Wiko Upulse

Wiko Upulse, review y unboxing de un gama de entrada sorprendente

Review y unboxing del teléfono Wiko Upulse, un terminal asequible con mucho que decir

Hoy día es difícil encasillar a un móvil en una gama concreta puesto que encontramos terminales con características técnicas y acabados muy diversos que hacen que, pese a que su rendimiento pertenezca a una gama inferior, tengan mucho en común con terminales de gama superior. Hoy tenemos entre manos un claro ejemplo de esto, el Wiko Upulse, un terminal cuyo procesador pertenece a una gama de entrada pero que tiene mucho que decir en otros aspectos como materiales de fabricación y uno de lo que más nos ha sorprendido teniendo en cuenta su precio: la cámara.

Unboxing

El Wiko Upulse viene presentado en una caja bastante colorida pero parca en especificaciones técnicas puesto que hay datos, como la capacidad de la batería, que no aparecen por ningún lado. En el frontal podemos ver una imagen del diseño frontal del producto, acompañado de las principales características técnicas que, a su vez, también podremos ver en uno de los laterales. En la trasera de la caja observamos los colores en los que podemos encontrar el dispositivo.

Una vez retirada la cubierta superior encontramos el terminal, protegido por una bolsa de plástico, y una pequeña solapa que esconde el cable de alimentación, el cargador y unos auriculares in-ear. Al retirar la bandeja que contiene el teléfono encontramos la documentación del terminal y un juego de adaptadores para SIM.

Características técnicas

Comenzamos con la tabla de características técnicas del Wiko Upulse extraída de la web del fabricante.Wiko Upulse

Como podéis ver estamos ante un terminal que, salvo por la potencia de su procesador, bien puede ser catalogado de gama media y bastante completo.

Acabado en aluminio, tacto premium

Una vez sacado el Wiko Upulse de su caja lo primero que llama la atención es que estamos ante un terminal muy robusto, algo pesado, y que podemos sujetar con una mano perfectamente sin que éste resbale. Parte de esto es debido a su carcasa posterior metálica (aluminio anodizado), algo que hemos podido contrastar al retirarla, que le confiere esa sensación de robustez y ese buen tacto tan característico del aluminio. Por si fuera poco el acabado de esta tapa es de aluminio cepillado, lo que le otorga un acabado estético bastante acertado. La gran pega de éste acabado es que es un auténtico imán para las huellas dactilares, empañando bastante el acabado final ya que nos hará estar limpiándolo continuamente o acabaremos utilizando una funda.

En lo que al acabado exterior se refiere encontramos bordes biselados, o 2.5D, en la pantalla. Este tipo de acabado está bastante de moda y confiere una estética muy atractiva, aunque hace que la pantalla sea más frágil frente a impactos por este punto y hace que sea más difícil encontrar protectores de pantalla o vidrios templado para intentar ganar un plus de seguridad, aunque esto es secundario.

En el frontal del terminal encontramos, además del audífono, la cámara frontal que viene con su propio flash, algo de lo que hablaremos más adelante. La pantalla tiene bordes laterales, algo más que normal en el rango de precios en el que nos movemos, y cuenta con unos bordes verticales algo exagerados, sobre todo si tenemos en cuenta que los botones de sistema están incluidos en la propia pantalla. No encontramos nada en el lateral izquierdo, siendo el derecho el escogido para el botón de desbloqueo y los de volumen, que quedan algo alejados si utilizamos el teléfono con una mano lo que forzará a cambiar el agarre del mismo si queremos subir volumen, haciéndose por tanto algo incómodo de utilizar. En la zona inferior encontramos el conector de alimentación, microUSB, quedando únicamente el jack de 3.5mm en la zona superior. El altavoz lo encontramos en la zona trasera inferior del Wiko Upulse, quedando la zona superior para la cámara principal del teléfono, situada encima de su flash, y el lector de huellas digitales que se encuentra justo bajo éstos. El funcionamiento del lector es bastante correcto, algo lento quizás, pero se compensa con un uso bastante fiable que detectará correctamente la huella al primer intento.

Una vez retirada la tapa trasera, tarea que se nos hace francamente difícil, encontramos una batería, de 3.000mAh, que no es retirable, un lector de tarjetas microSD que admite tarjetas de hasta 128 Gb y dos ranuras SIM. Teniendo en cuenta que la memoria interna de este Wiko Upulse parte de un mínimo de 32Gb es bastante probable que la gran mayoría de usuarios no necesite hacer uso de una tarjeta SD en este terminal, pero el espacio extra es algo que siempre es de agradecer.

El procesador del Wiko Upulse: rendimiento vs consumo

Como ya augurábamos al inicio, el procesador de este terminal es uno de sus puntos flacos, y es que el rendimiento que ofrece este Mediatek MT6737 no va a asombrar a nadie, quedándose en los estándares de la gama baja. Por otro lado a este procesador le acompañan 3Gb de RAM, memoria más que suficiente como para que la RAM no sea un problema para el correcto funcionamiento del terminal. Veamos los resultados que ha arrojado en los tests sintéticos a los que se le ha sometido.

En un uso cotidiano, salvo que utilicemos juegos con gráficos punteros o aplicaciones relativamente pesadas no vamos a tener ningún problema, de hecho hemos podido jugar a Mario Run de forma fluida con este Wiko Upulse. No obstante si buscas un terminal con el que poder realizar este tipo de tareas deberás aumentar tu inversión. Por otro lado el consumo del conjunto es bastante comedido, lo que permitirá estrujar la batería del Wiko Upulse con un uso moderado hasta día y medio. En nuestro caso, utilizándolo como herramienta de trabajo para la redacción (4 cuentas de correo electrónico, chats, grupos de whatsapp, etc etc) que podemos tildar de uso intensivo, hemos conseguido que nos aguante todo un día, una autonomía más que suficiente teniendo en cuenta el reducido precio del terminal. En lo referente a la carga de la batería no disponemos, como era de esperar, de carga rápida pero podremos completar la carga del terminal en poco más de dos horas partiendo de una batería completamente agotada.

En lo que a menús y configuración se refiere no tendremos ningún problema de fluidez, contando el terminal con una capa de personalización bastante ligera y que no requiere ningún tipo de adaptación. Algo que nos ha gustado muchísimo es encontrar la última versión de Android, nougat 7.0, en este Wiko Upulse; detalle que esperamos sea contagioso para la competencia en este rango de precios.

Pantalla correcta y funcional

Tal y como comentábamos en el apartado de estética exterior encontramos una pantalla que cuenta con marcos, no llegando al extremo del cristal que cubre todo el frontal. Este panel IPS ofrece una resolución de 720p, más que suficiente para una pantalla de 5,5 pulgadas si no eres especialmente exigente. Lo más importante, bajo nuestro punto de vista, en este apartado es el brillo que puede ofrecer la pantalla ya que de ésto depende que puedas hacer un correcto uso del terminal en exteriores. La pantalla de este Wiko Upulse cuenta con 500 nits de brillo, lo que le permite que podamos visualizar el contenido de la pantalla incluso a pleno sol sin ningún tipo de problema. Además el brillo automático tiene un funcionamiento bastante correcto y fluido, siendo pocas las ocasiones en las que tendremos que ajustarlo de forma manual. El reconocimiento de las pulsaciones tampoco es un problema, llegando a detectar cinco pulsaciones simultáneas.

La cámara, la gran apuesta del Wiko Upulse

Hemos dejado lo mejor para el final, y es que las cámaras de este Wiko Upulse es, sin duda, la gran sorpresa de este terminal. Encontramos una aplicación bastante cuidada, con multitud de opciones bastante extendidas y otras como la modificación facial, el modo de difuminación automática del fondo en retratos o el pixel mejorado que no tanto. Y es que gracias a este último modo podemos hacer fotografías de hasta 52 megapixels, obteniendo así un plus de definición que viene bastante bien para la postproducción de fotografías pudiendo hacer zoom y editándolas de forma bastante más cómoda.

El comportamiento general de la cámara es bastante bueno, no se asemeja a un Iphone 7 o un android de gama alta pero sí que destaca sobre los terminales de su gama. Nos ha encantado el funcionamiento inteligente de la cámara, sugiriéndote el modo de fotografía adecuado a la escena (como el modo noche o el HDR) que permite activar el modo perfecto con solo un toque. Gracias a esto podemos mejorar bastante la escena, os dejamos algunas capturas con el modo noche y el HDR activado y sin activar, para que veáis la diferencia. La foto hecha con píxel mejorado la hemos tenido que retocar para reducir su peso para subirla a la web, por lo que hemos hecho zoom y subido el resultado para que veáis todo el juego que puede dar este tipo de fotografía ya que, aun haciendo un gran zoom, no perdemos resolución.

En las escenas tomadas a contraluz o con contrastes de iluminación, así como en las que escasea la luz, pude verse algo mermado el rendimiento de esta cámara. Aún así el resultado es bastante bueno, más aún si tenemos en cuenta que estamos hablando de un terminal que ronda los 200€.

Conclusiones

Tal y como adelantábamos al principio, estamos ante un terminal falto de músculo en lo que a procesador se refiere pero se crece en el resto de aspectos ofreciendo una calidad fotográfica sobresaliente, para el rango de precios en el que nos movemos, una autonomía que nos permitirá aguantar todo un día sin tener que cargar el teléfono y una pantalla que, si bien no es sin bordes ni tiene una resolución de 1080p, tiene brillo más que suficiente para ser perfectamente funcional a pleno sol. Además hay que sumarle el acabado en aluminio anodizado de su parte trasera, un lector de huellas bastante eficiente y una gran capacidad de almacenamiento interno, por no hablar del slot para microSD y la doble SIM. Echamos en falta detalles propios de gamas más altas como el NFC, conector Type C o carga rápida, pero teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos es complicado encontrar terminales con estas características.

Por todo esto otorgamos los galardones de recomendado y calidad precio al Wiko Upulse.

 

Wiko Upulse
Wiko Upulse
The Good
  • Cámara con muy buen rendimiento
  • Muy buen comportamiento de la pantalla en exteriores
The Bad
  • Un auténtico imán para las huellas
  • Falto de potencia para las apps más exigentes
Categories
Análisis HardwareAndroidGame ItHardwareImportanteTecnologíaUnboxing

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY