LOADING

Type to search

Análisis Hardware Hardware

Acer Predator X35, Review y videoreview

Share

Volvemos a retomar el mundillo de los monitores gaming y volvemos a cambiar de marca, ya que hoy vamos a ofreceros uno de los monitores más bestias de Acer, el Acer Predator X35, un monitor curvo de 35 pulgadas con unas prestaciones simplemente brutales para que exprimas al máximo tu equipo gaming de gama alta.

Videoreview

Sabemos que, si siguiéramos el orden habitual de las reviews de este tipo de productos deberíamos mostraros el unboxing del Acer Predator X35 pero, dado que estamos ante un producto exageradamente voluminoso las dificultades técnicas (y de espacio) que conlleva la grabación del unboxing sobrepasan nuestras capacidades. No obstante, al igual que hemos hecho con otros monitores, vamos a dejaros con un vídeo en el que iremos detallando las características más reseñables del monitor así como su funcionamiento “en vivo” junto con su iluminación RGB, su OSD o menú de configuración y demás. Esperamos que os guste

El Acer Predator X35

Comencemos la review propiamente dicha por un repaso a las especificaciones técnicas del producto

Como podéis ver estamos ante un monitor monstruosamente enorme que cuenta con una pantalla de 35 pulgadas y resolución QHD ultra-wide (3440 x 1440p) con una tasa de refresco “estándar” de 180 Hz que podremos llevar hasta los 200 Hz si realizamos OC del panel a través del menú de configuración del propio monitor. Desconocemos el tipo de panel, si es VA, TN… pero sí que sabemos que cuenta con un tiempo de respuesta de 4ms, una relación de contraste de 2500:1 y un brillo de 600 nits que podremos llevar hasta los 1000 nits, así como la posibilidad de activar el modo HDR. También sabemos que cuenta con unos ángulos de visión de 178 grados tanto en horizontal como en vertical, por lo que SUPONEMOS dadas las características de ángulos de visión amplios y un tiempo de respuesta relativamente alto que estaríamos ante un panel VA pero, dado que no aparece el tipo de panel en las especificaciones ni vamos a desmontar el monitor (como para romperlo con lo asequible que es) no podemos aseverarlo.
Una vez vistas las especificaciones técnicas del monitor vamos a ir desgranando y explicando todo lo que hemos visto anteriormente para que lo entendáis. Ya hemos dicho que estamos ante un monitor curvo 4k que cuenta con un formato UltraWide (más alargado de lo normal, vaya) con una relación de aspecto de 21:9 que cuenta con una resolución de 3440 x 1440p y una curvatura de 1800R. Como bien sabréis, la curvatura del monitor tiene una relación directa con la distancia máxima de visualización del mismo, para obtener una sensación de inmersión correcta, por lo que para disfrutar al máximo de la experiencia de uso del Acer Predator X35 deberemos sentarnos a no mas de 1.8 metros del mismo.

En lo referente al brillo y la relación de contraste, así como a la posibilidad de activar el modo HDR, influye directamente en la capacidad del monitor de mostar verazmente los colores más extrapolados del espectro: el blanco y el negro. Por tanto, y teniendo en cuenta las características del Acer Predator X35, podremos disfrutar de más detalles en las zonas más oscuras y claras de nuestras imágenes apreciando así más matices y pudiendo “ver mejor en la oscuridad” y distinguir más detalles en las zonas claras para obtener una mejor experiencia tanto en videojuegos como en cine, series, etc…

En lo referente a la tasa de refresco, partimos de unos elevados 180 Hz que nos ofrecen unas secuencias más nítidas y eliminan por completo el Ghosting o desenfoque por movimiento, lo que nos permite aprovechar al máximo cada FPS de nuestra partida. Además tenemos la posibilidad de hacer OC al monitor para alcanzar los 200 Hz aunque, siendo honestos, en ese rango de resoluciones ya es harto complicado alcanzar los 180 FPS como para tener que elevar la tasa de refresco del monitor. A esto hay que añadirle, por si fuera poco, la compatibilidad con la tecnología G-Sync de Nvidia que sincronizará automáticamente la señal de vídeo proveniente de tu gráfica Nvidia con el monitor, evitando cualquier tipo de errata, ghostin o parpadeo en la imagen.

Obviamente, con todas esas especificaciones tan brutales debíamos encontrar un pequeño “pero” al panel, y es que cuenta con un tiempo de respuesta de 4ms, que podremos reducir a 2ms si activamos el OC del panel, que supone un ligerísimo delay entre lo que ocurre y lo que se visualiza. Obviamente esto no supone un pero para la gran mayoría de usuarios pero sí que puede “ser un problema” para jugadores de competitivo.

Otro aspecto que nos ha impresionado es la capacidad de adaptación “inteligente” del monitor, que comienza con una adaptación del brillo, retroiluminación o negros basándose en las lecturas tomadas por un sensor de luminosidad que hay integrado en el monitor. Pero lo mejor de todo es el sistema FALD de 512 zonas que permite la regulación independiente de la iluminación del panel en 512 zonas. Gracias a esto podemos activar el SDR Variable Blacklight que regula la iluminación de las zonas de la pantalla en la que no hay información HDR para obtener una mejor calidad de imagen y contraste.

Por último, y para acabar con el panel, el Acer Predator X35 es capaz de reproducir el 90% del espectro DCI-P3, un estándar utilizado para las proyecciones digitales de la industria cinematográfica de Hollywood y que supera holgadamente el espectro Adobe RGB, lo que nos garantiza una total fidelidad en la reproducción de colores y hace que el Acer Predator X35 no solo sea un buen monitor para jugar sino que es plenamente apto para la edición profesional de imagen y vídeo así como el diseño gráfico.

Pasando a otros aspectos “más mundanos” como la morfología, diseño y características accesorias de este Acer Predator X35, encontramos un diseño frontal con unos escasísimos marcos que aumentan la sensación de inmersión del monitor, a excepción del borde inferior, y que pudieran hacerlo apto para un setup multimonitor si no fuera por su elevado precio y tamaño. Asimismo encontramos un diseño de peana y brazo bastante robustos y con una estética claramente gaming que permiten regular el monitor en altura e inclinación. También cabe destacar que el brazo elevador cuenta con un práctico agujero que permitirá una gestión del cableado más rápida, práctica y limpia.

Si nos vamos a la trasera del monitor, encontramos una estética claramente gaming dotada de detalles en alumino y zonas retroiluminadas. Esta retroiluminación se puede configurar mediante la aplicación RGB Light Sense de Acer, pudiendo configurar distintos modos básicos hasta un sistema de iluminación que se sincroniza con lo que vemos en pantalla, al más puro estilo ambilight, o incluso con la música y el audio de los juegos.

Además, encontramos un sistema de 4 botones + un joystick que harán las funciones de encendido-apagado del monitor, gestión de acceso directo a funciones rápidas del menú y navegación por el OSD del monitor, el cual aprovechamos para decir que cuenta con una interfaz sumamente intuitiva y de fácil comprensión, ofreciendo un sistema bastante accesible e intuitivo.

En el apartado de conectividad, encontramos un puerto HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4, 3 x USB 3.0 y una conexión jack para auriculares – altavoces. A esto hay que añadirle un sistema de altavoces integrados de 4 W cada uno que cumplen a la perfección con su cometido, evitando así la adquisición de unos altavoces “para salir del paso” en el caso de que, como un servidor, utilicéis auriculares para jugar/consumir contenido multimedia y solo utilicéis los altavoces puntualmente.

Experiencia de uso y conclusiones

Cuando hablamos de productos de gamas tan altas como este Acer Predator X35 es muy difícil ponerle pegas, más allá de que no es apto para cualquier bolsillo. Pero es que, además, en este monitor en concreto creemos que la inversión está justificada ya que cuenta con unas prestaciones brutales en todos los sentidos, materiales de construcción Premium y no “deja fuera” absolutamente nada que podamos echar en faltaLa experiencia de uso del Acer Predator X35 es simplemente brutal, máxime si tienes un equipo capaz de mover juegos a esa resolución con un framerate estable y una calidad gráfica aceptable. Entendemos que para ello hace falta un equipo que se escapa del presupuesto de la gran mayoría, pero entendemos que para aquellos que se puedan permitir ese tipo de configuraciones tampoco supone tanto el desembolso que hay que realizar por este impresionante monitor.

Y ya que hablamos de precio, podéis adquirir esta auténtica preciosidad por 3300€ en Amazon.

Por todo esto, otorgamos los galardones de Diseño, Producto Premium y Producto Recomendado de Game It al Acer Predator X35.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.