¿A que ya no “mola tanto”?

Hoy voy a dedicar mis líneas a una de las noticias más funestas en las que se ha visto involucrada la empresa Sony, y en la que por desgracia...

Hoy voy a dedicar mis líneas a una de las noticias más funestas en las que se ha visto involucrada la empresa Sony, y en la que por desgracia todos los usuarios nos hemos visto afectados. Ante todo pedir perdón si mi expresión o mis palabras no se adecuan a la gran calidad de nuestros lectores.

A pesar de haber hablado en nuestro último posdcast sobre dicho tema, son muchas las opiniones que se me quedaron en el tintero referente a toda esta parafernalia que se ha liado gracias a un grupo de defensores de los derechos de los usuarios, a los que muchos llaman hackers… aunque yo prefiero llamarlos “basura informática”.

Desde que Sony eliminara LEGALMENTE la posibilidad de utilizar Linux en su consola, muchos de estos defensores del pueblo y mal nacidos hackers, han librado una batalla sin fin contra la multinacional japonesa, cuyo único resultado ha sido el de joder la experiencia de juego de muchos de los usuarios de Sony que utilizan el sistema limpiamente. Muchos de aquellos usuarios que se alegraron y chulearon en su momento de que GeoHotz hackerara la PS3, dando paso al famoso jailbreak, son ahora los que lloran por los foros y blogs anunciando que Sony ha perdido sus datos. Ahora pregunto yo, ¿ya no mola tanto el jalibreak a que no?

Yo en ningún momento voy a ponerme de parte de Sony, pues realmente pienso que ha metido la pata hasta el fondo y también pienso que podría haber mejorado mucho más la seguridad de los datos de los usuarios, pero lo que sí está claro es que toda esta batalla de piratas en contra Sony ha dado finalmente los resultados que muchos esperábamos: haber abierto en una de las compañías más conocidas del mundo, una de las brechas de seguridad más importantes de todos los tiempos, provocando la pérdida de millones de datos de usuarios. Y ahora pregunto yo, ¿ya no mola tanto el hackeo a que no? Por supuesto no voy a jactarme con que la culpa de este fallo de seguridad haya sido únicamente por culpa del jailbreak, pero sí está claro que la violación total que sufrió la consola por parte de algunas personas, era algo que antes o después, reventaría por otro lado.

A veces no solo basta con reír o alegrarse porque ya puedo “piratear mi consola y jugar gratis” o porque “Sony se lo merece porque me quitó Linux”… expresiones de personas sin coherencia y que no son conscientes realmente de lo que dicen; a veces hay que pensar que ese tipo de brechas, de hackeos, de códigos de seguridad y de carga de copias piratas no tiene por que quedarse ahí, si no que todo esto puede seguir ardiendo como una mecha en la que al final todo explote y todos nos manchemos de mierda, como ha sucedido con PSN ahora.

Y una cosa si dejo clara, no defiendo para nada ninguna empresa, puedo tener mis gustos, pero a mí ni me van a pagar hipotecas ni me va a solucionar la vida el hecho de discutir sobre que consola / online es mejor, pero lo que si tengo claro es que toda esta movida ocurrida en estos instantes con PSN es la gota que ha hecho rebosar el vaso que empezaron a llenar esos “defensores” y “luchadores” de los usuarios y que lo único que han conseguido es reventar la imagen de una compañía y provocar la pérdida de millones de datos de usuarios que no teníamos culpa de nada… ¿es así como nos “defendéis”?

Ningún sistema es “impirateable”, aunque sí es cierto que se pueden mejorar las infraestructuras y protocolos de seguridad, pero también he de decir que dos no pelean, si uno no quiere.

Categorías
ArtículosOpiniónPlayStation 3SonyUncategorized

RELACIONADO