Captain Tsubasa

Captain Tsubasa: Rise of New Champions. Análisis PS4

Análisis de Captain Tsubasa: Rise of New Champions, el mago del balón regresa con una nueva adaptación digna de su proeza....

Una de las series de fútbol más aclamadas de los últimos años regresa por todo lo alto con un título casi a la altura de su historia. Tamsoft junto a Bandai Namco traen de vuelta a las consolas el sueño de Tsubasa Ozora de convertirse en el mejor jugador de fútbol. Captain Tsubasa: Rise of New Champions se puede disfrutar en PC, PlayStation 4 y Nintendo Switch, un título con un enfoque más arcade del deporte estrella.

El manga empezó a publicarse allá por el año 1981 por el mangaka Yōichi Takahashi. Posteriormente se hizo una adaptación anime para TV Tokyo en 1983, convirtiéndose en una de las adaptaciones más exitosas de la época. En España, por su parte, se estrenó en el año 1990 cosechando también un gran éxito entre los espectadores. Pasando a ser una de las series más conocidas durante años. Incluso haciendo que, años después, volviera a la televisión. Durante todo este tiempo la historia original ha tenido varias adaptaciones de los diferentes arcos argumentales de la misma, siendo el más reciente un remake (espectacular, las cosas como son) de todo el paso de Tsubasa por primaria-secundaria.

Desde su estreno la licencia ha pasado por muchas adaptaciones en el sector de los videojuegos y las cosas como son, con muy poco acierto. Lo más destacado que tiene sobre sus espaldas es la versión para teléfonos móviles Captain Tsubasa: Dream Team lanzado en 2017 y activo hasta el momento. Por su parte, Captain Tsubasa: Rise of New Champions es justo ese lanzamiento que todos los seguidores de la franquicia estábamos esperando. Tiene sus peros, por su puesto, pero sin lugar a dudas estamos ante un título que recoge la esencia con un acierto envidiable.

Camino a la gloria

Como es de esperar en los videojuegos ambientados en una serie anime de culto, este adapta una parte de su historia para el contento de su fandom. La obra cuenta con varios modos de juego, en donde se puede destacar «El Viaje» encontrándonos con los dos modos campaña. En primer lugar tenemos el EPISODIO: TSUBASA donde tomamos el control de Tsubasa Ozora junto a su equipo Nankatsu. Aquí reviviremos los partidos más fieros del niño prodigio durante el campeonato de secundaria, consiguiendo una gran fidelidad respecto a su obra homónima. Además los partidos, según ciertas condiciones, se empapan de cinemáticas de historia con las que podemos ver diferentes situaciones.

Por otro lado, la segunda campaña disponible se llama EPISODIO: NUEVO HÉROE. Aquí nos olvidamos de encarnar a algún personaje conocido, aquí construimos nuestro propio camino hacia la gloria creando un jugador desde cero. Vivimos una historia completamente original y nueva en la que, junto al Capitán del equipo que escojamos, tenemos como objetivo ganar un nuevo torneo y ser escogidos para la Selección de Fútbol de Japón. Una vez lanzados al Mundial, enfrentaremos a innumerables selecciones y rivales de gran nivel como Alemania o Uruguay entre otras. Un modo de juego que mantiene la esencia en todo momento y se siente bastante orgánico en este aspecto. Aunque, en realidad, sí se está adaptando uno de los arcos de la serie original.

En EPISODIO: NUEVO HÉROE a diferencia de EPISODIO: TSUBASA también se puede mejorar al personaje creado. A parte de elegir su físico y apariencia, a medida que avanza la trama así como sus partidos, podemos aumentar sus características para convertirlo en el jugador perfecto. Estas se pueden mejorar gracias al uso de los Puntos de habilidad. También se pueden modificar otros aspectos como los movimientos: tiros, supertiros, regates, entradas entre otros elementos; así como las Habilidades bien sea la del Capitán como las comunes. En estos dos puntos cuanto más avancemos en la trama, hagamos relación con los personajes y obtengamos cartas más rápido conseguiremos técnicas.

Como experiencia El Viaje cumple perfectamente su cometido, nos deja dos campañas interesantes a la vez que emocionantes aunque con la pequeña pega de que duran poco. Para eso y para los más «hardcore» el título cuenta con vertientes multijugador con los que seguir exprimiendo la diversión. Una vez completado lo que nos ofrece por la parte individual, llegamos a los Versus y Versus Online. En caso del primero nos da la oportunidad de enfrentarnos a hasta 4 jugadores más en la misma consola en diferentes modalidades: partido único, penaltis o campeonato. Por su parte, Versus Online es donde están las principales funciones online de Captain Tsubasa: Rise of New Champions.

Aquí jugamos contra rivales de todo el mundo o incluso amigos vía internet, bien sea a través de los partidos de división o las salas de partido. Si buscamos tener un juego más serio para obtener puntos y subir de liga, entonces Partido de División se convierte en el pilar fundamental. Un lugar donde podemos poner a prueba nuestra habilidad y potencial de equipo contra otros jugadores mientras subimos ligas. En ambos modos de juego podemos utilizar equipos creados por nosotros mismos e incluso al jugador creado en EPISODIO: NUEVO HÉROE.

Hijo del Fútbol

Rise of New Champions nos presenta una jugabilidad arcade del fútbol que, en lo personal, recuerda mucho a lo que ya pudimos ver en Inazuma Eleven Strikers de Level-5. Adopta los controles básicos de lo que podríamos llamar un FIFA o PES: pases, pases al hueco, tiros, centros y entradas; además de regates. Llegados a este punto todo es más que conocido por gran parte de los jugadores, pero como es de esperar por temática, el título cuenta con otras mecánicas complementarias que hacen que la jugabilidad cambie por completo. Tamsoft consigue adaptar con gran atino las diferentes técnicas y situaciones de la serie original, aunque también se pueden encontrar algunos pequeños errores en la misma. Como pases un tanto fuera de lugar o bugs muy puntuales al realizar técnicas que impiden el movimiento del personaje. Esto último ocurre más con los porteros.

A pesar de lucir bastante simple la realidad es completamente otra, los primeros partidos son algo más difíciles hasta que nos hacemos con su control y forma de jugar. La gran mayoría de personajes cuentan con técnicas especiales en cada uno de los atributos que les permite destacar y tomar ventaja durante el partido. En caso de tener dicha habilidad en las entradas, esta se activa automáticamente al realizar la acción a nuestro contrincante. Respecto a todas las demás que podemos realizar, debemos ser nosotros quienes las activen para ser ejecutadas bien sean pases, centros, regates y sobre todo tiros. Si controlamos un jugador que cuenta con una habilidad en uno de los atributos simplemente debemos mantener pulsado el botón hasta llenar el medidor.

Si somos lo suficientemente hábiles y nos da tiempo a hacerlo, cuando soltemos dicho botón efectuará una pequeña animación realizando su técnica característica. Dotando al partido de un ritmo la mar de frenético a la par que divertido haciendo que tengamos un dinamismo único. Lo más interesante de esto es que según qué jugadores tengamos en el campo estas habilidades pueden llegar a cambiar. Por ejemplo, si contamos con Tsubasa y Misaki serán capaces de realizar su característica «pareja de oro» y pasar por todo el campo con un juego de pases impecables. O los hermanos Tachibana con su conocida «catapulta infernal» entre otras combinaciones. En este punto es cierto que Captain Tsubasa: Rise of New Champions es la mar de completo, dando mucha importancia a cada personaje tanto en solitario como en pareja.

Asimismo los tiros utilizan la misma mecánica de carga. Sin embargo los chuts se ven afectados por la energía del propio jugador, que viene señalada con una barra de color amarillo llamada espíritu. Si esta se encuentra a más de la mitad podemos ejecutar la habilidad especial de tiro y a cuanto más se cargue más potente. Pero si no se cumple este requisito el disparo saldrá a portería con poca potencia como un disparo normal y corriente. Esta estamina también se ve afectada al correr o regatear, por lo que debemos estar pendientes de cada situación a la que enfrentemos para llegar a portería. Convirtiéndose en uno de los elementos más importantes a controlar, sobre todo de cara a los regates.

Las filigranas que podemos realizar dependen según el personaje, es cierto que todos pueden hacerlas de una u otra manera. En este punto los que más destacan son aquellos jugadores más conocidos o importantes por trama. Los regates cuentan con su propio sistema, en este caso voy a explicarlo con los controles de PlayStation 4 ya que es la versión analizada. Si mantenemos R1 regateamos más rápido a costa de consumir espíritu, gracias a este movimiento podemos esquivar las entradas realizadas con CÍRCULO o R2. Como punto negativo si el rival esprinta también con R1 al igual que nosotros, este nos robará el balón.

Por otro lado, si pulsamos R2 activamos un movimiento especial de regate más fuerte. De esta forma podemos sortear aquellos jugadores que se dirijan a nosotros esprintando con R1. Pero al igual que ocurre en el caso anterior, si nos entran con CÍRCULO o R2 mientras que nosotros pulsamos R2 perderemos la pelota. Tanto los regates como las propias entradas dependen mucho de las estadísticas del usuario y como es costumbre, unos son mejores que otros en atributos. Por ejemplo, Taki es un gran regateador para llevar por la banda. A medida que los jugadores sobrepasan a otros con regates reciben bonus especiales de atributos.

En términos jugables Captain Tsubasa: Rise of New Champions es más completo de lo que aparenta y cuenta con un sistema de defensa bastante atractivo. Muchos jugadores tienen movimientos de bloqueo que pueden ser activados automáticamente si se colocan justo delante de la trayectoria del tiro. Al hacer esto el disparo pierde potencia haciendo que no llegue a portería o que nuestro portero tenga más fácil pararlo. De esta forma conseguimos que el guardameta ahorre espíritu tanto si participa o no en la jugada y esto es más importante de lo que pensáis. Ya que él va a bloquear gran parte de disparos siempre y cuando su barra de energía esté alta. A medida que esta disminuya más fácil será que encaje un gol y a diferencia de otros, solamente puede recuperar espíritu si el balón pasa la línea de meta o se llega al descanso.

Para cerrar el círculo de mejoras jugables tenemos lo llamado como Zona V. Podríamos referirnos a ella como una supertáctica de juego, que se carga cuando ganas una entrada, un regate o un duelo. Este medidor aparece en el HUB justo debajo de la información del jugador que estemos controlando en ese instante. Si la barra se llena por completo podemos activar los beneficios de la Zona V al pulsar L2, potenciando a todo el equipo durante un periodo de tiempo.

Gracias a esto todos los miembros del equipo recuperan espíritu mucho más rápido, la barra de tiro se llena también antes y según el capitán se obtienen otros efectos. Además, la Zona V puede sernos de gran ayuda de cara a parar tiros difíciles o salvar a nuestro portero cuando tenga poca energía. Si activamos esta mecánica durante el disparo del rival, nuestro portero realizará una superparada a costa de toda la energía Zona V acumulada evitando el gol.

Pura experiencia anime

Gráficamente pocas pegas se pueden poner al juego respecto a este apartado. Luce realmente bien en prácticamente todo explotando todas sus virtudes en las cinemáticas de técnicas dejándonos con juegos de cámara y unos efectos visuales espectaculares. Transmitiendo fielmente las mismas sensaciones a cuando vemos la serie de animación. Durante los partidos la calidad se mantiene con un nivel de detalle interesante en los modelados 3D, tanto de personajes como de los diferentes campos donde disputamos el partido. En cinemáticas sí he llegado a encontrar algunos problemas de carga sobre todo en sombras, haciendo que estas se vean pixeladas o poco definidas.

En términos generales, Captain Tsubasa: Rise of New Champions luce como gran parte de los títulos de corte anime a los que nos tiene tan acostumbrados Bandai Namco. Haciendo un gran uso de los efectos y partículas durante el desarrollo de las diferentes habilidades de los jugadores. Un campo gráfico funcional y que contentará a gran parte de su base de seguidores, pero que no consigue ir mucho más allá siendo muy lineal desde hace tiempo. Aun así la técnica del cel shading sigue siendo la mejor opción para representar videojuegos basados en mangas por mucho que esté explotado. Sobre todo para los seguidores más acérrimos a dicha obra general.

Respecto al sonido que envuelve el título encontramos un juego de pistas bastante interesante. Con algunas melodías más pegadizas que otras, sobre todo la del menú principal y las que vamos escuchando durante la historia. Siendo las originales del anime en gran parte aunque, a no ser que se sea muy fanático, se olvidan fácilmente. Lo mejor de esto es que podemos desbloquear todas las pistas a medida que jugamos para escucharlas siempre que queramos desde el menú principal. Por su parte, también cuenta con un gran repertorio de efectos de sonido que impregnan de más realismo todas las acciones de los partidos y dotan de personalidad cada cinemática de técnicas.

Como no podía ser de otra manera, Captain Tsubasa: Rise of New Champions cuenta con doblaje al japonés en el que han participado todos los actores originales. Si se ha seguido la última adaptación de la serie de animación en su idioma original, este pequeño detalle se convierte en el último pilar para cerrar el sello de calidad del título. Haciendo que la experiencia se cierre por completo y sea mucho más disfrutable.

Conclusión Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Captain Tsubasa: Rise of New Champions llega al mercado con un objetivo muy claro: contentar a su fandom; y sinceramente lo hace genial. El título recoge muy bien la esencia del anime, haciendo que todos aquellos que crecimos con él volvamos a disfrutar de los partidos más emocionantes de Tsubasa. Como resultado es una experiencia divertida a la par que alucinante visualmente. Pero tiene algunos frentes abiertos a mejorar como pulir más su jugabilidad y algunos bugs molestos que pueden arruinar el gameplay.

Como simulador de fútbol está muy por detrás de otros del género, lo bueno que tiene la obra es que en ningún momento se anunció como tal. Si llegas aquí buscando algo del estilo de FIFA/PES entonces estás más que equivocado. Si te consideras fan de Tsubasa Ozora y disfrutas del fútbol arcade, entonces este es tu juego.

Política sobre notas en Game It
Versión analizada: PS4.

Nota: 8

Lo mejor:

  • La jugabilidad es adictiva y divertida por partes iguales…
  • Una experiencia para el fandom fantástica.
  • Visualmente es atractivo, cogiendo muy bien la esencia de las técnicas y los duelos.
  • Las opciones de personalización de nuestro personaje y equipos.
  • El modo historia cumple, abarca dos arcos importantes de la trama.

Lo peor:

  • … aunque el sistema de control podría estar más pulido.
  • El juego sufre de algunos bugs puntuales en la jugabilidad.
  • Dificultad de la IA muy arbitraria.
  • Error en la liga online que hace que el juego se cierre si lo jugamos en español.
Categories
AnálisisNintendoNintendo SwitchPCPlayStation 4Sony

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:
One Comment
  • Nueva promoción en GAME: descuento en juegos de Bandai Namco + 1 mes de CrunchyrollGAME: descuento en juegos de Bandai Namco + Crunchyroll
    16 octubre 2020 at 17:49
    Leave a Reply

    […] Captain Tsubasa: Rise of the New Champions Edición Coleccionista (PS4, NSW) por 129,95€. […]

  • Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY