z370 aorus gaming 3 game it

Z370 Aorus Gaming 3. Unboxing, análisis y pruebas

Vemos de qué es capaz la placa base gaming de esta última generación.

En algún momento todo usuario de PC tiene que plantearse renovar su ordenador, y por norma general esto pasa por cambiar distintos componentes y que todos sean compatibles entre ellos, algo que para los menos expertos puede ser un dolor de cabeza. No solamente hay que hablar de compatibilidad, y es que tenemos distintos rangos de precios, prestaciones, calidades… Aorus es una marca de placas base que siempre nos ofrece distintas posibilidades, y hoy vamos a analizar una de las que son más básicas, pero no debemos confundir con malas: la placa base Z370 Aorus Gaming 3.

Como siempre, agradecer a la marca que nos permita probar sus productos para realizar esta clase de artículos.

Características principales

Vamos a dejar que sea la propia compañía la que nos cuenta cuáles son las principales bondades de su placa base.

z370 aorus gaming 3 game it

Como podemos ver hay muchas características, las cuales suelen ser bastante iguales entre las distintas placas base. Entre ellas nos gustaría destacar la posibilidad de utilizar un socket 1151 de Intel, el cual ya analizamos con el i7-8700K y que es característico de este chipset Z370, con cuatro slots de memoria DDR4 que pueden alcanzar hasta los 4.000 MHz con perfiles OC y, sin él, hasta los 2.666 MHz.

A nuestra disposición tenemos un PCIE x16 y otro x4, necesarios para poder dar uso a Crossfire de AMD (usar dos gráficas simultáneas), pero no de Nvidia SLI, mientras que tenemos además de 4 x PCIE x1 a lo que hay que añadir 2 conectores M.2 para SSDs de esta tecnología (compatible con Intel Optane además). Contamos con 6 puertos USB 2.0 (dos de ellos en el panel posterior), un USB Tipo-C y 6 más 3.1 (cuatro de ellos en la parte trasera), a lo que debemos añadir un USB 3.1 Gen 2 también en la parte trasera.

Para que podáis ver con más detalle todas sus características, os dejamos a continuación nuestro vídeo unboxing.

Unboxing

Como hemos podido ver Gigabyte ha querido mantener el estilo en todos sus empaquetados de placa base, con una parte frontal de la caja donde deja bien claro qué modelo tenemos entre manos, y por la parte trasera con un pequeño esquema del dispositivo así como sus principales funciones y capacidades. Una vez abrimos la caja nos encontramos de primeras con la propia placa base protegida por una bolsa plástico y, tras esta, todos los extras incluidos.

No vamos a pararnos demasiado en este aspecto ya poco o nada tiene que decir del producto, simplemente destacar el G Connector, una pequeña aplicación que nos hará un poco más cómoda la instalación de la placa base.

z370 aorus gaming 3 game it

Z370 Aorus Gaming 3

Como podemos ver en este plano general de la placa base, tenemos a nuestra disposición un PCI Express x16 acompañado de un PCI Express x4 que nos permiten dar uso a la tecnología de AMD de dos gráficas llamada CrossFire, a lo que hay que añadir 4 Pci Express x1 y dos puertos para SSDs M.2. También vemos el socket de Intel correspondiente, en concreto el 1151, 4 slots de memoria DDR4 que soportan hasta 2.666 MHz sin OC y hasta 4.000 con él. Por último en este vistazo en general destacar los distintos puertos Sata 3 para nuestros discos duros y SSDs más convencionales, teniendo hasta 6 en total.

Pasando a un primer plano un poco más detallado vemos dos puertos internos de la placa destinados para USBs, en este caso 3.0 y 3.1 tipo c. El puerto thunderbolt le sigue, y a este los 6 puertos SATA 3 para almacenamiento. Al lado de estos encontramos los cuatro status LEDs, que nos avisarán de si tenemos problema con la CPU, VGA o DRAM. Si cualquiera de estos se mantiene encendido indicará que tenemos un problema con uno de ellos o varios. También vemos un LED correspondiente al boot, el que nos indicará, si está encendido, que todavía no hemos entrado en el sistema operativo. Por último vemos el panel frontal, el encargado de dar energía a los leds de la caja así como activar el botón de encendido, y una nueva conexión de ventilación, esta destinada a la bomba si queremos instalar refrigeración líquida.

Como es habitual en la parte de abajo nos encontramos el conector de audio para la caja, dos puertos USB 2.0 y, como característica especial, el RGBW Pin de 12v, el  cual nos permite hacer uso tanto de estas luces LED como de las UV LED y controlar su iluminación gracias al software RGB Fusion.

En su panel trasero es done encontramos todas las conexiones para nuestro PC de fácil acceso. Vemos que aquí encontramos un puerto PS/2 para esos ratones y teclados antiguos que todavía lo utilizan, 4 puertos USB 3.1, un botón de overclocking, un puerto HDMI, un USB 3.1 Gen 2 y un USB Tipo C, así como dos puertos USB 2.0, la conexión lan con una tarjeta ethernet Killer E2500 y las conexiones típicas para instalar nuestro sistema de sonido favorito.

En la parte del chipset es destaca sobremanera el socket 1151 de Intel, los 4 sockets de memorias DDR4 y la alimentación, tanto de la placa base como del  procesador. Además debemos añadirle tres entradas de ventilación, todas de cuatro pines si lo que queremos es conectar ventiladores PWM.

Centrándonos en la parte de los puertos PCI Express nos encontramos con que, además de estos, encontramos distintas zonas iluminadas LED, actuando la de la izquierda como reductor de ruido para el sistema de sonido, el  cual está protagonizado por el Realtek ALC1220, el cual cuenta con un amplificador de auriculares inteligente, lo que detectará la impedancia de nuestro headset y aprovechará al máximo su calidad.

Como hemos podido ver no son pocas las características que podemos encontrar en esta Z370 Aorus Gaming 3, pero a buen seguro estaréis preguntándoos por que por ejemplo solo tenemos un puerto PCIE x16 y alguna que otra carencia más. Este modelo está llamado a ser uno de los más sencillos, algo que no debemos confundir con algo de menor calidad por mucho que su precio sea más bajo.

Esta placa base está pensada para que cualquier usuario medio, con pocos conocimientos y sin necesidad de hacer una gran inversión, pueda poner al día su PC con las últimas tecnologías y asegurándose que le durará tiempo, algo que símplemente nos parece perfecto en su cometido. Decimos lo de duradero ya que Aorus tiene muy bien aprendida la lección y desarrolla casi todas sus placas base con su sistema patentado de dobles brazaletes para la tarjeta gráfica, así como unos puertos PCI Express reforzados.

Sus entradas para la ventilación tienen incorporados un sistema que detecta, automáticamente, el tipo de ventilador que se le ha conectado, si es de caja, de refrigeración líquida… y actúa en consecuencia, lo que nos da mucha más libertad a la hora de utilizarlos. Como podemos ver son muchas las novedades y cosas interesantes que nos trae pero…¿Dará la talla a la hora de la verdad? Sin lugar a dudas, os lo mostramos.

Pruebas

Para ver cómo funciona esta generación de placas Aorus, vamos a montar el siguiente equipo de pruebas.

Primero, para ver que no hay ningún problema de instalación una vez que todo se enciende, vamos a realizar distintas pruebas de temperatura para ver cómo funciona la placa base, que sirve de cohesión con el resto de componentes. Lo hemos realizado todo en una habitación con una temperatura estable de 21º

Como podemos ver la temperatura es perfectamente estable, quedándose en los 31 grados clavados durante los 5 minutos que hemos dejado el PC prácticamente sin hacer nada. Ahora veamos qué es lo que pasa cuando lo estresamos al 100%.

La placa sigue manteniendo una estabilidad casi perfecta, con tan solo cuatro grados de diferencia entre su máximo y su mínimo con todos los componentes principales del PC dando el 100%. Como es de esperar las temperaturas suben algo más, pero nos gustaría recordaros que estamos utilizando la refrigeración líquida all-in-one NZXT Kraken X72, que como podéis saber de nuestro análisis, no utiliza la potencia total de sus ventiladores si la temperatura no sube demasiado para reducir el ruido al máximo, por lo que todos estos datos están recogidos con ellos (incluida la bomba) funcionando al 50% de su capacidad.

Ahora es el momento de ver qué es capaz de hacer con una memoria como la HyperX Predator RGB DDR4 2933MHz 32GB CL15. Para ello vamos a hacer una prueba con Aida64.

Como podemos ver las pruebas arrojan unos resultados muy buenos, y más teniendo en cuenta que no hemos activado su perfil XMP 2.0 y que estamos funcionando sin ningún tipo de overclocking, con ellas a la velocidad de 2.400 MHz.

A continuación os dejamos dos pruebas más, la de Cinebench R15 para ver cómo rinde su CPU, y la de 3DMark, que nos da un resultado común en el cómputo global de componentes.

Por último os dejamos algunas imágenes más de la placa base ya montada en nuestro ordenador, aunque si queréis verlo con todo detalle os aconsejamos que veáis nuestro vídeo donde además podéis verlo todo funcionando.

Conclusiones

La Z370 Aorus Gaming 3 puede ser uno de los modelos básicos en cuanto a la gama gaming de Gigabyte para la octava generación de procesadores de Intel, pero tiene y mucho que decir al respecto. La compañía nos da la oportunidad de meternos en estos procesadores sin tener que hacer un gran esfuerzo económico, pudiendo encontrarla en PCComponentes a 141,99€, algo que nos deja mucho margen para montar nuestro PC y estar a la última. Si a esto le añadimos grandes compatibilidades, buenos materiales de construcción y resistentes y muchas facilidades de montaje, estamos ante una propuesta perfecta para aquellos que quieran meterse de lleno sin necesidad de pagar por funciones que no van a acabar usando.

Por todo esto y lo anteriormente mencionado, otorgamos a la Z370 Aorus Gaming 3 el triple galardón: calidad/precio, recomendado y premium.

z370 aorus gaming 3
z370 aorus gaming 3
Categorías
Análisis HardwareHardwarePCTecnologíaUnboxingVídeosVideos Destacados

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO