Age of Wonders: Planetfall

Age of Wonders: Planetfall. Análisis Xbox One

Analizamos Age of Wonders: Planetfall, el nuevo título de estrategia 4X desarrollado por el equipo Triumph Studios y la editora Paradox Interactive.

La franquicia Age of Wonders regresa 5 años después con el lanzamiento de Age of Wonders: Planetfall, la nueva entrega de la aclamada serie de los 90 de la mano del equipo de desarrollo Triumph Studios y Paradox Interactive. El título con más ambición del estudio hasta la fecha en el que podemos ver mucho mimo hacia el mismo, manteniendo el corte de fantasía que tanto le caracterizó, pero llevándolo mucho más allá cogiendo tintes de ciencia ficción.

Creando un nuevo mundo

Age of Wonders: Planetfall pertenece al género de la estrategia 4X, para quienes aún no sepan qué significa este subgénero proviene de: eXplorar, eXpandir, eXplotar y eXterminar; en donde se cuenta la historia de la Unión Estelar, uno de los Imperios más grandes del universo que unificó los miles de mundos del espacio. Esto fue así hasta que un día llegó el denominado Colapso, desmoronando por completo el Imperio. Este desastre ha dejado, por más de cien años, una serie de facciones divididas con un único objetivo: el de reconstruir su raza a realidad de sus ojos. Las facciones de la Vanguardia, las Amazonas, la Asamblea, el Sindicato, los Dvar y la antigua raza esclava de los Kir’Ko se aliarán o se enfrentarán entre sí para crear un nuevo mundo y defender sus ideales. Cada una de estas facciones cuentan con su propia historia y arsenal, así como una ramificación completamente diferente de Investigación que debemos ir mejorando. Esta mecánica nos permitirá desbloquear una serie de mejoras tanto militares como sociales con el fin de crear una colonia unificada y potente.

En esta nueva aventura tenemos un gran número de planetas que colonizar generados aleatoriamente, donde cada uno de ellos contará a su vez con su propia narrativa en donde exploramos un basto mundo repleto de vida. En Age of Wonders: Planetfall todo está creado para que parezca que estamos jugando una partida de ajedrez en donde cada segundo y movimiento cuentan, no solo en los combates que adquieren una jugabilidad más directa sino también fuera de ellos, es decir, en el propio planeta. En la superficie debemos estar atentos a las amenazas que pueden aparecer en cualquier momento, ya que a parte de nosotros también encontraremos vida del propio sistema con los que podemos crear una alianza o simplemente enfrentarnos a ellas para controlar sus territorios. El control de territorio juega una pieza clave en esta ocasión, ya que nuestro objetivo consiste en apoderarnos de las diferentes balizas para la creación de infraestructuras y aumentar nuestros recursos para prosperar. Aquí es donde Triumph empieza a sacar pecho mostrando lo abrumador que es su título en cuanto a contenido.

Los recursos nos ayudarán a que nuestra colonia prospere en este nuevo mundo. Destacando la energía, elemento importante para el desarrollo de la partida y moneda de cambio del juego que nos permite crear nuestro ejército. Tenemos varias opciones para conseguir estos recursos a través de la construcción de estructuras que nos generen dicho combustible o explorando el planeta, o bien combatiendo contra ciertas unidades. Otro detalle muy importante al que debemos prestar atención es la moralidad de nuestra colonia, si esta es demasiado baja acabarán por oponerse y hacedme caso, en el mundo tan basto que nos rodea en Planetfall tener más problemas de los que ya vamos a tener nos pondrá la partida en un jaque mate.

Durante nuestro turno podemos hacer lo que más nos parezca oportuno: bien sea gestionar la creación de tropas, mover nuestros personajes por la zona, adentrarnos en algún combate o simplemente explorar otras zonas en busca de supervivientes, recursos o incluso colonias del planeta. Todo esto conlleva cierto número de turnos consumidos, por ejemplo, en el desbloqueo de un módulo de investigación este se completará en los turnos señalados, ocurre lo mismo con la construcción y creación de soldados. Cuanto mayor sea nuestro ejército más fuerte será nuestro poder de combate permitiéndonos ganar más batallas y poder controlar más zonas del territorio. Podemos mover a nuestro gusto cualquier tropa, bien sea el más insignificante de los soldados hasta los comandantes. Como buen RTS que es, Planetfall permite unificar estos pelotones para aumentar el poder de unidad. De esta manera y junto a un comandante, el pelotón aumenta su fuerza en batalla.

El segundo elemento más interesante del juego es el combate. Muchos conoceréis la saga XCOM que nos brindó a los amantes del género con uno de los sistemas de pelea más dinámicos del mercado, ofreciendo al propio jugador un vasto abanico de elecciones en tiempo real con sus diferentes consecuencias en el campo de batalla. Planetfall bebe mucho de XCOM en este aspecto, aunque también es capaz de llevar este estilo a su propio terreno con pequeñas mejoras como las habilidades de comandantes. Pero en terreno llano, tenemos una gran similitud encontrando animaciones muy bien ejecutadas y vistosas a la vista con un buen repertorio de movimientos para hacer de los combates algo más que mover al ejército por la cuadrícula. Y como es costumbre ya, también debemos prestar mucha atención por la zona en la que nos movemos, el porcentaje de acierto y de daño que hacemos al enemigo así como de las coberturas que podemos utilizar, o los elementos que encontramos como explosiones. En el sistema de combate de Age of Wonders: Planetfall todo cuenta y tenerlo todo bien estudiado nos facilitará las cosas. Aunque en esta ocasión perder tripulación no llega a ser tan «personal» como en XCOM, sí es importante a tener en cuenta ya que perdemos poder de Unidad.

Respecto a los apartados técnicos de Planetfall debo decir que Triumph Studios ha conseguido un gran nivel de detalle teniendo en cuenta el mercado al que va dirigido. La función de texturas es realmente alta con grandes definiciones de visualización, tanto en el modo planeta cuando exploramos como dentro de los combates. En todo momento se mantiene la cámara cenital para dar un mayor rango de visualización y órdenes teniendo todo más controlado. En cuanto al sonido tenemos una entrega muy rica en efectos en donde prácticamente todo está sonorizado cuidadosamente: explosiones, movimientos, armas, habilidades… una verdadera delicia que hace que las horas se pasen más rápidas.

Conclusión Age of Wonders: Planetfall

Triumph Studios nos trae un título 4X la mar de completo, entretenido y divertido por partes iguales. Su gigantesco contenido nos mantendrá durante horas pegados delante de la pantalla construyendo el Imperio más poderoso de la galaxia. Age of Wonders: Planetfall es sin duda el título a seguir en el género, toma inspiraciones de otros juegos del mercado los lleva a su terreno y mejora la fórmula con creces. El estilo estratégico en creación y desarrollo junto a la jugabilidad por turnos basada en XCOM, son dos grandes aciertos que lo convierten en la entrega actual a superar. Una delicia para los más experimentados y exigentes amantes del 4X.

Política notas Game It

Age of Wonders: Planetfall
9
Age of Wonders: Planetfall
The Good
  • Contenido abrumador con muchas horas de juego.
  • Perfecto uso del 4X y combates por turnos.
  • Extensa personalización de héroes.
The Bad
  • Demasiada información a retener en las primeras horas de juego.
  • La campaña puede tildarse de repetitiva.
  • IMPRESIONANTE
    9
Categorías
AnálisisMicrosoftPCPlayStation 4SonyVídeosXbox One

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:

RELACIONADO