP, OCP, OTP, OPP, OLP, SCP, LNO, PFP y TCP.

Dicho todo esto vamos a estrujar la Radix VII AG700 de Tacens para ver cómo se comporta ante nuestra batería de tests.

Tests.

Como siempre someteremos a la fuente de alimentación a dos tipos de tests usando el software Aída64 para estresar el equipo y observar la variación en los voltajes.

Maratón.

Este test consiste en observar los valores arrojados por el software de control con el equipo en reposo. Los resultados son los siguientes.reposo tabla

Obviamente en esta situación la Radix VII de Tacens ni se despeina, teniendo pequeños picos de consumo del procesador coincidentes con el aumento del uso de éste. Veamos cómo se comporta estresando el equipo.

Sprint.

Este test consiste en estresar todo el equipo y observar cómo aguanta el tirón la fuente de alimentación. Además se observa el ruido generado por la ventilación para mantenerla refrigerada.voltaje estrés

 

Podréis observar que en el carril de 12V no se ha llegado ni siquiera a 0.2V de oscilación, algo muy alentador. Al igual que en éste, en el resto de voltajes, la Radix VII AG700 de Tacens se ha comportado como una auténtica campeona aguantando muy bien la carga a la que se le somete. Hay que destacar, que bajo el estrés al que se le ha sometido, es la fuente de alimentación más silenciosa que ha pasado por la redacción de GameIt no oyéndose ni con la tapa lateral de la caja del PC retirada. Simplemente asombroso.

Conclusiones.

Visto todo lo anterior y teniendo en cuenta todo lo expuesto queremos otorgarle a la Radix VII de Tacens el galardón dorado de GameIt.es por su eficiencia y baja sonoridad. La serie Radix VII AG está disponible en 600W, 700W y 800W con un PVP de 47,60€, 52,93€ y 64,90€ 

Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareOtras PlataformasPCPlataformasTecnologíaUncategorizedVídeosVideos Destacados

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

    RELACIONADO