sonicblast gs335 game it

AverMedia SonicBlast GS335. Unboxing y experiencia de uso

Probamos el subwoofer que casa a la perfección con la barra de sonido de la marca.

Si hace casi dos meses analizábamos la barra de sonido AverMedia SonicBlast GS331, el modelo básico de esta nueva aventura de la marca en el sonido más gaming, ahora toca el momento de hablaros de una de las parejas ideales para él, el subwoofer AverMedia SonicBlast GS335.

Antes de nada queremos agradecer la confianza depositada en nosotros por la marca para poder traeros su análisis.

Características técnicas

Como es habitual dejamos que sea la propia marca la que nos hable sobre las especificaciones de su dispositivo.

sonicblast gs335 game it

A la vista queda, y nunca mejor dicho, que no estamos ante un pequeño dispositivo y es que las dimensiones del SonicBlast GS335 son bastante considerables, más teniendo el cuenta el rango de precio en el que nos movemos. Su potencia de salida de 70W nos promete una buena experiencia de uso, a lo que hay que añadirle un pareamento con la barra de sonido de manera inalámbrica, lo que lo convierte en un sistema cómodo, tanto de instalar como de usar.

Unboxing

Ya desde el primer momento vemos que AverMedia sigue fiel a su estilo y no ha querido escatimar gastos en nada, empezando por el embalaje del SonicBlast GS335. El subwoofer nos llega en una caja donde predomina el color negro tanto por su frontal como por la parte trasera, dejando el lateral para mostrarnos sus principales características. Así es muy sencillo ver a simple vista qué es lo que tenemos entre manos, a la vez que con un cartón resistente sirve de primera barrera contra posibles golpes durante el transporte.

Una vez abrimos la parte superior nos encontramos con más protecciones de cartón muy gordo, al estilo de las hueveras, permitiendo que el subwoofer nos llegue en perfecto estado. A esto debemos añadirle un envoltorio plástico para que el polvo tampoco sea un problema, algo que es muy de agradecer con los dispositivos electrónicos. Con todo encima de la mesa podemos empezar a disfrutar del subwoofer, trayéndonos además distintos adaptadores para que el tipo de corriente no sea un problema.

Para mostraros más en detalle lo bueno de su embalaje, os dejamos a continuación nuestro vídeo unboxing donde, además, también hablamos un poco del subwoofer y qué podemos esperar de ella.

SonicBlast GS335

Estéticamente hablando podemos ver que el subwoofer tiene un tamaño considerable, pero a pesar de esto no va a destacar demasiado allí donde lo pongamos gracias a su diseño simple, teniendo esa forma característica de papelera, aunque mucho más estilosa. Su parte superior tiene un efecto espejo, mientras que el cuerpo es totalmente opaco, siendo el negro el color elegido para todo el conjunto. En cuanto a su estabilidad no tendremos problemas y es que la parte de abajo está compuesta con varias patas engomadas para que no se pueda mover sin querer.

Una vez tenemos todo encima de la mesa, solo deberemos conectarla a la corriente, parearla con nuestra barra (puede utilizarse la SonicBlast GS333 o la GS331, siendo este último nuestro caso) y ya estaremos listos para utilizarla. En la parte de atrás nos encontramos con lo único que podremos utilizar para modificarla en el propio subwoofer, y es que tenemos el botón de apagado/encendido, el de pareado con la barra y la rueda pare regular la potencia de subwoofer. A mayores nos gustaría recordaros que con nuestra barra tendremos un mando a distancia donde podemos configurar distintos modos de ecualización (juegos, música y cine), además de subir y bajar la potencia de los bajos.

En esta parte también encontramos la entrada para la fuente de alimentación, lo que completa todo lo necesario para poder parearlo con la barra. Para esto solo deberemos encenderlo, pulsar el botón de pareado y, durante unos segundos, el de la barra, haciendo un pequeño ruido tras unos segundos indicando ya que ya está todo listo para usarse. Cabe destacar que tenemos una distancia de hasta 8m, lo que nos permite mucha movilidad para poder instalarlo.

AverMedia ha centrado prácticamente el uso de estos nuevos equipos de sonido en el público gamer, pero os podemos asegurar que para nada debería limitarse a esto y es que hemos comprobado que se defienden a la perfección en cuanto a música y cine. Obviamente no estamos hablando de los mejores equipos para esto, pero teniendo en cuenta el rango de precio y las calidades y comodidades en los que nos movemos, el conjunto destaca y mucho.

sonicblast gs335 game it

Conclusiones y experiencias de uso

Todo aquel que conozca un poco el mundillo de las capturadoras debe conocer la fama de AverMedia y las opciones que nos ofrece. Cuando nos contaron el salto que pensaban dar hacia el sonido orientado a los videojuegos no pudimos más que aplaudir su valentía y esperar como un niño la navidad, ya que siempre nos han encantado sus estándares de calidad. Estos se han aplicado también a sus barras de sonido, al menos en cuanto a la SonicBlast GS331 que nosotros mismos hemos analizado y también en su subwoofer dedicado, el SonicBlast GS335.

El resultado es bastante interesante, aunque hemos de reconocer que no barato. Tenemos un sistema que perfectamente puede irse a los 150€, pero sumamente equilibrado y que nos hará disfrutar no solo de nuestros videojuegos favoritos, sino también del cine y la música. Con 110W totales tenemos 70W dedicados a los graves, dándonos un sonido de lo más potente, y 40W a los agudos, con una buena armonía.

Nuestra experiencia de uso con el sistema es de lo más satisfactoria, probándolo en títulos como Final Fantasy XV Windows Edition o Ni No Kuni II, pero no nos hemos limitado a esto y es que en el cine actual también ha cabida para poder disfrutar del sistema, así como en la música.

En definitiva, un sistema que puede parecernos caro en un principio para lo que estamos acostumbrados a invertir en un PC, pero que nos ha dado muy buenas sensaciones, no solamente por su facilidad de instalación y su versatilidad (nos gustaría recordaros que tendremos un mando a distancia para su configuración, lo que siempre es un lujo, así como una barra con un sistema 2.0 que nos dará una sensación muy buena en cuanto a separación de sonido), sino por sus materiales de construcción, resistentes y duraderos. Por esto y todo lo anteriormente mencionado le otorgamos al SonicBlast GS335 los galardones de producto recomendado y premium, y en general al sistema SonicBlast GS331 + GS335.

sonicblast gs335
sonicblast gs335
Categorías
Análisis HardwareHardwarePCTecnologíaUnboxingVídeosVideos Destacados

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO